sainz entraba en el Q3 de forma inesperada

Los 'caprichos' de un McLaren que te sube al podio y una semana después te vuelve loco

El español sacó partido 'in extremis' de un inesperádamente 'revoltoso' MCL35, menos competitivo de lo esperado en Mugello por alguno de sus 'caprichos' como coche de carreras

Foto: Sainz logró entrar en el Q3 -noveno- cuando nada apuntaba a ello tras las sesiones libres. (EFE)
Sainz logró entrar en el Q3 -noveno- cuando nada apuntaba a ello tras las sesiones libres. (EFE)

De afrontar una realidad inesperada el viernes, al temor de confirmar el sábado que los dos McLaren quedaran fuera del Q3 por primera vez 2020. Pero el equipo británico ofreció otro ejemplo de su habilidad para quitarse camisas de fuerza de un día para otro. Lando Norris acarició la última sesión, pero Carlos Sainz rompió in extremis el patrón del MCL35 durante todo el fin de semana con un inesperado noveno puesto. “Estoy contento con el resultado, porque hoy después de los terceros libres todo apuntaba mucho peor. Estoy contento de ver que los pilotos y el equipo no perdieron la cabeza, y con los cambios que hicieron nos permitieron una buena posición para poder luchar por puntos” resumía un aliviado Andreas Seidl al terminar la jornada.

Gracias al contraataque de última hora, los dos pilotos se han colocado en posición de arañar puntos en el Gp de Toscana. “No esperaría grandes cambios para mañana en ritmo o cambios de comportamiento, pero las carreras son carreras, y cualquier cosa puede ocurrir, como en Monza”. ¿Cómo se explica el contraste con una semana de diferencia entre aquel circuito y este de Mugello, esa "desagradable sorpresa" de la que hablaba Sainz? Nos lo cuentan ahora Carlos Sainz y Lando Norris.

"Valía la pena arriesgar"

“He probado algo diferente en la puesta a punto para la clasificación porque veía que estábamos tan atrás que valía la pena arriesgar y probar algo diferente, y ha funcionado para pasar a la Q3”. Sainz se sacaba unas décimas inesperadas en su última vuelta del segundo bloque que le llevaban al grupo final, resultado que nadie en McLaren esperaba incluso unas horas antes ante los 'caprichos' del MCL35 en Mugello. La bandera amarilla por el trompo de Ocon frustró un último intento de algunos pilotos, entre ellos el propio Sainz. “De todos modos, no creo que en la Q3 hubiese ganado mucho”. O quizás sí, porque Ocon contaba con un monoplaza más rápido para haber dejado en décima posición a Sainz.

Aunque ahora con mejores opciones para pescar puntos, Sainz no espera mayores sorpresas por lo visto en su monoplaza. “No es un secreto que este fin de semana ha sido muy difícil para nosotros como equipo, veníamos de un gran fin de semana en Monza, y la clase media obviamente siempre tiene sorpresas para ti”, explicaba Sainz, “la posición de entrenamientos es mejor de lo que esperábamos, vamos a ver si podemos aprovechar desde aquí, porque nunca se sabe en carrera. Pero si es una carrera normal, en ritmo puro, no deberíamos esperar nada diferente a lo que hemos visto durante el fin de semana".

El MCL35 es particularmente sensible al viento de cola, y en Mugello se ha visto lastrado por este y otros factores
El MCL35 es particularmente sensible al viento de cola, y en Mugello se ha visto lastrado por este y otros factores

"La F1 es difícil de entender"

El mismo viernes, antes de la primera sesión, Andreas Seidl comentaba su optimismo para esta pista, un trazado de curvas de alta velocidad en la línea de otros circuitos donde el MCL35 ha brillado. Pero la realidad trastoca las simulaciones previas, para sorpresa de los propios protagonistas, confirmando que un monoplaza a veces se antoja una suerte de ser vivo, con sus gustos, manías, debilidades y fortalezas. Como todos, el monoplaza británico tiene las suyas.

“Hay variables, básicamente, el viento y el asfalto aquí son una de las principales”, explicaba Lando Norris. Sobre todo el viento, que ha jugado su papel, es una de nuestras debilidades, ha habido bastante viento durante estos dos días, y este ha sido un de los factores de nuestros problemas. El coche ha sido muy impredecible, cambiando de vuelta a vuelta, sin saber cuál es el límite. A veces lo superabas y era muy costoso como ayer. Hay otras cosas que tenemos que ver y que ahora no sabemos y tenemos que analizar”. Norris recogía otros ejemplos para ilustrar la disparidad de rendimiento según el circuito y el monoplaza. “Red Bull estaba muy lejos de Mercedes en Monza y aquí está a tres décimas, nadie lo esperaba. La Formula 1 es muy difícil de entender. Los neumáticos trabajan de forma diferente para los equipos, y hay muchos factores desconocidos para nosotros, también quizás para otros equipos, como las características de la pista, el tipo de asfalto, los pianos…

Cuando se atraviesa el viento

Sainz fue un poco más allá para explicar por qué el MCL35 es especialmente sensible…al viento. ¿No busca la aerodinámica la ciencia de domar y aprovechar el viento? “El coche es sensible al viento, ya lo vi cuando llegué a McLaren en 2019, es muy sensible al viento de cola en las curvas, y muy bueno con el viento frontal, así que tienes las dos caras”. El español se remontaba a Monza para ilustrar ese particular rasgo de ‘temperamento’ de su coche, materializado de forma singular, porque no se trata solo de por dónde pega el viento en una curva. “Cuando entras en un rebufo, lo que tienes es viento de cola en cada curva. Es por eso que en sitios como en Monza intentábamos no seguir los rebufos de los rivales, porque generaban viento de cola en nuestro coche. Es algo que estamos investigando e intentamos mejorar y entender, por qué se producen estos efectos. Para simplificarlo, el rebufo es viento de cola para nuestro coche, y nos va mal como hemos visto aquí en Mugello en las curvas del primer y segundo sector”. Así que entenderemos por qué costó tanto alcanzar a Gasly, y por qué los McLaren necesitarán tanto espacio con el monoplaza que les precede.

Detalles tan específicos determinan la competitividad cada fin de semana, como recordaba Andreas Seidl. “La clase media es así, creo que no va a ser la última vez que veamos este tipo de rendimiento entre equipos de pista a pista. Aquí, una o dos décimas arriba o abajo cambia todo y puedes acabar quinto en los entrenamientos, o incluso decimoquinto. Sobre el papel pensábamos que iba a ser buena para nosotros antes de venir”. El viento y las ‘manías’ del MCL35. En McLaren se darán por satisfechos si salen con algunos puntos en la mochila de Mugello.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios