Carlos Sainz, o cuando ganas a Charles Leclerc pero un Williams te roba la cartera
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
SENSACIÓN AGRIDULCE para el español

Carlos Sainz, o cuando ganas a Charles Leclerc pero un Williams te roba la cartera

Ferrari apostó por una estrategia en clave de carrera, y Sainz no entró en el Q3 por milésimas. Aunque batió a su compañero, la sorpresa de un Williams le dejaba en el Q2

Foto: Ferrari ha trabajado para repetir la estrategia del pasado fin de semana, priorizando la carrera por encima del sábado
Ferrari ha trabajado para repetir la estrategia del pasado fin de semana, priorizando la carrera por encima del sábado

Carlos Sainz estuvo excelente en la sesión clasificatoria, pero nadie se esperaba la estratosférica vuelta de Lando Norris y su McLaren, el verdadero objetivo de Ferrari este fin de semana. Tampoco, que se colara por delante el Williams de George Russell a igualdad de neumático. Porque el equipo italiano solo piensa en términos de carrera, una vez más.

Poco que reprochar a Sainz en la jornada clasificatoria del sábado, quien clasificó justo por delante de Charles Leclerc, y el primero que lo intentó con el neumático medio para salir con él en la carrera. El plan no salió bien por apenas seis milésimas, la distancia que le separaba con un George Russell fortísimo y sorprendente con su Williams.

Inicialmente nada que alarmarse, si no fuera porque su gran objetivo, Lando Norris se clasificó lejos y por delante de los dos Ferrari, pero además a la espalda de Max Verstappen, superando incluso a los Mercedes con los que comparte propulsor. En todo caso, en Ferrari confían que la carrera permitirá obtener un buen resultado conjunto con los dos monoplazas.

La gran sorpresa

Después de la penalización sufrida por Sebastian Vettel, Sainz avanza una posición y arrancará décimo. Una de las claves para el madrileño será la rapidez en superar a Lance Stroll y George Russel, que partirán con la desventaja de los neumáticos blandos. Pero el español advierte con cautela que tampoco serán presa fácil, especialmente el piloto del Williams: "Que tenemos buen ritmo eso es seguro, -explicaba Carlos al término de la sesión- pero, de todos modos, no olvidemos que nos ganó la semana pasada –al menos a mí, me ganó–, y el Williams no es de ningún modo un coche lento este fin de semana. Hice unas cuantas vueltas detrás de él, y me fue imposible pasarlo, así que buen trabajo por parte de George y la confirmación de que Williams no es un coche mucho más lento que el nuestro, pues aquí contar con el motor Mercedes definitivamente supone una ventaja”.

Quedará la duda sobre qué había podido hacer Sainz de haber pasado al Q3 de no ser por fatídicas seis milésimas. Pero dejar a Leclerc detrás es uno de los mejores indicativos de que no quedaban ya más gotas por exprimir en su SF21: “Casi, nos sale, -afirmaba resignado el madrileño-. Estaba claro que con la degradación no podíamos jugárnosla con el neumático blando, y teníamos que jugárnosla todo al medip. Pero qué se le va a hacer, fue en general una ‘quali’ muy buena y demostró la capacidad de reacción del equipo, mejorando un par de cosas aquí y allá, mejorando el ‘set-up’, y yo mismo he cambiado un par de cosas en la conducción respecto al fin de semana pasado”.

placeholder Sainz, en acción durante el sábado. (Reuters)
Sainz, en acción durante el sábado. (Reuters)

El dilema de la estrategia

El piloto español reconocía que haber pasado a la fase final de la Q3 habría sido “la guinda del pastel”, pero su gran preocupación es la gestión de sus neumáticos y aprovechar su teórica ventaja respecto a los coches que le preceden en el primer tercio de carrera: “El único problema quizá es que no nos quedan juegos de neumáticos medios nuevos, veremos también a ver qué pasa si el domingo bajan las temperaturas tanto como parece, pero bueno, es lo que hay, jugar con los juegos de medios y duros que nos quedan".

En la cerrada lucha que mantiene Ferrari con McLaren no parece fácil recortar distancias los británicos. Aparte de la impresionante primera línea de Norris, Daniel Ricciardo parte justo detrás de los de Maranello con Vettel un Fernando Alonso con muchas ganas de desquitarse del incidente sufrido en clasificación por ambos. Descartada la caza a Lando Norris, una de las posibilidades sería partir en carrera con los neumáticos duros y ser los últimos en parar a cambiarlos. Dado que pilotos como Russell parten también con medios, podría ser una buena opción hacer una estrategia completamente diferente al resto.

Tras los cambios de compuestos de una carrera a otra, el duro sería el equivalente al medio utilizado la semana pasada, lo que complica la carrera a una sola parada. Sin embargo, de lograrlo, esta sería la principal baza para Ferrari. En este sentido, el responsable de Pirelli Mario Isola, defendía la decisión tomada por el equipo italiano: "La decisión de traer para esta carrera el superblando fue con el animo de crear incertidumbre y creo que esto es algo que lo hemos logrado durante la clasificación. Veremos mañana que ocurre, pero seguro que el rendimiento de los distintos tipo de neumáticos jugará un rol determinante y al menos, es seguro que Ferrari podrá evitar este compuesto blando, cosa que no podrán hacer otros pilotos que les preceden",-confirmó el ingeniero italiano-.

Las primeras vueltas y la posibilidad siempre latente en la salida de contacto entre varios coches, (especialmente en la curva dos) serán por tanto claves, pues la entrada de un temprano safety-car, podría desnivelar de un plumazo todas las conjeturas de los equipos y recomenzar en cierto modo la partida, con todos los coches con estretegias similares. Se presenta una carrera asi muy abierta a pesar de esas seis milésimas que a veces te roban la cartera, a pesar de hacerlo todo bien.

Max Verstappen McLaren Charles Leclerc
El redactor recomienda