APOYO DE MERCEDES A LA DIVERSIDAD RACIAL

Las 'Flechas Plateadas' son ahora negras: ¿postureo o seguidismo de Hamilton?

La decisión de Daimler de apoyar el activismo social de Hamilton al redecorar sus monopolazas en negro no tiene precedentes, aunque sí diferentes perspectivas

Foto: Lewis Hamilton se ha mostrado muy activo socialmente en los movimientos antirracistas (REUTERS)
Lewis Hamilton se ha mostrado muy activo socialmente en los movimientos antirracistas (REUTERS)

¿Ha redecorado Mercedes sus monoplazas de negro y modificado el mono de sus pilotos siguiendo la estela de Lewis Hamilton? ¿Por qué la cúpula del Grupo Daimler ha decidido explorar en terrenos cuidadosamente evitados por las grandes corporaciones presentes en la Fórmula 1? ¿Seguidismo, postureo, o nueva política de compromiso social y de asimilacion con los grandes movimientos sociales por parte de una lujosa y exclusiva de firma de automóviles?

“Un compromiso para mejorar la diversidad de nuestro equipo y nuestro deporte, y una señal del compromiso del equipo de luchar contra el racismo y la discriminación en todas sus formas”, rezaba el anuncio de Mercedes al presentar la nueva librea negra de sus monoplazas para el Gran Premio de Austria. El equipo alemán no es el primero que adopta en la Fórmula 1 posiciones reivindicativas, pero no existen precedentes de subirse a la coetánea ola reivindicativa que recorre calles y ciudades en varios países ¿Arriesgada maniobra, o apuesta de seguros dividendos? ¿Cuál será el resultado de su posicionamiento?

Las famosas 'Flechas Plateadas' de Mercedes perderán su color tradicional (Mercedes AMG)
Las famosas 'Flechas Plateadas' de Mercedes perderán su color tradicional (Mercedes AMG)

Apoyo inmediato en Daimler

Patrocinadores y equipos se han mostrado tradicionalmente reacios a entrar en terrenos extradeportivos desde su presencia en la Fórmula 1. Recordemos las cláusulas contractuales de los pilotos para prevenir que determinados posicionamientos arrastren a quien paga la fiesta. Salvo que sea este quien tome la iniciativa, como ha sido el caso de Mercedes. "La junta directiva de Daimler y los patrocinadores nos apoyaron de inmediato. Las convicciones correctas no son suficientes si permanecemos en silencio. Por lo tanto, nos gustaría usar nuestra voz y nuestra plataforma para hacer campaña por el respeto y la igualdad" apuntaba Toto Wolff en un periódico austríaco para confirmar el pleno apoyo de Ola Kallenius y la junta directiva de Daimler AG a la petición de Lewis Hamilton que ha sido apoyada por el propio Wolff. ¿Habría actuado el veterano Dieter Zetsche hasta hace poco máximo responsable del grupo? ¿O se ha visto forzado Mercedes a seguir la tónica de opinión marcada por la tendencia social del momento?

"Lewis quería saber de mí qué gesto podíamos establecer como equipo. Algo que fuera más allá de dos publicaciones en Instagram", explica Wolff como génesis de la decisión. "Solo el tres por ciento de nuestra fuerza laboral pertenece a una minoría étnica, solo el doce por ciento son mujeres. Esta falta de diversidad muestra que necesitamos nuevos enfoques. Hay mucho talento que ha visto la puerta de la Fórmula 1 cerrada hasta ahora. Queremos cambiar eso”. Evidentemente, es la primera vez que un equipo se posiciona a la estela de las posturas reinvindicativas de su piloto. Pero tampoco ninguna escuadra de Fórmula 1 ha tenido uno color entre sus filas. Hamilton es el primero. Y seis veces campeón del mundo, posición que otorga una fuerza singular, al margen del color de la piel. Solo hace falta comprobar su número de seguidores en redes sociales.

Hamilton siempre recuerda que tuvo que aprender karate de niño para defenderse
Hamilton siempre recuerda que tuvo que aprender karate de niño para defenderse

Nadie tan lejos como Hamilton

Con su decisión, Mercedes sigue la estela de decenas de corporaciones en todo el mundo, decididas a ignorar sus intereses comerciales o empresariales directos con campañas que buscan caminar en paralelo con la sensibilidad social y, por ende, mejorar su percepción pública. La pandemia del coronavirus ha ofrecido numerosos ejemplos. El fabricante alemán, sin embargo, ha ido más allá al caminar en paralelo con movimientos colectivos expresados en las calles, aunque no ajenos a posiciones políticas. Indudablemente, la cúpula de Daimler habrá valorado las caras del poliedro antes de adoptar una decisión que, de momento, no ha encontrado el mismo eco en otros equipos de Fórmula 1. Red Bull, por ejemplo, marca vinculada a juventud, lo diferente, y hasta lo vitalmente radical...

¿Se trata entonces de postureo, apoyo a su gran estrella como reconoce Wolff, o algo más? Las cuentas sociales de Hamilton se antojaban recientemente las de un activista social más que las de un piloto de Fórmula 1. Ninguno ha ido tan lejos como el británico fuera de su terreno para los cánones tradicionales de la Fórmula 1. Y los responsables de Daimler no se han puesto precisamente de perfil. ¿Una marca de vehículos y público exclusivos? Quizás, al margen de la bondad intrínseca de la causa, en Mercedes han querido exprimir las ventajas que su presencia en la Fórmula 1 le ha proporcionado, pero obviando los tintes políticos que está adquiriendo el movimiento “BlackLivesMatter”, del que tan directo defensor es Lewis Hamilton. Pero antes, rebobinemos.

Benetton utilizó su equipo de Fórmula 1 como reclamo para sus llamativas campañas
Benetton utilizó su equipo de Fórmula 1 como reclamo para sus llamativas campañas

¿Deben arrodillarse los pilotos?

La decisión de Mercedes aún queda lejos de las famosas campañas en los noventa de Luciano Benetton y su fotógrafo Oliviero Tuscani. En ellas, la compañía italiana llenó el mundo de vallas publicitarias con provocativos y sofisticados mensajes de trasfondo social para superar todo tipo de barreras, incluyendo la hermandad racial. El equipo de Fórmula 1 se convirtió así en el estandarte de las campañas globales de “United Colors of Benetton”. Pero en aquellas encerraban tanto interés social como de marketing, no inspiradas por coyunturas puntuales, como las manifestaciones del movimiento antirracista actual. Más recientemente, Honda también aprovechó sus monoplazas en 2006, el “Earth Car”, que exhibían un potente mensaje medioambiental no condicionado por movimientos en las calles, aunque también sirvió como alternatival al fracaso de su equipo comercial para encontrar patrocinadores. En ambas campañas no existian connotaciones políticas adheridas a la bondad natural de la causa defendida.

Sin duda, Hamilton colocaba a Mercedes en una posición comprometida ante la deriva política del movimiento “BlackLivesMatter” en los últimos tiempos. Pero con su posicionamiento y justificaciones, los responsables de Daimler corrigen la diana a disparar, aunque sin dejar solo a su piloto. También persiguen una empatía social no frecuente en las marcas de alto posicionamiento de mercado. Mercedes ha rejuvenencido su clientela con sus gamas en la última década, y la Fórmula 1 ha contribuido decisivamente a ese objetivo. Renunciando a sus 'Flechas Plateadas', sus responsables han ido un poco más lejos para buscar esa empatía emocional que persiguen tantas empresas con cierto grado de vedetismo y postureo artificial. Ahora bien. ¿Y el resto de los equipos? ¿Deben imitar a su vez a Mercedes? ¿Deben arrodillarse sus pilotos en el Gran Premio de Austria, como algunos han discutido y sugerido? Ya lo veremos.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios