EL ingeniero ROBERTO GÓMEZ TRABAJÓ A SU LADO

Así es el duro Andreas Seidl, la gran esperanza para resucitar McLaren

Tras triunfar con Porsche en el WEC y Le Mans, McLaren se hizo con uno de los técnicos más prestigiosos del mundo. Este es el estilo que va a llevar al equipo británico

Foto: Andreas Seidl cogerá las riendas de McLaren a partir del 1 de mayo. (Imago)
Andreas Seidl cogerá las riendas de McLaren a partir del 1 de mayo. (Imago)

"En cuanto llegue va a subir el nivel del equipo, la gente estará mejor estructurada, e implementará más procedimientos que los que tenga McLaren hasta ahora. Será más estricto". La escudería de Carlos Sainz y Lando Norris ya ha anunciado que su gran esperanza, el ingeniero Andreas Seidl, se incorpora el próximo 1 de mayo. Uno de los más prestigiosas figuras del mundo de las carreras ha sido elegido para devolver al equipo británico al triunfo tras su grandes éxitos con Porsche. Un desafío extraordinario.

¿Cómo es Seidl desde el punto de vista profesional y personal? ¿Será capaz de transformar McLaren? Su responsabilidad será absoluta en todas las áreas de la competición del equipo británico. Para conocerle mejor, El Confidencial ha hablado con el ingeniero español Roberto Gómez, uno de los ocho técnicos de carrera de Porsche que trabajaron a las órdenes de Seidl. Su experiencia directa puede aportar algunas pistas para anticipar qué se va a encontrar McLaren, incluído el propio Carlos Sainz . "Es el mejor jefe que he tenido nunca. Es de las personas que, si tuvieras una empresa, no dudarías en ponerle al mando porque sabes que subirá el nivel", afirma contundente Gómez.

El arroz blanco y la ropa de repuesto

El primer contacto del ingeniero español con Seidl ya fue ilustrativo de su mentalidad y estilo de gestión. "Lo que más le gusta son los procedimientos. El día de la entrevista de trabajo me dijeron que le dijera que estaba acostumbrado a trabajar con procedimientos, él repite mucho esa palabra. De modo que toda la entrevista estuve recalcándole que trabajaba con procedimientos, algo que consideraba muy importante. Me cogió y estuve trabajando con él desde el principio". Según Gómez, Seidl impregnó Porsche con esta premisa básica de trabajo. "Todo debía estar procedimentado, por escrito. Todo tenía que seguir una serie de pasos. Por ejemplo, todos (ingenieros, mecánicos, pilotos) debían tener una 'check list' para que todo estuviera comprobado. En una carrera, cuando tienes la presión y las prisas, si no tienes todo así, lo normal es que se te olviden cosas. Te obligaba a comprobar absolutamente todo de antemano".

Seidl se distingue por una mentalidad de 'back up', cada mínima función ha de contar con un colchón de seguridad. "Con los ordenadores, por ejemplo, todos teníamos al menos dos, uno de repuesto. Teníamos que tener todo preparado en caso de fallo del principal. Si el de repuesto no estaba sincronizado con el principal, estabas fueras del equipo. No le importaba gastarse dinero en soluciones de repuesto para que todo fuera a prueba de balas, pero si luego tú no le correspondías, estabas fuera del equipo de carreras. Se quitó así a mucha gente de en medio. Todos tenemos la maleta de viaje grande con toda nuestra ropa y otra pequeña con el portátil, por ejemplo. En la maleta de mano, él siempre se llevaba un pantalón o una camisa de Porsche en caso de se perdiera el equipaje principal. Siempre pensaba en que algo podía fallar”.

Método, sistemas de reserva y atención obsesiva al detalle, según Gómez. "Lo quería para todo y todos. Todo tenía que tener una reserva. Como ejemplo, cuando llegaba Le Mans, las dos semanas anteriores salíamos en bici, pero con la coña de que no se enterara Andrea, por si nos lo prohibía. Un mes antes de Le Mans, incluso él no corría ningún riesgo. De hecho, nos prohibía la bici. Uno se cayó haciendo descenso, se partió la mano y luego habló con todos para decirnos que nada de riesgos. 'Igual que los pilotos no pueden correr riesgos, tampoco vosotros'. Pero él era el primero. Cuando salíamos de Alemania o de Europa solo comía arroz blanco para que no le sentara nada mal. Estaba dedicado en cuerpo y alma". De hecho, el propio Seidl reconocía que solo celebraba las victorias en Le Mans cuando había recibido el SMS de conformidad de las verificaciones posteriores a la carrera.

Roberto Gómez (señalado con un círculo) en una foto de equipo de Porsche. Andreas Seidl está a su derecha en la fila delantera. (Foto: Roberto Gómez)
Roberto Gómez (señalado con un círculo) en una foto de equipo de Porsche. Andreas Seidl está a su derecha en la fila delantera. (Foto: Roberto Gómez)

"La gente le apreciaba en Porsche"

Con Seidl al frente, Porsche logró en sus cuatro años del proyecto híbrido tres victorias seguidas en Le Mans, así como otros tantos títulos del WEC. Para Roberto Gómez, Seidl fue el gran artífice. "Hizo el equipo de carreras desde cero. Trajo gente de confianza y a partir de ahí empezó a contratar a las piezas clave. El es alemán y Porsche es una empresa alemana con un montón de ingenieros alemanes, pero en el departamento de ingeniería de carreras éramos ocho y solo había un alemán. El resto, extranjeros. Desde el principio eligió a la mejor a su alcance para sacar adelante al equipo".

A pesar de su metodología y rigor, Gómez alaba las condiciones de liderazgo de Seidl, reforzadas por su vertiente personal. "En el trabajo es muy serio, pero fuera era muy normal, con un sentido del humor alemán. Muchas veces, después de las carreras, se tomaba un botellín de cerveza con todos en el párking. Pero, sobre todo, como líder, la gente no le tenía miedo, en realidad le apreciaban y todo el mundo hablaba bien de él. Porque era el primero en dar ejemplo. Es alguien duro, pero siempre está sonriendo. Cuando las cosas van mal te las dice, pero no gritando, te lo dice de tal manera que te vas pensando 'joe, lo hecho fatal y por mi culpa he perdido una carrera'. Te dice las cosas como son. Pero él mismo es un ejemplo porque no falla, y como no falla, los demás tenemos que hacer lo mismo. En el consejo de Porsche tenían mucho respeto por él”, explica Gómez. El propio Seidl también reconocía que gozaba de un amplio margen de libertad operativa, un factor clave en su éxito y condición previsiblamente exigida para trabajar en McLaren.

¿En McLaren, qué?

Por su carácter, personalidad y antecedentes, todo apunta a que Andreas Seidl habrá pedido y recibido plenos poderes de Zak Brown. "En los proyectos a largo plazo en el mundo del motor es importante que estés de acuerdo desde el principio con los máximos responsables para contar con las condiciones apropiadas para ganar", reconoce el ingeniero alemán para explicar su filosofía de trabajo. "En Porsche teníamos presupuesto, estructura, determinación y apoyo. El objetivo es el sentido común, y tienes que levantarte de nuevo cuando estás abajo. No puedes hacer compromisos. La competición es dura. El trabajo de un responsable de equipo no puede ser solo recoger los trofeos y ser popular".

¿Qué huella espera entonces Roberto Gómez de Andreas Seidl en McLaren? "Muchos de los fallos que tiene McLaren ahora se arreglarán, estoy seguro", afirma el ingeniero español. "Es una persona que presiona y presiona hasta que el problema se resuelve. Es difícil que permita alguno de los problemas que McLaren ha tenido estos años, porque siempre presiona hasta que se solucionen". ¿Y con Carlos Sainz, a quien distingue el gen familiar del trabajo metódico? "Con Andreas, en el momento en el que eres trabajador y metódico vas bien, porque es la única manera de no fallar. No le conozco personalmente, pero si Carlos es así, se llevarán bien. Seguro que le va a ir bien. Además, Andreas suele tener buenas relaciones con los pilotos".

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios