"Nos han querido igualar". A pesar de ganar, a Mercedes le han quebrado el ala en 2021
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL EQUIPO ALEMAN HA PERDIDO SU VENTAJA

"Nos han querido igualar". A pesar de ganar, a Mercedes le han quebrado el ala en 2021

Red Bull perdió la victoria frente a Mercedes, que ya no cuenta con la ventaja del pasado año. Una serie de factores anticipan que esta podría ser la tónica del presente campeonato

placeholder Foto: Hamilton y Mercedes lograron una victoria que parecía en manos de Red Bull durante todo el fin de semana
Hamilton y Mercedes lograron una victoria que parecía en manos de Red Bull durante todo el fin de semana

“No es ningún secreto que los cambios, por supuesto, se han hecho para igualarnos de nuevo. Ya el año pasado se hicieron con el motor para lo mismo”. Lewis Hamilton adoptaba un tono victimista en el pasado GP de Baréin para justificar el titubeante inicio de Mercedes. Cierto o no, el equipo alemán echa a volar en 2021 con el ala quebrada, afirmación que podría antojarse excesiva para el ganador de la primera carrera de 2021. Pero su dominio de la pasada temporada ha sido tronchado.

Pocos dudarán que el Gp de Baréin era de Red Bull, pero Mercedes ejecutó mejor sus bazas con un monoplaza ligeramente más lento. El primer asalto de 2021 anticipa una un campeonato caliente y Mercedes no sacará la manita en Shakir para marcharse en solitario hacia un nuevo título como el pasado año. No al menos por ahora, y frente a Red Bull y Marx Verstappen.

placeholder Red Bull ha confirmado que cuenta con un monoplaza para luchar por el título en 2021, aunque hacen falta más circuitos para confirmarlo
Red Bull ha confirmado que cuenta con un monoplaza para luchar por el título en 2021, aunque hacen falta más circuitos para confirmarlo

En la línea de flotación

El rendimiento de un monoplaza oscila según el tipo de trazado y condiciones ambientales. Un tipo de curvas se atragantan, y en otras se moverá como un tiro. El viento se enreda más en determinados diseños y la temperatura hace sudar a unos y paraliza a otros. De tal volubilidad, la necesidad de más circuitos para tensar el potencial de cada coche. Pero el W12 de Mercedes parece haber recibido un torpedo en su línea de flotación que habría neutralizado la brutal ventaja que disfrutaba en 2020. “Tenemos una nueva pequeña diva” reconocía Toto Wolff recordando al W8, el monoplaza que tantos quebraderos de cabeza proporcionó a Mercedes en 2017. Entonces, también derrotaron a Ferrari, pero sudando. La ‘diva’ de 2021 tendrá más complicado desprenderse de sus caprichos…

“Incluso aunque parezca que es la continuación del coche del año pasado, quizás hemos sufrido más con el cambio del reglamento que los coches con el ‘rake’ más elevado, un concepto que Red Bull ha seguido desde hace muchos años. Así que será más difícil para nosotros recuperar parte de la carga perdida”. Toto Wolff rubricaba las sensaciones transmitidas por el W12 durante la pretemporada y el GP de Baréin. El monoplaza alemán sufre problemas de comportamiento visibles desde el exterior, pero que el propio Lewis Hamilton no quiso ampliar tras los entrenamientos: “Sufrimos, pero no quiero dar detalles de por qué…”

Una visión lateral de los Mercedes y Red Bull de los últimos años ofrece una característica distintiva: la diferencia del ángulo respecto al suelo de la parte trasera de cada monoplaza. Responden a dos concepciones aerodinámicas diferentes para gestionar los flujos de aire desde el frontal al difusor trasero en la generación de carga aerodinámica. El cambio en la dimensión del fondo plano y el difusor trasero introducidos en 2021 han desequilibrado en mayor medida al W12 que al RB16.

Perder un segundo

Otro dato en contra es el similar impacto para Aston Martin, con un monoplaza calcado al alemán desde el pasado año. Otman Szafanauer no ocultaba en Shakir su frustración. “Cuando competimos aquì hace cuatro meses, íbamos camino del podio cuando se paró el motor de Checo. No estamos ni siquiera cerca del rendimiento de entonces”, explicaba el responsable del equipo tras los entrenamientos oficiales, "la caída directa de rendimiento se debe al nuevo reglamento aerodinámico. Si comparas los tiempos en los clasificatorios, parece que los monoplazas con elevado ‘rake’ han ganado un segundo respecto a los de bajo ‘rake’. Así que Mercedes y nosotros somos los más afectados”. Apuntaba una pista para comprender el desafío de Mercedes. “No se puede cambiar la filosofía aerodinámica hacia un rake más alto aunque quisiéramos, ni tampoco Mercedes, porque la suspensión en el monoplaza de este año ya está homologada”.

Simplificando, para Mercedes y Aston Martin resulta imposible amortiguar el impacto del nuevo reglamento ‘elevando’ la parte trasera de sus monopolazas. Tan solo dos milímetros alterarían notablemente el ángulo de ataque del frontal y el funcionamiento de cada una de las superficies aerodinámicas del monoplaza, además de requerir la modificación de las geometrías de las suspensiones, algo imposible en 202o. Ambos equipos cuentan con un menor margen de maniobra frente a sus rivales. De su capacidad de respuesta dependerá el desarrollo del actual campeonato frente a Red Bull.

Habrá 'leña' en 2021

“Durante muchos años nos hemos basado en la velocidad en recta (como ventaja), curvas de alta velocidad o en enlaces de curva a curva. Pero aquí (en Shakir) no les sacábamos tiempos en ninguna de ellas”, explicaba el responsable de ingeniería de Mercedes, Andrew Shovlin en los análisis comparativos con el Red Bull. “Había algunas donde nos sacaban muchísimo tiempo en los entrenamientos, como las de alta velocidad 9/10, donde eran muy fuertes. Y esto es lo importante. En los entrenamientos igualamos sus tiempos en nuestras mejores curvas, y ellos son rápidos en las restantes. Así que necesitamos un coche más rápido. Tan sencillo como esto. Hemos tenido dos años duros en las últimas temporadas, y esto no es nuevo para nosotros. Dos equipos parecen muy igualados por ahora. Va a ser un año duro”. Ojalá.

Pero Shakir es una pista singular y diferente al resto. Por su asfalto abrasivo, tipo de curvas que exigen tracción, y condiciones ambientales. Hasta ahora todos los monoplazas se han medido en una sola pista y sin otras referencias. Imola y Portimao, los dos siguientes trazados, ofrecen muy diferentes desafíos para la personalidad de cada monoplaza. Así que hasta entonces conviene mantenerse en apnea de pronósticos. Y el objetivo prioritario este año es concentrar recursos técnicos y humanos en 2022. De aquí que la foto de las tres primeras carreras sea extensiva al resto del campeonato. Desde 2014, Mercedes solo ha perdido en 2017 y 2018 en la primera carrera. Red Bull se dejó arrebatar el pasado GP de Baréin. Si los antecedentes sirvieran como referencia, habrá ‘leña`en 2021

Lewis Hamilton Toto Wolff Aston Martin Ferrari Gran Premio de Bahrein
El redactor recomienda