los italianos están ante una gran oportunidad

Cuando Ferrari tiene en su mano humillar a Mercedes

Una victoria de Ferrari en el GP de Alemania puede dejar muy noqueado a Mercedes sobre todo después del duro varapalo sufrido en Gran Bretaña donde eran muy favoritos

Foto: Vettel celebrando el triunfo en Silverstone. (EFE)
Vettel celebrando el triunfo en Silverstone. (EFE)

Ferrari tiene una oportunidad histórica en este próximo Gran Premio de Alemania: la de golpear a Mercedes en su propia casa y paradójicamente, lograrlo con un piloto alemán. En su quinto año de mandato en Ferrari y ha sufrido numerosas humillaciones en Monza a costa de su rival. El equipo italiano atraviesa su mejor momento desde los tiempos de Michael Schumacher. Es el turno de que el Cavallino se ponga rampante en Hockenheim.

Los alemanes tendrán que decidir así este fin de semana a quién apoyar: a Mercedes o a Sebastian Vettel en la lucha por el título. Para el equipo alemán, una derrota antes de un terreno favorable para Ferrari (y Red Bull) como Hungaroring supondría un duro golpe psicológico de cara al Mundial tras la derrota inesperada en Silverstone.

En 2017, Vettel y Hamilton llegaron casi igualados en la clasificación al Gran Premio de Italia, pero Ferrari fue humillado una vez más ante los tifosi y aquel fue un punto de inflexión en la temporada. El presidente dedicó un ‘tirón de orejas’ público a todo su equipo. "Creo que simplemente la cagamos”, sentenció Sergio Marchionne, que dejaba el circuito “muy enfadado” por el rendimiento de los coches de Maranello. En la siguiente cita de Singapur, Vettel y su error en la salida hicieron perder a Ferrari el tren del título.

Hoy, Ferrari manda en la Fórmula 1 y Vettel lidera el campeonato de pilotos por ocho puntos. Ahora, en Alemania y en un trazado un poco más favorable, el equipo italiano está en condiciones de batir a su rival en casi todas las pistas. Y Mercedes aún no ha sido derrotado en el Gran Premio de Alemania en la era híbrida.

Marchionne quiere venganza

Mercedes ha ganado en las dos carreras alemanas de la era hibrida (no se corrió en 2015 y 2017). Esta temporada, el SF71H es un monoplaza más completo y que se adapta mejor a cualquier tipo de circuito. El mejor ejemplo de su evolucion se constató en el pasado Gran Premio de Gran Bretaña, uno de los terrenos más fuertes para los monoplazas alemanes estos últimos años. Su combinación de eficacia aerodinámica para sus veloces curvas y la necesaria potencia de motor hacían imbatible la filosofía técnica de Brackley y Brixworth (sedes de chasis y motor de Mercedes). Pero al margen del incidente de Hamilton en la primera vuelta, Ferrari confirmó la extraordinaria evolución de su monoplaza respecto al año anterior, cuando sufrió una de las mayores derrotas de la temporada en la pista británica. Además, la evolución del propulsor italiano en 2018 ha recortado definitivamente la ventaja del equipo alemán en este terreno. Y así lo confirma también la mejora de posiciones de parrilla de Haas y Sauber.

"Ganamos en su casa", presumía Vettel por la radio en Gran Bretaña. Mercedes no había perdido en ese trazado en estos últimos cinco años. Toto Wolff reinvindicaba que Mercedes ha sido el monoplaza más rápido en las tres últimas pruebas, pero la falta de fiabilidad y una serie de errores han provocado que su máximo rival les haya superado. El mejor reflejo de una presión a la que Mercedes no se ha visto sometido estos últimos años. Tras no haber logrado los puntos previstos en pistas teóricamente favorables, llega el Gran Premio de Alemania. Y la hora de la revancha para Sergio Marchionne y los suyos

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios