Espera no decepcionar al público

"Tengo unas pelotas muy grandes": Fernando Alonso y las dudas sobre su Dakar

El asturiano se autodescarta para el título y fija sus objetivos en acabar la carrera. Asegura que no se enfrentará al reto en Arabia Saudí por cuestiones de marketing, sino porque le sobra valentía

Foto: Fernando Alonso, durante la conferencia de prensa del Dakar. (Reuters)
Fernando Alonso, durante la conferencia de prensa del Dakar. (Reuters)

Tras numerosas especulaciones, Fernando Alonso al fin participará en su primera aventura en el Rally Dakar. Este domingo el asturiano se subirá por cuarta vez a su Toyota Hilux para afrontar uno de los mayores retos de su vida. Más de 7.500 kilómetros de recorrido le aguardan en un entorno inhóspito que a buen seguro deparará sorpresas. Alonso no tiene experiencia en estas lides, pero dada su doble condición de campeón de la Fórmula 1, más otras victorias fuera del 'gran circo', acapara todos los focos mediáticos. "Siempre hay unas expectativas muy grandes en cualquier cosa que hago, ya sea una carrera de karts, un rally o unas 24 horas de resistencia", comentó en la rueda de prensa de este viernes, previa a la salida. "Intentaremos pasarlo bien, que nadie se lleve una decepción. La gente entenderá que en esta disciplina hay grandes pilotos, marcas y leyendas", explicó. El español intenta rebajar toda la euforia que se respira a su alrededor.

"Hay que ser realistas, saber las limitaciones de cada uno. Las mías son grandes. He hecho algunas pruebas como el Rally de Marruecos, pero no salían 180 motos delante. Las huellas, las pistas... todo va a cambiar mucho. Tengo que afrontar las cosas con la máxima seriedad porque no hay margen para el error", indicó ante la prensa. Su presencia en la carrera ha generado reacciones de todo tipo, desde los pilotos que compartirán 'desdichas' con él hasta los aficionados en las redes sociales. Alonso no viene a pasearse, pero sabe que sus opciones a la victoria son prácticamente imposibles. Le basta con hacer un buen papel. "Yo no hago nada por demostrar algo, lo hago por divertirme. Si consigo hacer un buen Dakar y ser rápido en Cross Country, poco me quedaría por demostrar. Que venga otro y gane todo lo que gané yo y luego sea rápido en Cross Country", advirtió ante los ojos del mundo del motor, que espera con ansias que arranque la importante cita.

Fernando Alonso, en acción con su Toyota en Arabia Saudí.
Fernando Alonso, en acción con su Toyota en Arabia Saudí.

Carlos Sainz, también cauto

El ovetense ha aclarado que salir de su zona de confort y enfrentarse a retos que al principio de su carrera ni siquiera se planteaba le llena de adrenalina. "No vengo por marketing, no lo necesito. Me divertiría más en otras disciplinas. Esto es algo totalmente nuevo y fuera de lo que tengo controlado. No es un 'show'. El semáforo se apaga y compites contra los mejores en esto. Me quedo con que tengo unas pelotas muy grandes", respondió con rotundidad. ¿Su objetivo personal? dejar pasar los días para ver cómo se encuenta: "No se sabrá hasta que pasen varias etapas. Tengo que pasar las dos primeras sin incidentes. A partir de ahí será más fácil marcar objetivos. La principal preocupación: llegar a meta. Después de todo, me gustaría llegar y poder decir que he acabado". Alonso, que a su manera se autodescarta para el cetro, no duda en señalar a sus favoritos: Nasser Al Attiyah y Yazeed Al Raijhi, ambos incluso por delante de su compatriota Carlos Sainz.

El madrileño se siente listo y más preparado que nunca para la pelea a bordo de su Mini, pero, como Alonso, prefiere ser cauto: "Está claro que la pelea por la victoria va a ser entre Toyota y Mini. No sabemos dónde estaremos. Confiamos en que vamos a plantarles cara, pero a día de hoy no sabemos si vamos a poder o no. Esperamos que sí". Para Al Attiyah, el español de 57 años es el gran rival a batir, palabras que Carlos respeta, pero no le nublan: "Es un halago, evidentemente. Pero ya veremos. Nos conocemos muy bien los dos. Él ha ganado el año pasado, hace muchas carreras, viene en muy buena forma... Nosotros confiamos en que el Mini esté mejor preparado. Lo más importante es no tener problemas mecánicos, porque en un Dakar siempre vas a tener problemas y si resulta ser algo importante pues te puedes olvidar". Alonso, junto a Marc Coma, llevará la 'L' como novato, Sainz no. Los dos darán que hablar a partir del domingo. El motor español, a arrancar el año con buenas noticias. Ganar, difícil pero no imposible.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios