ANTICIPADO INICIO DE LA SILLY SEASON de 2021

Por qué Fernando Alonso y Carlos Sainz serán prisioneros de la Fórmula 1

La revelación de los contactos entre Ferrari y Lewis Hamilton da oficialmente el pistoletazo de salida a la gran carrera de fichajes para 2021, en la que compiten Alonso y Sainz

Foto: Fernando Alonso y Carlos Sainz pueden ser protagonistas del mercado de fichajes para 2021. (EFE)
Fernando Alonso y Carlos Sainz pueden ser protagonistas del mercado de fichajes para 2021. (EFE)

Fue una de las noticias del Gran Premio de Abu Dabi. Posiblemente, de los últimos tiempos, el pistoletazo de salida oficial de la 'Silly Season de 2021', del terremoto que puede transformar la parrilla de pilotos dentro de dos años: los contactos al más alto nivel de Lewis Hamilton con Ferrari.

[La revancha de Carlos Sainz]

Se trata de una más que prematura 'temporada tonta', referida al mercado de fichajes y caracterizada por la volatilidad de rumores y falsas informaciones confundidas con realidades. Se intuía ya en marcha de forma subterránea desde hace meses, pero la noticia de Hamilton y Ferrari ha sacado a la superficie una dinámica en la que están incluidos la mayor parte de los pilotos actuales. Y otros que están fuera.

La Fórmula 1 se convertirá en 2020 en un gran escenario donde se representará a gran escala el famoso dilema del prisionero, juego de estrategia donde un preso no pueden comunicarse entre sí ni saber qué va a hacer el otro mientras deben tomar decisiones que afectan a ambos en un juego simultáneo de estrategia. La próxima temporada, casi toda la parrilla será prisionera. Incluyendo a Fernando Alonso y Carlos Sainz.

Ha comenzado la carrera

La 'Gazzetta dello Sport' (portavoz habitual del Grupo Fiat y Ferrari cuando interesa) lanzó la noticia este pasado fin de semana. John Elkann ha contactado en dos ocasiones con Lewis Hamilton. El presidente nada menos, al más alto nivel. Asunto de estado, y canal que al propio Hamilton habrá halagado por el valor que le concede. Las reacciones de Mattia Binotto (“que Hamilton esté disponible solo puede hacernos felices”), del piloto británico, incluso de Toto Wolff… Todo indica que esos contactos son ciertos.

Lewis Hamilton el pasado domingo. (Reuters)
Lewis Hamilton el pasado domingo. (Reuters)

Ha comenzado pues un juego a innumerables bandas que se desarrollará a lo largo de 2020 como en ninguna otra temporada. Casi todos los pilotos acaban contrato el próximo año, pero especialmente Vettel, Verstappen, Hamilton o Ricciardo. No ocurría en décadas que todos los primeros espadas queden simultáneamente libres de contrato. Se iniciará una carrera para asegurarse la mejor opción disponible, que no siempre es la más deseada. Otros fuera en la Fórmula 1 ya han mostrado su disposición para entrar en la puja.

Presión contra Mercedes

Que semejante noticia se filtre no es casual. Para el equipo italiano se trata de poner el foco ya en el futuro y echar tierra cuanto antes a una temporada decepcionante. Confirma también que Ferrari apunta en su línea: buscar al número uno del momento. Como en su día Prost, Schumacher, Alonso, o el Vettel de los buenos tiempos de Red Bull. En el caso de Hamilton, refuerza su opción negociadora frente a Mercedes y Toto Wolff. Aunque el británico proclama su fidelidad y alto porcentaje de seguir con Mercedes, se abre a posibles nuevos horizontes como parece que también Wolff se plantea a título personal. Hamilton no está seguro de que el austríaco vaya a seguir al frente del equipo. Con la noticia, también le mete presión en caso de posible renovación.

La revelación pública de los contactos entre Hamilton y Ferrari es también aviso para navegantes que aspiren a trabajar en Maranello. Como todo buen negociador que se precie es regla elemental barajar diferentes opciones. El resto de candidatos ya sabe que Lewis podría sentarse a la mesa negociadora. Uno de ellos, posiblemente Fernando Alonso.

¿Por qué Alonso abre la puerta?

Estos días, el español ha vuelto a repetir en Abu Dabi idéntico mensaje que empezó con aquel “Hasta Luego” de hace un año. "Mantengo todas las opciones abiertas, porque tal vez cambien las cosas con la nueva normativa. Veremos si el año que viene llega la oportunidad”. Blanco y en botella. Hamilton, Vettel y compañía saben que el español está en el mercado. Los equipos, también. Solo en esta clave pueden interpretarse esas puertas abiertas por Alonso. Con Ferrari como objetivo (ahora parece que también Renault según la información compartida por el expiloto y comentarista Martin Brundle) mientras Red Bull y Mercedes se mantengan firmes con su repetida oposición a unir destinos con el español. Pero el panorama puede ser tan complejo y enrevesado en 2020 que cabría no descontar cualquier sorpresa. La Fórmula 1 ha dado repetidas muestras de ello.

Carlos Sainz y su McLaren en el último asalto de la temporada. (McLaren)
Carlos Sainz y su McLaren en el último asalto de la temporada. (McLaren)

La pregunta es: ¿Por qué Alonso ha dejado la puerta abierta durante este año? ¿Es solo una postura personal, o desde algún equipo le emplazaron a hablar cuando tantos pilotos acaban contrato ante una nueva era con monoplazas radicalmente diferentes? ¿Utiliza Alonso la posibilidad de volver a la Fórmula 1 como baza negociadora frente a otros proyectos fuera de ella?

El dilema de Carlos Sainz

¿Y Carlos Sainz? Brown y Seidl quieren cerrar su renovación cuanto antes para 2021. Buenas noticias para el español, aunque con ciertas contraindicaciones. La actual temporada ha disparado su cotización. Ha liderado eficazmente a McLaren y se ha revelado como un piloto completo con gran potencial de crecimiento. Aún ‘barato’ en su relación “calidad/precio”, y acorde con la progresión que McLaren busca para los próximos años. Tanto Sainz como McLaren están comprando acciones en sus respectivos momentos para crecer juntos y en paralelo. Pero ¿Por qué no entrar Sainz en el mercado para cambiar de aires en 2021?

El español también ha dado argumentos en 2019 a otros equipos. Pero salir al mercado también implica riesgos frente a la seguridad que ofrece McLaren, como quedarse sin silla si la canción para inesperadamente. Ocon o Hulkenberg son recientes ejemplos. McLaren se antoja una magnífica opción para Sainz, pero comprometerse demasiado pronto con Brown y Seidl también cegaría la posibilidad de apostar por otro monoplaza y equipo más competitivo, temas económicos al margen. En todo caso, el español afronta un buen, magnífico dilema. Afortunadamente, Fernando Alonso y Carlos Sainz serán prisioneros en la Fórmula 1 de 2021.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios