Vettel falló cuando iba en cabeza

GP de Alemania de F1: la lluvia sonríe a Hamilton y 'mata' a Vettel; Alonso abandona

La locura se apoderó del Gran Premio de Alemania de Fórmula 1. El británico se llevó una victoria impensable y da un tremendo golpe al Mundial

La locura se apoderó del Gran Premio de Alemania de Fórmula 1. Lewis Hamilton se llevó una victoria impensable. El británico aprovechó el baile de boxes y le llegada de una lluvia intermitente para realizar una estrategia que sonrío al piloto de Mercedes y mató a un Sebastian Vettel que lideraba con suficiente comodidad. Pero la zonas de la pista ligeramente húmedas le jugaron una mala pasada y acabó contra las protecciones. Carlos Sainz y Fernando Alonso, al igual que el alemán, tuvieron una carrera para olvidar.

La lluvia jugó un papel fundamental en un quiero y no puedo que trastocó los planes de todos los equipos que llegaron a no saber que neumáticos poner. Quien menos falló fue Hamilton que triunfó en casa de su rival y recupera el liderato del Mundial de Pilotos. Sebastian Vettel, que hoy partía desde la Pole Position, tenía una oportunidad de oro para ampliar su ventaja sobre Hamilton, que partía decimocuarto tras un fallo hidráulico en la sesión de clasificación.

Una remontada histórica

Hamilton tenía que remontar y, tras la vuelta 3 y el permiso de utilizar el DRS, comenzó a adelantar coches como si fueran doblados. En apenas quince vueltas ya se encontraba tras los favoritos y a partir de ahí solo un milagro podía cambiar una carrera que dominaba Vettel con comodidad. Y es que Vettel seguía su propio camino. El alemán mantenía buen ritmo y controlaba la carrera sin arriesgar. Las primeras paradas no cambiaron mucho el panorama. Raikkonen que entró el primero, salió por delante del alemán pero en pista el finlandés lo dejo pasar para que siguiera dominando hasta que la lluvia, siempre amenazando, hizo acto de presencia.

Pocos minutos después, el cielo se abrió sobre la curva seis. El resto del circuito estaba seco. Aun así, varios coches se la jugaron con el intermedio confiando en una lluvia más intensa. Entre ellos Max Verstappen y Fernando Alonso, pero pocas vueltas después se tuvieron que arrepentir y volver a poner los secos. La lluvia caía a cuentagotas y el británico volaba hasta alcanzar a Raikkonen y Bottas. A falta de 15 vueltas se hizo el milagro. Vettel perdió el control de su monoplaza y se estrelló contra las protecciones. Safety Car en pista. Todo el mundo entra menos uno, el de Stevenage. Hamilton aguantó en pista, se puso y confirmó una remontada histórica para dar un golpe al Mundial.

No fue el día de Sainz y Alonso

Sainz y Alonso partían con unos objetivos comunes, después de una buena clasificación, conseguir los máximos puntos posibles. La salida de ambos no fue una maravilla pero tras las primeras vueltas demostraron que tenían un buen ritmo en carrera. Ambos seguían luchando por posiciones y tras la primera parada la cosa no cambió mucho pero el asturiano veía las opciones de puntuar relativamente lejos. Al igual que muchos otros la llegada de la luvia abrió una gran posibilidad de ganar puestos y Alonso no se lo pensó. Con las primeras gotas entró a poner intermedios. algo arriesgado ya que la lluvia era muy escasa. La estrategia no salió y perdió cualquier oportunidad de conseguir un buen resultado. En la última vuelta tuvo que llevar su MCL 33 a boxes y abandonar la carrera.

"Cuando cayeron dos gotas intentamos arriesgar porque la previsión era de lluvia fuerte. Tuvimos la mala suerte de que cayeron diez gotas en los siguientes diez minutos. Estas paradas nos relegaron a las últimas posiciones, pero había que intentarlo. Estábamos fuera de los puntos y no perdimos nada", dijo el dos veces campeón del mundo.

El caso de Sainz fue similar al de Alonso pero tras el accidente de Vettel. El madrileño rodaba en los puntos pero tras el coche de seguridad y vistas las dificultades de conducir sobre el trazado alemán por la ligera lluvia, el de Renault se la jugó también con intermedios. Una vez más, con la escasa agua en pista, sus neumáticos se vinieron abajo y tuvo que entrar de nuevo a boxes. Por si fuera poco el fallo de estrategia, tras la salida de boxes y con el safety en pista, Sainz adelantó a un Sauber y fue sancionado con diez segundos que provocaron que acabara en una decepcionante duodécima posición. Lo que quedó claro es que la carrera no estaba para intermedios y todo el mundo que optó por esto salió perjudicado.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios