la jornada de luto en el rally dakar

"¡Si fueras albañil, estos callos no te saldrían, Paulo!". El último recuerdo de Gonçalves

Este lunes ha sido una jornada de luto en motos por el fallecimiento este domingo de Paulo Gonçalves. El sanitario español Darío Rodríguez ha narrado su último encuentro que tuvo con él

Foto: La desoladora imagen con Paulo Gonçalves como protagonista. (EFE)
La desoladora imagen con Paulo Gonçalves como protagonista. (EFE)

"¡Si fueras albañil, estos callos no te saldrían, Paulo!". Paulo Gonçalves reía mientras asentía con la cabeza. Este es el último recuerdo en vida que tiene el sanitario español del Dakar, Darío Rodríguez, un veterano en lidiar con accidentes, golpes y -tristemente- también con desafortunados episodios como el de el motorista portugués. En este caso no fue en primera persona, pero sí que le toca 'curar' de otra manera: "No sabia ni que palabra dar de consuelo a Toby Price, ni que decirle al gigante australiano de ojos azules. Una montaña de tío llorando como un niño y haciéndonos lagrimas a los demás... También estuvo Svitko que parecía algo más entero, aunque seguro el dolor estaba dentro. Mi compañero del helicóptero que lo ha atendido también estaba muy tocado...", se sinceraba en sus redes sociales Darío.

"Paulo era un tío súper afable, humilde, buena gente. Un luchador, uno de los pilotos top más veteranos... sonriente siempre y carismático. Su paso por el Dakar ha dejado huella. ¡Tengo tantas imágenes de él luchando con su cuerpo menudo y gran corazón entre tantos gigantes! Aquella vez que lloraba mientras su moto ardía sin solución en Belén, 2014, o aquella caída terrible de la que se levantó raudo para coger de nuevo su moto en el Dakar 2016 y que a todos nos asombró por televisión... ¡Era amigo de todo el mundo! Muy apreciado entre todos los demás... El pasado julio lo recogí con el motor de su nueva Hero roto en las estepas de Mongolia durante el Silk Way 2019. Ese día estuvimos casi toda la jornada juntos, pudimos hablar largo y tendido y me contó lo que le había dolido haber dejado Honda, que realmente había vivido un sueño y ahora con Hero quería continuar soñando. En la etapa 2 de este rally Dakar cuando rompió motor lo estuvimos esperando hasta que llegó a nuestro punto... retrasado, resignado pero contento como siempre, porque nadie mejor que él para saber que “esto son las carreras”", relataba quien en su jornada normal (cuando no está en un rally-raid) 'pilota' ambulancias en el hospital de Ciudad Real.

Las palabras del manchego van en sintonía de las del resto de competidores que conocían a su rival. Price, en este caso, fue el primero que le vio y quien fue a socorrerle. "El accidente tuvo lugar en una pista rápida. Gas abierto a fondo. [...] Vi una moto en el suelo en la distancia. Nunca es bueno porque el área era de gran velocidad, así que llegué y vi a Paulo en el suelo -al principio no sabía quién era-. Vi que era serio, estaba en una mala posición. Intentamos hacer todo lo que pudimos. [...] Llamamos a los helicópteros e informamos a carrera tan pronto como fue posible", narraba el australiano a 'Motorsport'.

"Intentamos todo y comprobar sus constantes vitales. Desafortunadamente no había respuesta (por su parte), y tratamos de mantener la esperanza de que el elicóptero viniera pronto. Fueron los 8 minutos más largos de mi vida, seguro, me parecieron como una hora. Los chicos actuaron rápidamente... Es un día duro para el mundo del motociclismo, perdiendo a un gran amigo y gran competidor. Estoy contento de haber estado allí, es algo que me reconforta. Recuerdo cuando él se paró por mí en 2017 cuando me rompí la pierna en el Dakar. Nosotros ayudamos a meterlo en el helicóptero y me tomé otros 15--20 minutos para poder volver subirme a la moto. Mis pensamientos están con su familia, amigos y todo Portugal. Han perdido un guerrero, seguro".

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios