Qué hace a Carlos Sainz un piloto único en la historia tras ganar su tercer Dakar
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Tecer Dakar (una década después del primero)

Qué hace a Carlos Sainz un piloto único en la historia tras ganar su tercer Dakar

Su tercer Rally Dakar ya lo situá entre los mejores de la historia de la competición. Desde su irrupción en el Mundial de Rallies en 1987, Sainz no ha dejado de batir marcas. Su legado es impresionante

Foto: Carlos Sainz, durante una etapa de esta edición del Rally Dakar. (Reuters)
Carlos Sainz, durante una etapa de esta edición del Rally Dakar. (Reuters)

El automovilismo español está viviendo en las últimas tres décadas una etapa espectacular. Nombres como Carlos Sainz o Fernando Alonso se han hecho un hueco entre los mejores de este deporte. Son éxitos, los cosechados en rallies o velocidad, que tiempo atrás parecían fuera de nuestro alcance. Ellos han sido los grandes embajadores de unas competiciones con un público nacional muy reducido hasta su llegada. El madrileño fue el primer ídolo al volante de nuestro país. Desde su irrupción en el Campeonato del Mundo de Rallies en 1987, 'El Matador' ha ido forjando una leyenda impresionante que ahora cierra un nuevo capítulo con la conquista de su tercer Dakar.

Foto: Fernando Alonso y Marc Coma, este jueves en acción. (EFE)

En 1990 llegó la explosión. A bordo del Toyota Celica, Carlos conseguiría su primera victoria mundialista en Grecia. Aquel curso volvió a subirse a lo más alto del podio otras tres veces, lo que le sirvió para proclamarse campeón del mundo, primer gran título para el automovilismo español. Sainz acabó entonces con el dominio tradicional de pilotos nórdicos como Vatanen o Kankkunen y, dos años más tarde, repitió triunfo. Lancia, Subaru, Ford, Toyota o Citröen fueron las marcas para las que compitió antes de anunciar su retirada en 2004. Sus números: 26 victorias, 97 podios y hasta 756 veces marcó el mejor registro en tramos de carrera. Además, Carlos también entró en la historia como el piloto con mayor número de participaciones en pruebas del Mundial (196). Por detrás de él, solo 'Chus' Puras y Dani Sordo, con una victoria cada uno, lograron volver a descorchar el champán en alguna carrera del Mundial, lo que da buena cuenta de la figura del madrileño.

Carlos Sainz celebra su primer Rally Dakar en 2010. (EFE)
Carlos Sainz celebra su primer Rally Dakar en 2010. (EFE)

Fue ya en 2006 cuando Sainz decidió iniciar una nueva etapa en los rally raid y probar suerte en el Dakar, la aventura por antonomasia del motor. Carlos tardó cuatro años (2010) en ganarlo con Volkswagen. Hasta entonces solo pudo ser undécimo y noveno, cuando no abandonó. Y eso que en 2007 había sido campeón de la Copa del Mundo de Rally Raid, lo que demostró su buena adaptación a la especialidad. Con su gran triunfo en aquella edición que se celebró entre Argentina y Chile, Sainz volvió a escribir su nombre con letras doradas en nuestro deporte, pues nunca antes se había conseguido el cetro en la categoría de coches (en 2004 Nani Roma lo cosechó en motos). En 2018 volvió a levantar el 'Touareg' con Peugeot, el más veterano en hacerlo con 55 años, y ahora repite éxito con Mini (57 primaveras a la espalda).

Con esta nueva conquista, Sainz se convierte en el tercer piloto de la historia en ganar esta prestigiosa competición con tres marcas distintas tras el francés Stephane Peterhansel y el qatarí Al-Attiyah, sus dos principales rivales. Carlos, que no se cansa de batir records, también se recordará el día de mañana como el primer aventurero en ganar el Dakar en Oriente y en un terreno poco propicio para él, pues el 75% del recorrido transcurría entre dunas. Por si fuera poco, el español, con 40, ya es el tercer piloto de la historia con más victorias de etapa en esta competición tras Ari Vatanen (50) y su compañero de equipo Peterhansel (49). Precisamente, estos dos son los únicos que tiene por delante en cuanto a títulos en la categoría. Siete ostenta el francés y cuatro el finlandés, al que podría alcanzar la temporada que viene si decide participar y no pone fin a su carrera deportiva. En tierra de Reyes Magos, el madrileño vuelve a coronarse campeonísimo en la prueba más dura. Lo hace una década después de su primer logro. No hay dos sin tres.

Carlos Sainz (Padre) Stéphane Peterhansel Nasser Al-Attiyah
El redactor recomienda