"Mi padre está loco": Carlos Sainz en el Extreme E, la nueva odisea de Alejandro Agag
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
5 PRUEBAS EN LUGARES AMENAZADOS DEL PLANETA

"Mi padre está loco": Carlos Sainz en el Extreme E, la nueva odisea de Alejandro Agag

El pasado fin de semana tuvo lugar en el desierto de Arabia Saudi la primera cita del Extreme E, el último y audaz proyecto de Alejandro Agag, en el que Sainz debutó con su nuevo equipo español

placeholder Foto: Carlos Sainz y Laia Sanz debutaron el pasado fin de semana en la primera prueba del Extreme E, en Arabia Saudi
Carlos Sainz y Laia Sanz debutaron el pasado fin de semana en la primera prueba del Extreme E, en Arabia Saudi

“Cuando Alejandro (Agag) presentó por primera vez la Fórmula E hace años, me reí, y estaba equivocado. Le digo a todos en mi oficina que está bien cometer errores, aprender de ellos, pero no hacerlo dos veces”. Así hablaba el pasado fin de semana Zak Brown, el máximo responsable de McLaren. Estaba presente en la primera prueba del Extreme E, en el desierto de Alula, en Arabia Saudí. Era el estreno de una nueva modalidad deportiva de vehículos eléctricos, aunque alejada de todo lo conocido hasta el momento. Brown participa en el certamen a través del equipo Andretti Racing, una de las estructuras más importantes de Estados Unidos, que también compite con BMW en la Fórmula E.

Como también Carlos Sainz incluso con su propia estructura, compartida accionarialmente su hijo Carlos, piloto de Ferrari. En el nuevo campeonato compiten Laia Sainz, Cristina Gutíerrez, el equipo de la marca Cupra, e Hispano Suiza, con otra piloto de origen español, Cristiana Giampaoli. El Confidencial habló con Carlos Sainz sobre la primera prueba y las experiencias vividas en el Extreme E.

Nombres de postín

El nuevo campeonato se celebrará en espacios naturales con especial riesgo medioambiental (El desierto de Arabia Saudí, las playas de Senegal, Patagonia, el Amazonas y Groenlandia). El vehículo es un SUV eléctrico especialmente diseñado para el certamen. Cada equipo consta de un piloto masculino y otro femenino que contribuyen en igualdad al resultado final, definido tras una serie de mangas clasificatorios y enfrentamientos eliminatorios. A todo el proyecto le envuelve un programa paralelo de actividades medioambientales dirigido por un comité de científicos para visualizar a la opinión pública los desafíos que afrontan dichos entornos ¿Tuvo Carlos Sainz la misma impresión inicial que Zak Brown? “Cuando se presentó personalmente no pensé que estaba loco, sino que era un emprendedor con fuerzas, ganas e ilusión. Después de lo que he vivido no me queda la menor duda. Había que darle el crédito, y como así ha sido, ha conseguido poner a mucha gente de acuerdo y llevar a cabo el Extreme E, que es un proyecto muy extremo. Hay que felicitarle por lo que ha conseguido”.

Junto a los Sainz, nombres ilustres: Lewis Hamilton, Nico Rosberg y Jenson Button con su propios equipos, además de pilotos de gran renombre. La unanimidad es total ante la singularidad de este proyecto. “Creo que a todos nos gustan los retos nuevos, y este ofrece muchos. Un equipo en el que participo con una parte mayoritaria, la vertiente eléctrica, la medioambiental... Personalmente me dije: "es un tren que, probablemente, o lo cojo ahora, o jamas competiré con un coche de estas características". Los retos son parte de mi vida, y este es un desafío que me apetecía acometer y formar parte de él”. Pero antes se exigía crear un equipo de la nada. “El primer desafío era el presupuesto y el patrocinio. He tenido la suerte de contar con Acciona como patrocinador principal, con Santander Private Banking, y con Power Electronics, que no la conocía, y es un pedazo de empresa en Valencia, espectacular, líder en Estados Unidos, y cuando la conocí me hizo sentirme muy orgulloso. En segundo lugar, se trata de conseguir que las cosas funcionen bien. Contamos un buen equipo, un buen ingeniero, mecánicos y colaboradores… Pero no es fácil en un ambiente hostil como el desierto, la logística, etc… Estoy contento de cómo ha funcionado el equipo en esta primera carrera”.

Las charlas en el St Helena

Sainz destaca particularmente esa otra dimensión medioambiental paralela en el Extreme E. Para empezar, traslada todo el material a cada prueba en un barco específico, el St Helena, también plataforma para el comité de científicos que asesoran el proyecto. Una faceta que ha llamado particularmente la atención de Sainz. "Es un tema sobre el que tenía inquietud personal, que entendía, pero después de las tres charlas que tuvimos en el barco con los científicos, después de que te expliquen cosas, vas conociendo más y te vas sorprendiendo, así que estoy cada vez más contento de poder llevar ese mensaje. Ha sido un enriquecimiento personal poder entender mejor la problemática de nuestro sistema, de la famosa sostenibilidad, el calentamiento global…Lees cosas y ves documentales, pero cuando un científico te lo explica.... Tuvimos la suerte de que el científico español, el profesor Duarte, nos explicara estupendamente todo en ‘petit comité’. Fue muy interesante”.

¿Quedó preocupado Carlos Sainz por lo que le contaron? “Más que preocupado, se trata de intentar concienciar a la gente de que todos tenemos que intentar aportar. No es un tema banal, tenemos que aportar nuestro grano de arena para tratar de conservar lo que tenemos y dejar a nuestros hijos y nietos un mundo mejor, más limpio, más equilibrado, más sostenible. Con esto no hay que demonizar ni mucho menos ni el coche de combustión, los aviones, los barcos…, sino de ir poco a poco y ver las posibilidades de ir cambiando, y sobre todo compensar las misiones, el equilibrio famoso del que hablan los científicos”.

"Mi padre está loco"

A la novedad de competir con un vehículo eléctrico, se suma una piloto como compañera. Sainz alaba el trabajo de Laia Sanz, la mejor en dos ruedas de la historia y que ahora afronta una nueva etapa de su carrera. "Confío plenamente que va a ir mejorando mucho según avance el campeonato. Hay que tener en cuenta que su experiencia en coches es casi nula. Pero es una mujer con un talento indudable. Por lo demás, contento con el equipo, y orgulloso de la imagen que hemos dado". Carlos Sainz junior siguió muy de cerca el desarrollo de la primera prueba, que tiene lugar durante dos días.

“Mi padre está loco”, era el mensaje que Sainz hijo mandaba por WhatsUp en directo a Sam Bird, piloto de la Fórmula E y comentarista televisivo en el Extreme E. Sainz padre había salido a la primera manga sin reconocimiento previo por una avería mecánica, y su agresivo y espectacular pilotaje llamó la atención general. “Sí, se reía al verlo…Lo siguió muy de cerca. Fue una pena porque el último día tuvimos el coche mucho mejor de suspensiones, pero no pudimos verificarlo al quedar detrás del polvo en la semifinal (Sainz y Sanz terminaron cuartos). Preguntaba mucho sobre la estrategia, quién iba rápido, como nos íbamos a organizar en el equipo.... Estaba muy preocupado y muy pendiente, cosa que me enorgullece, me gusta, y como podía ser de otra forma…Igual que cuando corre estoy pendiente, también lo ha estado él”.

¿Qué balance provisional hace Sainz de esa suerte de locura que hacía sonreír a Zak Brown? “Todos hemos aprendido mucho, es un proyecto común en el que estamos todos, y tenemos que mantener la mente abierta. Hemos tenido problemas con el polvo, por ejemplo, la gran preocupación mía era esta, como así ha sido. Hubo problemas técnicos de juventud del coche, lo normal. Creo que ahora es momento de analizar. Todo está muy reciente, pero sí hay cosas importantes que ya sabíamos antes, como el tema del polvo. Luego en esta primera generación de coches hubo problemas de temperatura de batería, pero todo es solucionable. Ya habrá tiempo de analizar todo, las retransmisiones, la información, qué mensaje se pasa a los espectadores…Creo que el equipo de Alejandro va a analizar esta primera carrera y sacará sus conclusiones y entre lo que podamos aportar todas las partes implicadas seguro que la segunda prueba en Senegal va a mejorar. Lo importante es que las pruebas sean cada vez más dinámicas espectaculares, y la gente pueda engancharse. Pero más importante que todo esto es la parte no deportiva, el mensaje que se manda de sostenibilidad e igualdad de género, que no es menos importante que lo otro, y este ha sido muy potente”.

Carlos Sainz Zak Brown Fórmula 1 Alejandro Agag Laia Sanz
El redactor recomienda