Carlos Sainz se complica la vida en el 'coitus interruptus' del GP de Gran Bretaña
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
NOVENO, CON LECLERC CUARTO

Carlos Sainz se complica la vida en el 'coitus interruptus' del GP de Gran Bretaña

Tras una magnífica jornada a la par con Charles Leclerc, Carlos Sainz tropezaba en la vuelta final de los 'clasificatorios para los clasificatorios Sprint'. El sábado no podrá ser conservador

placeholder Foto: Tras rodar igualado a Leclerc desde el comienzo de los entrenamientos, Sainz no exprimía su monoplaza como Leclerc en el Q3
Tras rodar igualado a Leclerc desde el comienzo de los entrenamientos, Sainz no exprimía su monoplaza como Leclerc en el Q3

Para Carlos Sainz, el desenlace de los ‘clasificatorios para el clasificatorio Sprint’ ofreció aromas de principio de temporada. Ferrari rindió a una vuelta magníficamente -está por ver en las ‘carreras’- pero el español tropezó en el momento decisivo y no pudo optimizar el rendimiento del SF21 a una vuelta, exprimido en esta ocasión por Charles Leclerc. El nuevo formato ofreció una trepidante sesión final, pero el tradicional festival de velocidad última en uno de los trazados más veloces del campeonato se quedó en una suerte de ‘coitus interruptus’, que tendrá su continuidad el sábado.

Sainz tuvo la velocidad siempre, menos en el momento clave. Los dos pilotos sufrieron el proceso inverso. El español voló en el Q2, pero la evolución de la sesión se le atragantó y ocurrió a la inversa en el Q3. El monegasco logró una extraordinaria vuelta final y Sainz quedó lejos de su potencial. “Nuestra clasificación parecía ir muy bien”, resumía el español al terminar la sesión, "en el Q2 fui muy rápido pero, por cualquier razón que no entiendo y sin encontrar el ‘feeling’ justo, en el Q3 fuimos más lentos. El tiempo de la segunda sesión hubiera bastado para entrar en el Top 5 o Top 6”. Pero no pudo repetirse.

Si la evolución de cada monoplaza varió en el último bloque o Sainz cometía un error se ignoraba al terminar, pero de sus palabras se deducía más lo primero que lo segundo. En la clasificatoria Sprint Carlos Sainz saldrá fuera de la posición real del SF21, al menos a una vuelta. A diferencia de otros, incluído su compañero, Carlos Sainz no podrá mostrarse conservador.

Leclerc lo borda

Ferrari lleva avisando de los peligros de Silverstone, pero el SF21 convierte en virtud el factor que se vuelve en contra en las tandas largas. Su capacidad para exprimir el neumático a una vuelta quedó nuevamente evidenciada en el primer asalto de un novedoso formato que ofrecía el viernes una intensa sesión. Pero en esta ocasión, sin la capacidad de preparación habitual de otros viernes. En este caso, Charles Leclerc tiró de ese instinto natural que tanto le distingue. “Me gusta tener menos tiempo a disposición para analizar datos y encontrar el ritmo. En estas condiciones es necesario poder encontrar rápidamente un buen ‘feeling’. Ciertamente, aprecié el enfoque de este fin de semana”.

También fue el caso para Sainz durante los libres y hasta el Q3. Pero quizás, como cuando descubría al SF21 en las primeras carreras, Sainz perdía ese punto de confianza respecto a Leclerc en la vuelta final que marcó las diferencias entre ambos para quedar noveno y lejos del monegasco, incluso por detrás de George Russell y los dos McLaren. Sainz es consciente de que necesita mejorar esa posición. Lo recordaba al terminar el director deportivo de Ferrari, Laurent Mekies, quien se deshacía en elogios con Leclerc. "El trabajo realizado por Charles y su equipo ha sido realmente excelente”, explicaba Laurent Mekies, director deportivo de Ferrari, “la lucha en el grupo intermedio es muy ajustada, en una pista complicada para nosotros, aunque todos pueden haber tenido dificultades debido al nuevo formato".

"Lastima para Sainz"

Una de las virtudes del nuevo formato es que limita la capacidad de análisis de los equipos. Y por las horas de su celebración, también deparaba en Silverstone una singular evolución en la pista que sorprendió a algunos, como a Max Verstappen por ejemplo, o al propio Sainz. Lo que exige una dinámica diferente para todos. Porque los equipos deben enfocar el fin de semana fuera de la rutina tradicional de cualquier otro gran premio. La habitualmente anodina tercera sesión de libres adquiere así una importancia capital. “Con el poco tiempo a disposición, este es un formato que pone a todos a prueba, lo que ha marcado la diferencia es el trabajo hecho en casa, pero es importante estar en cabeza del grupo de la clase media”. La misión de Sainz para la tarde del sábado tras el pinchazo del viernes.

“Lástima para Sainz, tenía la misma velocidad que Charles, pero por algunas décimas se encontrará en el otro extremo del grupo”, explicaba Mekies, "pero sabíamos que aquí el desafío para nosotros no sería en una sola vuelta, sino en el ritmo de carrera. Así que ahora intentaremos continuar con nuestro trabajo para afrontar la carrera Sprint y luego el gran premio del domingo de la forma correcta". El director deportivo de Ferrari dejaba en el aire una duda que posiblemente también afecte a su equipo. “El trabajo no ha terminado hoy", explica Mekies, hay mucho que hacer para optimizar las prestaciones del monoplaza y las elecciones a tomar. No puede descontarse que todos vayan a salir mañana (por la clasificatoria sprint) con el blando. Contarán mucho los libres de la mañana”. ¿Dejarán en Ferrari fuera el nuemático más blando el sábado por la tarde, y que tanto se teme? ¿Saldrán sus pilotos con medios, con el riesgo de otros rivales alrededor con blandos en una carrera corta de 100 km? Desde luego, para Carlos Sainz habrá mucho trabajo.

Carlos Sainz Charles Leclerc Ferrari Fórmula 1 - Gran Premio de Gran Bretaña
El redactor recomienda