así se entrena el asturiano

La rutina de Fernando Alonso para caer de pie (o lo mejor posible) en el Rally Dakar

Fernando Alonso comienza estos días cuatro jornadas de test en dunas y tierra con su Toyota Hilux, la última ronda de contacto antes de comenzar el Rally Dakar en enero

Foto: Fernando Alonso tras su primer podio en rallies. (Toyota)
Fernando Alonso tras su primer podio en rallies. (Toyota)

“En la resistencia, el gesto técnico sigue siendo similar al de Fórmula 1, así como la sensibilidad, pero se prolonga mucho más con el tiempo por lo que el entrenamiento se realiza en base a esto, actuando sobre la resistencia. Sobre todo tratamos de reproducir las condiciones de una carrera de 24 horas, alternando sesiones de entrenamiento en diferentes momentos del día y en algunos casos incluso con poca luz, al atardecer y temprano en la mañana”. Edoardo Bendinelli, en el Rally de Marruecos, explicaba así a la ‘Gazzetta dello Sport’ cuál era la nueva preparación de su piloto, Fernando Alonso, quien realizará sus últimas cuatro jornadas de test antes del Dakar (entre el 7 y el 10 de diciembre) por las dunas y la tierra de Abu Dabi.

[Por qué Lewis Hamilton podría recalar en Ferrari]

Durante estos cuatro días junto a Marc Coma continuará desarrollando sus reflejos y manos en un coche al que, cabe recordar, se ha subido poco más de una veintena de veces. Hasta entonces y desde entonces, los trabajos que realiza el asturiano tienen que ver con el aspecto físico ya que como él mismo reconoció “esto es lo más duro que he hecho en mi vida”. Como mencionaba Bendinelli, ahora no consiste en estar en un pico de forma determinado para un tiempo concreto, sino que se trata de un entrenamiento orientado a la resistencia.

Edoardo Bendinelli y Alonso corriendo por Marina Bay.
Edoardo Bendinelli y Alonso corriendo por Marina Bay.

“La base atlética es buena, por lo que en este aspecto no hay nada que cambiar. El enfoque físico cambia, no solo por el diferente esfuerzo de pilotaje, sino también porque es más necesaria aumentar el volumen en dos partes del cuerpo, lumbar y piernas. Las piernas están muy apretadas en un raid, tanto por la posición como por la carga que soportan y el cuello y los hombros están más tensos que en la Fórmula 1, donde la mayor parte de los G son laterales. Además, el 80% de los circuitos se corre en sentido de las agujas del reloj, con lo que la preparación se realiza en consecuencia. En los raids hay muchas fuerzas hacia adelante y hacia atrás, y son impredecibles, por lo que debes ser fuerte y resistente en hombros y cuello", explicaba Bendinelli.

Gimnasio, carrera, bicicleta...

Para un piloto curtido en mil batallas en los raids, esta rutina preparatoria será la normal, no tanto para Alonso aunque continúe haciendo ejercicios para aumentar la musculatura del cuello, gimnasio, carrera y bicicleta durante “3 o 4 horas al día con dos días libres a la semana para evitar el sobreentrenamiento”, explicaba el fisio italiano. Además, por supuesto, están las manos al volante que también se llevan horas por delante y los “tratamientos y masajes, a los que le dedicamos una hora al día”.

Marc Coma junto a Fernando Alonso en el Toyota. (Foto: Toyota)
Marc Coma junto a Fernando Alonso en el Toyota. (Foto: Toyota)

Uno de los aspectos que más ha señalado Alonso en su nueva etapa como piloto de raids es la concentración en un tiempo largo que debe tener. “Es difícil en esas seis horas mantener el ritmo de pilotaje y la concentración al 100%”, ha comentado el asturiano en diferentes ocasiones. En ese tremendo desafío de mantener la concentración, “posiblemente al más grande que jamás me he enfrentado”, entra en juego la mencionada preparación atlética y de su cuerpo para que no le falle en un momento determinado al que se le someta por estrés. “Aproximadamente, tras una etapa en un raid se pierden unos 2,5 litros de líquidos. Esta pérdida a nivel fisiológico es importante para la contracción muscular y la atención. Debe estar muy capacitado para perder todos estos líquidos en unas pocas horas, manteniendo la concentración y la capacidad adecuada para controlar los músculos. Es importante integrarse mientras se conduce, no solo beber y comer”, señalaba en este sentido Bendinelli.

Muchos pilotos con experiencias en raids no están rodeados del tiempo y la preparación que pueda tener alguien como Fernando Alonso. Sin embargo, llegar con los deberes hechos fuera de su Toyota es sólo una parte del trabajo que, en el desierto, no garantiza nada más que estar preparado (que no es poca cosa). Sobre la marcha, el ovetense continuará dando rienda suelta a su aprendizaje y con su talento intentará absorber e interiorizar en el menor tiempo posible el conocimiento y manejo que tienen los veteranos.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios