La F1 y el arcoíris: ¿intentan mejorar el mundo o solo vender que lo hacen?
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
F1 y FE ANTE LAS NUEVAS TENDENCIAS SOCIALES

La F1 y el arcoíris: ¿intentan mejorar el mundo o solo vender que lo hacen?

La Fórmula 1 y la Fórmula E han entrado de lleno en la creciente tendencia de la responsabilidad social corporativa, un terreno delicado que en 2020 se fue de las manos

placeholder Foto: La Fórmula 1 trabajará en tres pilares fundamentales para impulsar políticas de concienciación social (EFE)
La Fórmula 1 trabajará en tres pilares fundamentales para impulsar políticas de concienciación social (EFE)

“Veo a aquellos de vosotros que permanecéis callados, algunos las estrellas más grandes, pero os mantenéis el silencio en medio de la injusticia. Ni una señal de mi sector que, por supuesto, es un deporte dominado por los blancos. Soy el único de color aquí, pero soy el único que se levanta solo”. Todo empezó con un mensaje en redes sociales de Lewis Hamilton, en el que reprochaba a sus colegas no mostrar suficiente empatía hacia los altercados sociales en Estados Unidos. El británico abrió las compuertas para romper esa cultura impuesta por Bernie Ecclestone durante décadas, la asepsia de la Fórmula 1 ante la política, la religión o los debates sociales. La pandemia del coronavirus acabó de insuflar combustible a la Fórmula 1 y la Fórmula E, obligadas a entrar en terrenos ajenos hasta ahora a su esfera

Tanto la Fórmula 1 como la Fórmula E desarrollan desde 2020 reivindicaciones sociales en paralelo con la actividad deportiva, alejándose de aquella interesada y, para algunos, necesaria asepsia del pasado. Iniciativa para mejorar la sociedad aprovechando su impacto global, marketing del `buenismo' y lo políticamente correcto, o forzado 'aggionamiento' ante los desafíos medioambientales y sociales del presente y el futuro, hagan juego señores.

placeholder Para muchos, incluída la Fórmula 1, Lewis Hamilton cruzó una línea en el pasado GP de la Toscana
Para muchos, incluída la Fórmula 1, Lewis Hamilton cruzó una línea en el pasado GP de la Toscana

El "New Deal" de las carreras

Cuando Hamilton subió al podio del GP de la Toscana con aquella camiseta que rezaba “Arrestad a los policías que mataron a Breona Taylor”, los responsables de la Fórmula 1 comprendieron que el tema se iba de madre. Tras sujetar al británico, ahora se anuncia que en 2021 se mantiene el programa WeRaceAsOne (La Fórmula E tiene el suyo, como veremos luego) para canalizar los aires de concienciación social que irrumpieron en una temporada especial, simbolizados por los pilotos de pie y de rodillas y Hamilton desmarcándose con sus personales camisetas del “Black Lives Matter”.

Consciente de la invasión de lo social y de integrar un deporte contradictorio en su naturaleza con nuevos valores ´trendy' , el presidente de la FIA, Jean Todt impulsó en junio pasado el programa ‘PurposeDriven Movement’ , como plataforma para el resto de campeonatos. Una suerte de “New Deal” de las carreras, en sus propias palabras. Básicamente, Todt pretende integrar la competición automovilística con las nuevas tendencias y desafíos sociales. Como el de un futuro sostenible de la Fórmula 1 a través de la reducción de costes y las nuevas aportaciones tecnológicas, ademas de su contribución hacia la sociedad, “cubriendo todos los sectores desde la salud, seguridad, economía, medio ambiente, educación, inclusión y diversidad”, con una afán de permanencia en el tiempo, y no solo campañas puntuales sobre determinadas causas. Este 2021 lo confirmará.

placeholder No todos los pilotos mantuvieron la misma postura ante la campaña contra el racismo de la F1. Este año se ampliarán las causas en la parrilla
No todos los pilotos mantuvieron la misma postura ante la campaña contra el racismo de la F1. Este año se ampliarán las causas en la parrilla

Adiós a una burbuja de décadas

FOM ha anunciado el miércoles que la Fórmula 1 seguirá desarrollando ese marco institucional tras la labor iniciada en 2020. De momento, anunciaba que eliminará el arcoíris que simbolizaba el programa, redefiniendo el 'WeRaceasOne' puesto en marcha en el pasado Gran Premio de Austria, para que equipos y pilotos homenajearan públicamente a los implicados globalmente en la lucha contra el coronavirus, aprovechando para incluir en el mismo tren al racismo y la desigualdad. “Volvemos con la determinación de afrontar los mayores problemas que tenemos como deporte, pero también en la sociedad”, rezaba la declaración de intenciones. Se recordaba la agenda 2030 para alcanzar las cero emisiones de carbono en 2030, con la defensa de la diversidad y la inclusividad como principios genéricos en el mismo barco. La Fórmula 1 abandonaba así su burbuja de décadas.

Desaparecerá el arcoiris con los colores de los diez equipos, pero FOM reorganiza su involucración social bajo los pilares “Environment, Social and Corporate Governance strategy”, que guiarán sus iniciativas en los próximos años, que también se escenificarán antes de cada gran premio, pero abriendo el abanico de temas respecto a la pasada temporada "que se discutirán con los pilotos y equipos antes de que comience la temporada”. Desde el punto de vista ambiental, la Fórmula 1 hará hicapié en los nuevos motores híbridos y en los nuevos combustibles sintéticos en marcha, una revolución para algunos. Igualmente, en la reducción de plástico en el paddock y de economización de carga en el transporte, incrementando las operaciones en remoto durante los fines de semana para contribuir también a ese objetivo. Como explicaba Stefano Domenicali, el nuevo CEO de FOM, también se apoyarán las becas y ofertas de oportunidades a estudiantes de ingeniería de procedencias desfavorecidas. Y en 2021 se incorpora al calendario de la Fórmula 1 las Women Series, campeonato de monoplazas exclusivamente femenino.

placeholder La Fórmula E nación con una vocación medioambiental muy potente, y también está incorporando la atención a causas y valores sociales
La Fórmula E nación con una vocación medioambiental muy potente, y también está incorporando la atención a causas y valores sociales

También la Fórmula E

La Fórmula E también cogía vuelo la crecente tendencia empresarial hacia la responsabilidad corporativa y la contribución social. Ciertamente, en su propia génesis yacen valores intrínsecos como la lucha contra el cambio climático y la sostenibilidad medioambiental. Pero la pandemia -afectó antes a la FE- y la dinámica vivida en la Fórmula 1 ampliaron el interés social para sus responsables. La llegada de Jaime Reigle a la dirección de la Formula E aceleraba sustancialmente el impulso. Con experiencia en la vertiente comercial del Manchester United y en la NFL americana con Los Angeles Rams, tiene como objetivo rentabilizar la Fórmula E y “hacer caja” para sus accionistas tras años de grandes inversiones. Para ello es imprescindible subirse a la nueva ola de valores, y Reigle ha transformado la política de comunicación del campeonato, asumiendo plenamente la bandera de lo social.

Con un mensaje similar al de la Fórmula 1, el envoltorio es diferente. “La Fórmula E es única, en el sentido de que fue fundada con este principio clave de hacer del mundo un sitio mejor, afrontando el cambio climático con los coches eléctricos. Pero el mundo está afrontando un enorme número de desafíos”, explicaba Reigle en una entrevista a poco de tomar cargo de su puesto como nuevo CEO, "covid, justicia racial, justicia social…2020 fue un punto de inflexión para un deporte donde existen expectativas por parte de nuestros aficionados para que nuestra plataforma llame la atención sobre algunas de las desigualdades del mundo”. Así, el concepto 'Positively Charged' (‘Cargado Positivamente’) canaliza el equivalente del ‘WeRaceasOne’ de la Fórmula 1, también al rebufo del llamamiento de la FIA y Jean Todt.

Poco importa si se trata antes el huevo o la gallina, del marketing social buenista o de una genuina contribución corporativa, de la proactividad o la reactividad ante las nuevas tendencias sociales. El mundo de las carreras ya no será igual. Mejor o peor, dependerá a quien se pregunte. Bernie Ecclestone lo tendría claro. Quizás por ello fue desplazado de la Fórmula 1.

Fórmula E Fórmula 1 Bernie Ecclestone Lewis Hamilton
El redactor recomienda