DEBUTA EN F2 Y ES PILOTO DE ALFA ROMEO

Tatiana Calderón, la mujer que ganó 9 cm de cuello para vencer a hombres y llegar a la F1

La colombiana Tatiana Calderón es la principal candidata para que una mujer llegue a la Fórmula 1 en décadas, y su trayectoria confirma que algún día podría lograrlo

Foto: Tatiana Calderón en unas pruebas. (Racing Press)
Tatiana Calderón en unas pruebas. (Racing Press)

Piloto de Fórmula 2 y de pruebas en Fórmula 1 con Alfa Romeo. Pocas mujeres como Tatiana Calderón pueden presumir de semejante estatus y llegar hasta aquí en las carreras. Por encima de prejuicios y dificultades, la colombiana sigue avanzando su propio camino para lograr el objetivo que se marcó a fuego en su adolescencia: debutar en un gran premio.

Esta próxima primavera comenzará las Women Series, el primer campeonato específicamente femenino de monoplazas. El proceso de selección de sus participantes ha terminado estos días. Pero Tatiana Calderón debutará este fin de semana en la Fórmula 2, en Sakhir. Será también la primera mujer que participe en esta categoría. Nada de campeonatos femeninos. Sepamos por qué la colombiana es la mejor candidata como mujer para debutar en la Fórmula 1 en décadas.

"Dejó todo en Colombia por su sueño"

Tras el pasado Gran Premio de México ya tuvo la oportunidad de subirse al Sauber Alfa Romeo. Fueron casi 100 kilómetros en condiciones controladas y que una mujer logre alcanzar semejante posición es el fruto de su claridad de objetivos y una tenacidad que se le reconoce unánimamente. Porque la vida en las carreras, para una mujer, es también una carrera de obstáculos. En sendas sesiones de pretemporada en la Fórmula 2, Calderón acabó en el fondo de la clasificación. La aclimatación está siendo complicada con un monoplaza muy duro desde el punto de vista físico, pero es la tónica de la colombiana durante estos años: no ceder a ninguno de esos obstáculos y desafíos.

La piloto colombiana Tatiana Calderón con su Sauber. (EFE)
La piloto colombiana Tatiana Calderón con su Sauber. (EFE)

“Dejó toda su vida en Colombia muy joven por apostar por su sueño, que no es otro que llegar a la Fórmula 1, y lo ha demostrado muchas veces” explica Andy Soucek, piloto español que ejerció de ‘coach’ con la colombiana cuando llegó a Europa. Antes había emigrado -con 17 años- a Estados Unidos para correr la Pro Mazda. Era la única mujer en el certamen. “Hice dos años en el equipo argentino Juncos Racing, con dos podios, y quedé sexta del campeonato. Había posibilidades de quedarse allí, pero siempre quise la Fórmula 1 y por eso vinimos a Europa. Tras el accidente de Dan Wheldon en Las Vegas mi padre dijo que no quería verme en un óvalo, y no me gustan mucho a mí tampoco”.

"No acepta competir solo con mujeres"

Al llegar a Europa solo se concentró en los monoplazas. Empezó con el Euroformula Open, con Emilio de Villota, “estaba todavía María, y fue mi modelo a seguir, me ayudó mucho, y también su familia”. Siguieron varios años de la Fórmula 3 europea, GP3… Fue entonces cuando Soucek empezó a trabajar con ella. El piloto ya vio potencial en ella que ha visto reafirmado por la trayectoria seguida desde entonces. “Estaba con ella en la Fórmula 3, en la temporada en la que competían Verstappen y Ocon, con lo cual imagina el nivel que había”, explica Soucek, “Tatiana tiene una serie de cualidades que son dignas de destacar. Es muy luchadora, nunca se da por vencida. Tiene una mentalidad, más que ganadora, de superación. Por eso nunca ha aceptado competir solo contra mujeres, porque ha sido capaz de luchar contra los hombres, con carreras muy buenas. Por ejemplo, en Spa quedó quinta, y pasó a Verstappen por fuera. Hacía top ten en un año en el que los primeros volaban. A mí aquello me hizo verla de otra manera. Porque no tiene miedo, no tiene respeto a correr con hombres, se considera un piloto más”

Pero no sin resistencias y barreras. Primero, porque la complexión física de una mujer exige adaptaciones en un monoplaza no siempre posibles, como la anchura del volante. Otras, como los frenos, requieren una adaptación especial ante la fuerza necesaria para una frenada efectiva. La propia Tatiana reconoce que ha debido luchar para que los ingenieros acepten la puesta a punto para su estilo de pilotaje. No se trata solo de pelear en la pista. Pero sus resultados y tenacidad no pasaban desapercibida. En su primera temporada de GP3 contactó con ella Monisha Kalterborn, por entonces responsable de Sauber. Le ofreció contrato de dos años como piloto de desarrollo en el equipo, ahora renovado con Alfa Romeo y su actual responsable Federic Vasseur, uno de los propietarios de equipo más exitosos de los últimos años por debajo de la Fórmula 1.

"Solo quiero la Fórmula 1"

“Curra más que nadie, es muy profesional y aplicada, con un enfoque que ya le gustaría a muchos hombres. Desde que se levanta hasta que se acuesta solo piensa en coches, cómo ser mejor, cómo entrenar. Hay pilotos de familia con mucho dinero que van a las carreras para hacerse la foto. Pero Tatiana es una mujer que realmente quiere ir a la Fórmula 1”, explica Soucek, quien recuerda una anécdota que define la perseverancia de la colombiana, capaz de ganar hasta casi 9 centímetros de perímetro de cuello para fortalecerse.

“Cuando estaba en la Fórmula 3 llamó la atención de Mercedes, que pidió al equipo HTP que le hiciera una prueba en Paul Ricard. Estaba en el test Bernd Schneider, varias veces campeón del DTM y ex de Fórmula 1. Había otra chica, Cindy Elleman, que había sido campeona de Europa de karting. Era la primera vez que probaba un coche de estas características. A Cyndi le metió un segundo, y solo quedó a una décima de Schneider. Vino el jefe del equipo y allí mismo nos ofreció un contrato para correr en GT. Ella es una persona muy educada, muy prudente, y no quiso decir lo que pensaba en ese momento. Por la noche, cenando me dijo: “No es lo que yo quiero, lo que quiero es llegar a la Fórmula 1, es con lo que sueño y trabajo día a día". Le dije que aquella era una gran oportunidad, pero lo tenía clarísimo. Y dijo que "no”. Recientemente, Tatiana Calderon también probó con el equipo Teechetah de la Fórmula E, en el que milita el actual campeón, Jean Eric Vergne y es director deportivo Pedro Martínez de la Rosa. Quedó solo a una décima del francés, quien alabó en las redes sociales su trabajo.

La Fórmula 2 supondrá el mayor desafío en la carrera de Tatiana Calderón. “Un monoplaza requiere mucho esfuerzo físico, y es más duro para una mujer que para un hombre. Pero el diferencial lo va a suplir con trabajo, porque trabaja durísimo. Y la Fórmula 2 es más dura que la Fórmula 1, ya que no tiene dirección asistida. Tatiana tiene el talento y la metodología de trabajo para hacerlo muy dignamente. Va a sorprender a mucha gente, y hay que darle una oportunidad”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios