"Ha sido decepcionante": por qué Fernando Alonso necesita romper su dinámica actual
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
SIN PUNTUAR Y SUPERADO POR OCON

"Ha sido decepcionante": por qué Fernando Alonso necesita romper su dinámica actual

El GP de Mónaco estaba condenado desde la decimoséptima posición de los entrenamientos, y Alonso no pudo pasar de la decimotercera, confirmando que aún necesita tiempo para superar a Esteban Ocon

placeholder Foto: Fernando Alonso volvió a vivir un fin de semana complicado, ahora en Mónaco.
Fernando Alonso volvió a vivir un fin de semana complicado, ahora en Mónaco.

Vuelta 67 del GP de Mónaco. Alonso se echa disciplinadamente un lado para ser doblado por… Lando Norris y Sergio Pérez, que luchaban por la tercera y cuarta posición. Tiempo antes, había sido el turno de Max Verstappen y Carlos Sainz. La imagen que resumía el fin de semana monegasco de Fernando Alonso. ¿Alguien hubiera apostado por la escena hace tres meses?

“He corrido 18 años aquí, y cuando estaba bien ganábamos, y cuando estaba mal luchábamos por estar en el Q3. El piloto puede hacer la diferencia, pero milagros no”. Así hablaba el propio Alonso en su último gran premio (2018) antes de retirarse de la Fórmula 1 con McLaren. Pero en esta edición no cumplía ninguna de esas premisas. Ni luchaba por el Q3 (fue séptimo en 2018) ni tampoco marcaba diferencias este fin de semana. Monoplaza aparte, algo ha cambiado desde entonces.

“El fin de semana ha sido decepcionante en cuanto a prestaciones”. El gesto duro del español delataba que la procesión de la carrera también iba por dentro. Alonso era nuevamente superado por su compañero, ya de manera consistente. ¿Qué está fallando? Solo piloto y equipo lo saben. Pero es una tendencia que Fernando Alonso necesita romper cuanto antes, por varias razones.

placeholder Alonso terminó decimotercero desde la decimoséptima posición de salida.
Alonso terminó decimotercero desde la decimoséptima posición de salida.

Algo falla, pero ¿qué?

Alonso terminó prematuramente aquella carrera de 2018, también lanzando dardos sobre la dinámica de la prueba. “La más aburrida de la historia de la Fórmula 1”. ¿Cómo pudo vivir dentro de su casco este pasado GP de Mónaco? Salvo una agresiva primera vuelta donde ganó dos posiciones, el resto se trataba de cumplimentar el trámite de la bandera a cuadros. Solo pudo contactar al final con el grupo que perseguía a su compañero, Esteban Ocon, a pesar de parar tarde para montar el compuesto más blando. Quizá debió aburrirse más que en aquel aburridísimo 2018. Pero entonces lideraba McLaren sin discusión. “Este año, tal y como está la clase media, puedes ser séptimo o decimoquinto por una diferencia de dos décimas si no lo haces a la perfección. Tenemos que buscar la perfección cada fin de semana”. En Mónaco, tampoco con la referencia de Ocon, especialmente el sábado.

Que Alpine se diera de bruces con una inesperada pared monegasca también contribuyó al fin de semana de Fernando Alonso. El A521 mostró otro carácter al esperado en el sinuoso trazado monegasco, un paso atrás que no esperan en otro tipo de pistas. Y que también castigó más al español que a Ocon. Se hace difícil imaginar a un Alonso disfrutando dentro de su monoplaza, doblado, y sin opciones siquiera para puntuar durante 78 vueltas, por mucha pasión que sienta por dentro.

“El comienzo de la temporada no es el mejor calendario posible para un piloto que llega nuevamente”, explicaba Alonso en referencia a Imola y Portugal al terminar la prueba, recordando de nuevo su falta de sintonía con el monoplaza francés, aunque sin especificar demasiado salvo el tema de la dirección asistida. Pero Mónaco es suficientemente familiar para el español. Quizás algún día se conozcan detalles más específicos al respecto, o si el tema va más allá y se trata de su adaptación global a la Fórmula 1. Es pronto para responder a cualquiera de las dos cuestiones, porque el marco de su retorno es a dos años. Daniel Ricciardo podría dar alguna pista cuando al final del GP de Mónaco estaba conmocionado por ser doblado como “nunca antes en mi carrera”. Del español podría decirse otro tanto, pero sus respectivas posiciones públicas son muy diferentes.

Romper la tendencia

Alonso es doble campeón del mundo y protagonista de un palmarés espectacular, y así juzgado con otros parámetros por la opinión pública. "El problema es que en la Fórmula 1 hay muchos medios, muchos artículos, y desafortunadamente dos semanas entre carreras. Si Imola y Portugal hubieran ido seguidas, se hubiera hablado muchos menos", comentaba antes del GP de España, aludiendo a que tanta exposición mediática provocaba mucha 'paja' informativa. Montmeló y Mónaco no fueron mucho mejor... por ello, necesita romper la actual tendencia frente a Ocon antes de que esa misma opinión pública y los medios le adjudiquen otro marco más crítico. Sin el menor demérito para un piloto ya integrado en el equipo y con un gran rendimiento en 2021, las cuatro décimas de ventaja media el sábado y los puntos del francés desde la segunda carrera reafirman las diferencias y la dinámica en que ha entrado Alonso.

Foto: Carlos Sainz, en su primer podio con Ferrari y en el GP de Mónaco.

En los tiempos menos competitivos de Ferrari y McLaren, Alonso siempre ponía en evidencia el nivel de una montura poco eficaz y superaba a sus compañeros de equipo con facilidad. A punto de dejar Ferrari en 2014, el expiloto David Coulthard (entrevistador en Mónaco) le preguntaba:¿Cómo mantienes tu consistencia cuando el material no está a la altura de tu nivel de rendimiento?”. “Es cuestión de mantenerlo alto, intentando establecer nuevos objetivos cada fin de semana, porque el rendimiento que puedes tener es diferente, así que hace falta readaptarse y lograr lo que se supone que es el máximo”, contestaba Fernando Alonso, "y sabes, odio perder, así que esto es suficiente para mantenerme motivado, incluso si es una lucha por la sexta o séptima posición, mejor sexto que séptimo, esto es suficiente para mantenerme motivado". Repitió el mismo esquema con McLaren y Honda. Cabe imaginar qué sentiría el piloto español cuando era doblado por Lando Norris y Sergio Pérez en el GP de Mónaco. "La suerte volverá hacia nosotros, antes que después", decía a su equipo por la radio cuando por fin cayó esa aburrida bandera a cuadros.

Vuelta 67 del GP de Mónaco. Alonso se echa disciplinadamente un lado para ser doblado por… Lando Norris y Sergio Pérez, que luchaban por la tercera y cuarta posición. Tiempo antes, había sido el turno de Max Verstappen y Carlos Sainz. La imagen que resumía el fin de semana monegasco de Fernando Alonso. ¿Alguien hubiera apostado por la escena hace tres meses?

Fernando Alonso Fórmula 1 Lando Norris Ferrari Fórmula 1 - GP de Mónaco
El redactor recomienda