mick sigue los pasos de su padre, michael

Por qué Ferrari ficha al hijo de Schumacher

El reciente ganador de la F3 se ha convertido en nuevo piloto de la escuderia Ferrari, un joven de 19 años que se liga al equipo con la intención de reverdecer viejos laureles

Foto: Mick Schumacher se pondrá al volante de un Ferrari en 2019. (EFE)
Mick Schumacher se pondrá al volante de un Ferrari en 2019. (EFE)

Veintitrés años: ese es el tiempo que ha tardado Ferrari en fichar a un nuevo Schumacher. Mick, el hijo del siete veces campeón del mundo Michael, acaba de incorporarse a la Ferrari Driver Academy, la cantera de la escudería italiana. El flamante ganador de la Fórmula 3 entra en la estructura del equipo al que tantas alegrías dio su padre, precisamente, el año en que ha cumplido 50 años y en el que la propia Ferrari diseñó una exposición especial en su museo para recordar al piloto.

Con solo 19 años, Mick Schumacher tiene un futuro prometedor. La pasada temporada consiguió el título de campeón de Fórmula 3, lo que le permitió firmar con el equipo Prema Powerteam para competir en Fórmula 2 este 2019, la antesala del 'Gran Circo'. Y lo hará formando parte de la 'cantera' de una de las escuderías más potentes del mundo, un equipo que le dará una formación con el objetivo de convertirlo en piloto de primer nivel... y, por qué no, que compita en Ferrari algún día.

Este sábado, Ferrari oficializó lo que Andrew Benson confirmó hace un par de días en la BBC y que era un secreto a voces: Ferrari ha contratado al hijo de Michael Schumacher, además de asegurarle que participará en dos sesiones de prueba durante 2019. O lo que es lo mismo: es más que probable que Mick Schumacher se siente en un Ferrari a lo largo de la temporada, aunque solo sea para realizar una serie de test en el monoplaza. Sin duda, una noticia que emociona a los amantes de Ferrari y del mundo del motor.

Mick ha demostrado ser un piloto de oficio, de trabajo y esfuerzo sobre el monoplaza para ir creciendo y conseguir grandes resultados en pista. Quizá la gran diferencia con su padre es que este tenía más instinto natural, salido de las entrañas, que técnica conseguida a base de horas y horas al volante (a pesar de que Michael era un gran trabajador al volante). Pero es evidente que el pequeño de los Schumacher tiene algo especial y, por eso, ha pasado a formar parte de la estructura del equipo.

Casualidad o no, la decisión del equipo ha llegado en un momento importante para la familia. Desde que Michael Schumacher sufriera un grave accidente esquiando en el año 2013, poco o nada se ha sabido de su estado de salud y, ni mucho menos, ha vuelto a aparecer en los medios de comunicación. Por ello, el 'timing' de Ferrari ha sido perfecto: la mejor ocasión para seguir vinculado al apellido Schumacher, el mayor mito de la historia de la Scuderia, en un momento difícil para la familia.

Ahora, Schumacher entrará en la órbita del equipo Ferrari, quien le ofrecerá la formación necesaria para tratar de llevarle a la elite. De hecho, los dos últimos pilotos formados en el ambito de la Scuderia competirán al máximo nivel esta temporada: Charles Leclerc, la joya de la corona, será el compañero de Sebatian Vettel en 2019; Antonio Giovinazzi correrá en el equipo Sauber. Y, mientras, Mick Schumacher continuará con su formación para llegar a lo más alto.

Evidentemente, serán los resultados los que determinen si el hijo del siete veces campeón del mundo llegará a correr algún día en la Fórmula 1 y si lo hará en Ferrari. Pero lo que los italianos tenían claro es que no podían perder la oportunidad de volver a vincular el apellido Schumacher a su equipo: un tándem que hace no tanto fue ganador y que ofreció los mejores años de la historia de la Scuderia. ¿Se volverá a repetir? Son palabras mayores, pero solo el tiempo lo dirá.

Fórmula 1
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios