El inusual fiasco de Mercedes para empezar ¿Simple tropezón, o un golpe de morros?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
TROMPOS Y MENOR RITMO FRENTE A Red Bull

El inusual fiasco de Mercedes para empezar ¿Simple tropezón, o un golpe de morros?

La falta de competitividad y los problemas de Mercedes con el W12 sorprendieron de contar en 2020 con su mejor monoplaza de la era híbrida. Pocos dudan que se recuperará del golpe

placeholder Foto: Para Lewis Hamilton, la de 2021 fue la peor pretemporada desde en la era híbrida
Para Lewis Hamilton, la de 2021 fue la peor pretemporada desde en la era híbrida

Lewis Hamilton haciendo no un trompo, sino dos en días sucesivos. Provocando incluso una bandera roja. Con latigazos constantes de su nuevo W12. No se veían imágenes así en todo 2020. Recordaban las de Max Verstappen un año antes en Montmeló, con un Red Bull que se encabritaba de atrás sin el menor aviso. Así sufrió el equipo austríaco durante buena parte de la temporada, luego siempre en la distancia respecto al equipo alemán. Las tornas parecen haber cambiado.

Mercedes afronta una de las peores pretemporadas -si no la peor- desde 2014. El equipo alemán se aproxima a un nuevo un campeonato con flancos vulnerables. El sueño de los aficionados y, por supuesto, de Max Verstappen, Honda y Red Bull. Que lo visto en Shakir convierta 2021 en un campo minado para Mercedes es un tanto prematuro ante su dominio acorazado estos últimos siete años. Sin embargo, quizás el W12 ha recibido un torpedo en su línea de flotación que neutralice su ventaja sobre Red Bull. No se trata de marear la perdiz, el famoso ‘sandbagging’ del argot carrerista. Son genuinos problemas de alcance aún por constatar. Pero quizás permita un campeonato a navajazo límpio entre Mercedes y Red Bull, como sin duda será el caso entre Aston Martin, McLaren, Alpine y Ferrari. Para relamerse.

Los 'latigazos' del W12

“El coche es bastante ‘snappy’ (propenso al latigazo) y no perdona” explicaba Valtteri Bottas para definir la rebeldía del nuevo W12. Solo los equipos cuentan con capacidad de captación y procesado de la información de sus rivales para dibujar el boceto de la pretemporada. El resto se mueve por datos desperdigados y olfato. Pero en Mercedes coincidieron las imágenes con las sensaciones de sus pilotos y cualquier observador. De cuándo hacía Hamilton un trompo calentando neumáticos antes de lanzarse a vueltas más rápidas....

Temperaturas, viento, tipo de neumáticos…El comportamiento de un monoplaza depende de numerosos factores. Y algunos de ellos acentuaron las carencias del W12 en Shakir. Pero como Bottas apuntaba y Hamilton confirmaba, la zona trasera del monoplaza no respondía. Precisamente, el área de impacto de los cambios en 2021 para reducir carga aerodinámica. Surge así la duda acerca del acierto o no en la respuesta de los ingenieros de Mercedes, quizás hayan alterado esa receta perfecta que fue el W11, posiblemente el monoplaza alemán más equilibrado y competitivo desde 2014. No sería la primera vez que ocurre.

En 2019, con Red Bull y Ferrari

Mercedes ocultó celosamente el nuevo diseño del fondo plano, sistema de frenos y difusor en respuesta a los recortes aerodinámicos que reducían la carga vertical en un 10 por ciento aproximadamente. Como sus rivales, por supuesto. Cuando el viernes pasado se desvelaba el sofisticado trabajo de Mercedes causó expectación por su sofisticación y complejidad. Pero pronto las cabriolas de Hamilton y Bottas ilustraron que esa letanía de la falta de correlación en pista y herramientas de simulación también aplica a los más fuertes.

¿No responde el W12 con su actual funcionamiento aerodinámico a la tracción en curva? ¿No genera temperatura en los neumáticos? ¿Crea su nuevo diseño distorsiones de flujos en el concepto y filosofía del W11? En definitiva ¿Afectará el nuevo reglamento en mayor medida que a los rivales a ese esquema perfecto que era el monoplaza de 2020? En 2019 también se introdujo un cambio en determinados aspectos aerodinámicos para mejorar la capacidad de los monoplazas de seguirse a unos a otros. Cambios de menor calado aerodinámico (altura de paneles laterales y elementos por debajo del alerón frontal) que los de 2021 pero que resultaron más disruptivos para la concepción aerodinámica de Red Bull y Ferrari (con un rake más elevado y menor distancia entre ejes) que para Mercedes.

Ferrari luchó por el título en 2018 de tú a tu conel equipo alemán, aunque algunos errores clave de Vettel frustraron el potencial de uno de los mejores monoplazas -si no el mejor- de Ferrari en esta década. Luego se supo, el equipo italiano suplió el impacto que supuso el mayor ‘drag’ de su diseño global con una potencia extra que se consideró irregular por parte de la FIA. En 2020, Ferrari se despeñó en el abismo del que pretende salir esta temporada. Los primeros indicios podrían sugerir que, al menos en la pretemporada, podría haber sucedido otro tanto con el W12 de Mercedes.

"No tan rápidos como Red Bull"

“Ha sido un auténtico desafío, ha requerido un pensamiento nuevo y fresco porque las geometrías impuestas por el reglamento son únicas, y no es algo que hayamos visto antes en el pasado”, explicaba el responsable técnico de McLaren, James Key, en referencia al nuevo reglamento, cuyo impacto, reconocía James Allison, “podría haber llevado a Mercedes al último puesto de la parrilla” como expresa gráfica del alcance de los cambios en el caso teórico de que los demás equipos no los hubieran incorporado. De más larga plataforma, un rake (distancia del tren trasero al suelo) más bajo y concepción aerodinámica diferente a casi toda la parrilla, (salvo Aston Martin), podría suceder que, o bien se trate de una falta de puesta a punto inicial (como ocurrió en 2019 en Montmeló con el W10), o que la reducción de carga aerodinámica impuesta por la FIA haya ‘descuadrado’ el concepto aerodinámico de Mercedes, producto de años de evolución y refinamiento que ahora se ha visto tocado en su línea de flotación.

Pronto se conocerá la respuesta. De momento, la peor pretemporada en Mercedes, y con el menor margen de maniobra ante la primera carrera, en dos semanas. “Hemos tenido problemas en años recientes con el ritmo de invierno, pero logramos hacer buenos progresos antes de la primera carrera, pero se nos corta el margen ahora” reconoce el responsable de ingeniería en pista del equipo alemán, Andrew Shovlin. “Hemos hecho progresos con el equilibrio del coche con mayor carga de combustible, pero con los datos que hemos recogido en los próximos días sobre el ritmo de carrera, no somos tan rápidos como Red Bull”. No hacían falta potentes sistemas de procesamiento ni algoritmos para que cualquier aficionado hubiera llegado a las mismas conclusiones. Estos días, en Brackley las luces estarán encendidas las 24 horas del día.

“El Red Bull es un animal diferente”, reconocía un frustrado Lewis Hamilton en Shakir. El equipo austríaco ha progesado respecto a 2020 mientras que Mercedes ha retrocedido dos pasos atrás. Si los recupera en el próximo Gp de Bahrein, en las primeras carreras, o el W12 ha nacido tocado del ala será, en definitiva, uno de los grandes alicientes del próximo campeonato. Porque, por detrás, estarán absolutamente a palo limpio, carrera sí, carrera también.

Lewis Hamilton Fórmula 1 Ferrari James Allison Max Verstappen Valtteri Bottas
El redactor recomienda