VERSTAPPEN, 61 MILÉSIMAS POR DELANTE

La resurrección de Carlos Sainz y McLaren o cómo partir a Red Bull y Haas por la mitad

No solo fue la holgura con la que Sainz y Norris entraron en la Q3, sino las mínimas diferencias frente a Verstappen y Haas en un resultado impensable a final de 2018

Foto: Carlos Sainz se clasificó séptimo a solo un segundo del Ferrari de Leclerc. (EFE)
Carlos Sainz se clasificó séptimo a solo un segundo del Ferrari de Leclerc. (EFE)

Primero fue Mansour Ojjeh quien felicitó a Carlos Sainz, y luego llegó Sheikh Mohammed bin Essa Al Khalifa, ambos máximos accionistas del McLaren Group. El segundo juega en casa como responsable del fondo soberano Mumtalakat Holding Company del Reino de Bahréin. Sus caras de satisfacción eran evidentes ante un Sainz al que tampoco se le iba la sonrisa. Tan solo 61 milésimas le habían separado de la quinta posición, el Red Bull de Max Verstappen. Aún menos del Haas de Kevin Magnussen. El pasado año, Fernando Alonso terminado a 2,2 segundos del Ferrari de Vettel. Este sábado, Sainz lo hizo a 0,947 de Charles Leclerc. Evidentemente, parece que existen razones —aunque aún provisionales— para el optimismo.

Hasta el Gran Premio de España habrá que esperar para consolidar la jerarquía de la Fórmula 1. Pero quizás fue Alonso quien el viernes insinuó con más libertad que el MCL34 puede ser más competitivo de lo que se daba a entender en pretemporada. "Creo que la Q3 de Australia un poco confirmaba las buenas sensaciones del invierno, sabíamos que el coche tenía bastante potencial para Q3 los sábados, y ojalá para estar en los puntos con los dos coches los domingos”. Puede que McLaren se haya mostrado demasiado estricto para generar la mínima expectativa y mantener el perfil bajo en este arranque de temporada. Pero de no ser por el incidente con Robert Kubica en Melbourne, los dos pilotos de McLaren habrían entrado en la Q3. Y dicen por ahí que el MCL34 quizás es mejor los domingos que los sábados.

"Algo que no pasaba en mucho tiempo"

El monoplaza británico mostró su holgura para entrar en la Q3, un terreno vedado para su predecesor en 2018, y eso que Sainz apuntaba también que Sakhir no es una de sus pistas favoritas. De hecho, una sola vuelta le fue suficiente para pasar a la Q2. Un trazado de frenada y tracción, de potencia, ha visibilizado el progreso global que parece haber logrado el equipo británico. No solo ayuda la ganancia adicional de Renault. Ese paracaídas siempre abierto en las rectas parece haberse desprendido del monoplaza británico. Ahí está otra provisional referencia del equipo oficial francés en Sakhir para confirmarlo. Aunque Sainz quiere parar el carro: "Es pronto para decir que podamos estar en el top ten en todas las carreras, necesitamos ir a pistas como Bakú, o como China, que es un circuito completamente diferente a este. Y una vez que hagamos cuatro o cinco carreras veremos si somos regulares en Q3". Pero al menos, una pista positiva. "El coche reacciona a las modificaciones cuando cambiamos de circuito", apuntó.

La Q3 siempre se antojó fácil para Sainz y Norris, pero el MCL34 amenazaba con algo más. El español aseguraba antes de llegar a Bahréin que Haas estaba a medio segundo, pero tras dos magníficas vueltas en la Q3 (en la primera se colocó quinto con neumáticos usados), Sainz cortó por la mitad a los dos Haas. El danés terminó por delante a 56 milésimas. "Es algo que no pasaba hace mucho tiempo y que te demuestra que estamos trabajando bien, en la dirección correcta, que el invierno duro y la segunda mitad del año pasado intentando entender los problemas del coche están empezando a surtir efecto ahora”, explicó el español al terminar la sesión. "Estamos aprendiendo, mejorando el coche, de la primera carrera a la segunda ya hemos mejorado un poquito, y hoy estamos aquí casi mejor que el resto, algo que hace tres o cuatro meses era impensable, estábamos a medio segundo de estos". Sainz repitió una y otra vez ante las cámaras lo de "estar a un segundo del Ferrari, cerca del Haas, y batiendo hoy a un Red Bull y cerca del otro".

Lando Norris saldrá noveno en el GP de Baréin. (Reuters)
Lando Norris saldrá noveno en el GP de Baréin. (Reuters)

"Veremos variedad de estrategias"

Sainz hablaba en pretemporada con la esperanza de que el MCL34 hiciera clic con su estilo de pilotaje. De momento, parece que el monoplaza va por buen camino. "El coche frena bien, tenemos buena velocidad punta, así que esa primera curva la hacemos bastante bien. Hay que seguir trabajando en la carga aerodinámica, porque al final es lo único que nos diferencia de Ferrari, que están por delante, muy por delante, pero es que no estamos para pensar en Ferrari todavía. Hay que pensar en nosotros, en lo mucho que hay que mejorar el coche, en los pasos en la dirección correcta que se están dando".

"Tuvimos buena degradación el viernes, el ritmo estaba bien. El ritmo de gara era muy similar en toda el grupo medio, la degradación será lo importante. Será una experiencia nueva", espera Sainz, que apunta a la degradación en los diez primeros giros de carrera para saber si hay que ir a una o dos paradas. "Veremos una variedad de estrategias, a ver si podemos lograr buenos puntos para irnos luego a China".

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios