Es noticia
"Al acabar una etapa a veces te tiembla el cuerpo. Llegué a pensar si tenía párkinson"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
ENTREVISTA A NANI ROMA

"Al acabar una etapa a veces te tiembla el cuerpo. Llegué a pensar si tenía párkinson"

Solo tres pilotos han ganado en toda la historia del Dakar en dos y cuatro ruedas. Nani Roma es uno de ellos. Lleva un cuarto de siglo en la carrera. Este es el poso que le deja

Foto: Nani Roma correrá por 24ª vez el Dakar. (Foto: Borgward)
Nani Roma correrá por 24ª vez el Dakar. (Foto: Borgward)

Veintitrés paraticipaciones en el Dakar, la carrera más dura del mundo, deben dejar algún poso. Solo tres pilotos la han ganado en dos y cuatro ruedas. Y Nani Roma es uno. Sobre todo ello reflexiona en la charla con El Confidencial. Y, por supuesto, nadie mejor que él comprende a Fernando Alonso y Marc Coma.

Roma afronta en 2020 un nuevo proyecto con la marca Borgward, un punto quijotesco, pero también con las puertas del futuro abiertas. ¿Por qué empezar con todo de nuevas, incluido su copiloto, cuando ya ha hecho todo en el Dakar? "Me gusta mucho competir, en general, en todas las carreras que hago. No es solo el Dakar. El día que pierda estas ganas seguramente dejaré de correr. Es una sensación interna que no compras con dinero ni nada. Aunque me pagasen mucho, si pierdo las ganas lo pasaría muy mal, dentro de un coche son muchas horas. Me motivan retos nuevos, cosas diferentes, progresar… Soy de los que piensan que en esta vidas sigues aprendiendo cosas cada día. Los errores son parte de competir y estar vivo. El que no hace nada no la caga, y no disfruta". Es solo el comienzo de una larga charla.

placeholder Nani Roma estrena coche, de la marca Borgward, y copiloto: Daniel Oliveras. (Foto: Borgward)
Nani Roma estrena coche, de la marca Borgward, y copiloto: Daniel Oliveras. (Foto: Borgward)

"Nadie se imagina lo que fatiga"

Nani Roma ha dejado la compañía de Carlos Sainz y Stéphane Peterhansel en Mini para emprender la aventura de Borgward. "Es una marca legendaria de los cincuenta y sesenta que ha hecho dos dakares, les gustan las carreras", dice el piloto, responsable de que la máquina saque músculo deportivo. Se trata de desarrollarla, y acabar el Dakar, esos son los objetivos. Y también conocer un territorio nuevo para quien lo ha visto todo en la historia de la prueba. Roma estará contento, tan amante de los dakares africanos. ¿Pero en un país con las condiciones tan singulares de Arabia Saudí? "Quienes lo conocen nos han contado que es un desierto maravilloso, parecido a Mauritania: grandes espacios, grandes cañones, pistas arenosas. ¿El país? Bueno, se nos abre una oportunidad nueva, a mí me apetece siempre conocer pueblos y gentes nuevas. Soy de los que intenta respetar las formas de pensar de quien me invita, aunque a veces no me guste. Y si mi deporte ayuda a cambiar las cosas en el país, pues bienvenido sea. Tuve la suerte de conocer a las generación jóvenes de los mandatarios de allí y es gente con ganas de cambiar todo aquello usando el deporte".

Luego, el tema de Alonso. Pero le recordamos al asturiano cuando este explica el desafío de los raids, tantas horas de concentración extrema, un día tras otro. ¿Cómo lleva el tema un veterano como Roma? "Esto desgasta mucho, es lo que a mí me fatiga más: las horas, la concentración con un hábitat cambiante. Ocho horas en circuito, un terreno que no varíe, sería fatiga, pero nada cambiante. Pero aquí tienes que ir lo más rápido que sabes y puedes con un terreno cambiante. No solo lo que notas en las ruedas, sino las dunas, el tiempo, la meteorología. Tienes un tío al lado que te va navegando sin saber dónde vas. La gente no se imagina lo que fatiga. A veces termino la etapa y dentro del 'motorhome', después de hablar con los ingenieros, me tiembla el cuerpo. Un día llegué a pensar si tenía párkinson. Es la bajada de la adrenalina, cuando estás peleando intensamente, y cuando peleas para ganar como el año pasado es mucho más exagerado. Cansa mucho porque esto no lo podemos preparar, no hay entreno del estrés. Y este estrés te lo da la competición. Esto es lo más duro”.

"Soy de los que intenta respetar las formas de pensar de quien me invita, aunque a veces no me guste. Y si mi deporte ayuda a cambiar las cosas en el país, pues bienvenido sea", dice Roma

Entender a Coma y Alonso

Vale, el tema no era Alonso, pero sale solo. Los dakarianos llevan hablando semanas del asturiano. Sin embargo, en su caso, Roma ofrece un matiz especial. Porque como motero ha ganado el Dakar y puede entender mejor a otro ganador como Mar Coma. ¿En qué follón se ha metido su colega? "Primero, el tío es valiente con lo que ha hecho en ponerse al lado de un piloto. En la navegación, para quien ha ganado cinco dakares, poco que decir, domina el tema. Le viene bien venir de las motos, sobre todo los días que te den el 'roadbook' por la mañana. Pero en el tema del ritmo de Fernando, el indicar ritmos, al no haber ido nunca en coche le puede costar un poco más. Pero al final será una cosa entre ellos. Por lo que he visto se sienten cómodos los dos, y a partir de aquí la opinión de los demás tiene poco valor".

¿Y esa atención mediática desmedida sobre Alonso que pueda eclipsar a los habituales del Dakar? ¿Le podría pasar factura al asturiano? "Creo que no, el tío sabe capear muy bien esto. Lleva años en la F1, donde la presión mediática es brutal. Pero el problema es que los medios no entiendan que lo que está haciendo es una cosa 'muuuy' difícil, y si pensáis que tiene que ganar, el problema no lo tiene Alonso, lo tenéis los medios. El valor del tema es que está haciendo lo más alejado de la Formula 1. No importa lo que haga, lo que importa es que se ha preparado para hacer un buen Dakar. Se lo decía a un periodista en Marruecos, yo estoy aquí dejándome los huevos, lo de los 'clics' es importante, pero a nivel profesional es vital valorar lo que hace el deportista. Da igual lo que haga, se lo ha currado al máximo. Y él lo tiene claro". ¿Y cómo ha visto a Alonso con su ojo y experiencia dakarianas? "En Marruecos le vi con un comportamiento y una actitud buenísima, de peleón, no de divo de la Fórmula 1. Es que es campeón del mundo, y la gente que hemos ganado algo ahí estamos por algo. Fernando está ahí para saber, aprender, y venga y venga… En la vida, si tienes una buena actitud las cosas funcionan, y el tío la tiene".

placeholder El Dakar estrena recorrido este año por Arabia Saudí. (Foto: Borgward)
El Dakar estrena recorrido este año por Arabia Saudí. (Foto: Borgward)

La suerte de nacer donde nacimos

Volvemos a coger perspectiva con Roma, la que pide una experiencia distinta y dilatada en el tiempo. ¿Cómo explica a los lectores de El Confidencial cuál es el poso de haber vivido con pasión e intensamente tantos dakares, uno detrás de otro? Lecciones de vida, vamos. “De hecho, es más de la mitad de mi vida. Tuve la suerte de empezar a correr en África, en países maravillosos. Ello me dio una visión del mundo para valorar la suerte de haber nacido donde hemos nacido, de relativizar las cosas. Vimos la realidad del mundo en el que vivimos, y esto me ha dado unas lecciones brutales. Para mí no solo me ha dado grandes momentos deportivos, y tener un muy buen trabajo, valorado y bien pagado, pero sobre todo me ha dado lecciones de vida muy interesantes. Sin el Dakar, Nani Roma habría sido muy diferente. Mi perspectiva de la vida es muy distinta con esta carrera. He vivido momentos muy intensos en moto y coche, como la pérdida de un compañero, cuando Henri (Magne) se murió en el accidente que tuvimos en Marruecos (en 2006)… Imagínate. Vives cosas muy intensas, muchas horas solo, sobre todo en la moto, cuando no veías a nadie y te enfrentabas solo a todo".

¿Y qué lecciones transmite a sus hijos de lo anterior?. "Que la actitud es básica delante de todo. En la vida me he cruzado con gente con más talento que yo, más capacitada, pero con menos actitud. Y por eso he hecho más cosas. Es lo que les digo siempre a mis hijos: sé lo que tú quieras ser, primero, pero luego tienes que tener la actitud delante de todos. Si la tienes, funcionas en la vida. Eso, y la pasión por algo, sea lo que sea. Fui un albañil un tiempo, y lo habría disfrutado, porque cuando me apasiona algo lo disfruto mucho. A mí me flipa conducir tractores, y si no hubiera hecho esto y hubiera conducido tractores, habría tenido una vida muy feliz. A mí, correr me gusta hasta que paso la meta. Casi no guardo trofeos, los guarda mi madre. La mayoría los regalo, porque me da igual, todo lo disfruto antes. Para mí, lo que he aprendido es tener actitud. Y pasión".

Fernando Alonso Arabia Saudí