Es noticia
Menú
La debacle de Mercedes: una hecatombe que acabó por “tirar los puntos a la basura”
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Vettel es nuevo líder del mundial

La debacle de Mercedes: una hecatombe que acabó por “tirar los puntos a la basura”

Mercedes tuvo una hecatombe mecánica y estrátegica en el Gran Premio de Austria. Los dos monoplazas de Brackley quedaron fuera de carrera después de dos años

Foto: Mercedes tuvo uno de sus peores días en más de cinco años (EFE)
Mercedes tuvo uno de sus peores días en más de cinco años (EFE)

"No podemos permitirnos tirar a la basura los puntos. Necesitamos encontrar un método a prueba de balas para avanzar en la estrategia, porque si nuestro coche hubiera seguido, habría sido una victoria fácil para nosotros. Estábamos cómodamente delante". Mercedes había encaminado a la perfección el fin de semana en el Gran Premio de Austria de Fórmula 1, con un doblete. El inicio en carrera, a pesar de que Valtteri Bottas perdiera su primera posición con Lewis Hamilton, fue bueno porque aguantaron las dos primeras plazas. Todo se torció en la vuelta 13 cuando el finlandés tuvo que abandonar y dejó el coche en una escapatoria que provocó un VSC que perjudicó también a su compañero de equipo por una mala decisión desde el muro.

El británico siguió en pista, mientras sus rivales de Red Bull y Ferrari paraban a cambiar neumáticos. Tras montar los blandos y volver en la cuarta plaza, el blistering hizo acto de presencia en las Pirelli de su Mercedes. Sebastian Vettel le pasó en la curva 3. A partir de ahí, Hamilton se intentó pegar y seguir el ritmo del Ferrari, pero sufrió un problema con la presión del combustible y tuvo que abandonar a nueve vueltas del final. Este doble drama de los de Brackley propició que el de Stevenage perdiera el liderato del Mundial de pilotos en favor del alemán, que acabó tercero, y que los de Maranello adelantaran a la marca alemana en el de constructores.

Foto: Fernando Alonso volvió a sacar petróleo en una carrera de supervivencia. (EFE)

Un desastre mecánico y estratégico

El trazado estuvo lleno de contratiempos para los monoplazas y Hamilton fue preguntado por los problemas de ampollas en las Pirelli a lo que el británico respondió con acritud: "Cuando metes la pata es lo que sucede. Tendrían que haber traído otros neumáticos, los mismos del fin de semana pasado", pero el cuatro veces Campeón del Mundo también tuvo tiempo para hacer autocrítica: "No voy a mentir. Tenemos que trabajar en todas las áreas. El coche ha ido genial. Éramos los más rápidos. Tener dos fallos es muy poco habitual. Trabajaremos en ello para volver con fuerza la próxima carrera".

Desde el propio muro reconocieron al instante el error de no llamar a boxes a Hamilton. Por radio, en medio de la carrera, el jefe de estrategia de Mercedes, James Vowles, le pidió disculpas al británico. "Hay que cosas que podemos cambiar. Si ellos te piden entrar, tú puedes decidir seguir fuera, pero al final hay que tener fe y confianza total en los chicos del muro de boxes... tienen una imagen mucho mejor. Yo solo puedo ver al tío que va delante de mí y al que va detrás. Y en ese momento iba líder, así que ni siquiera. Pero tenemos que trabajar duro para intentar entender dónde nos equivocamos, por ambas partes", concluyó.

Toto Wolff también reconoció el error tras la carrera "Para mí y para el equipo, es el día más doloroso de los últimos seis años. Perder un posible doblete de esta manera, a través de nuestros propios errores y por la falta de fiabilidad, duele mucho".

Algo difícil de ver en Mercedes

Si hay un equipo que se ha caracterizado por una enorme fiabilidad ha sido Mercedes. Desde la dupla ganadora Hamilton-Rosberg, nunca habían sufrido un doble abandono mecánico. Hay que remontarse al año 2016 para ver a dos Mercedes quedándose fuera de carrera. Hamilton y Rosberg chocaron en el inicio del Gran Premio de España y ambos monoplazas quedaron fuera de carrera, pero desde que llegó este dúo en 2013, al menos un monoplaza ha acabado en los puntos en las carreras.

"Ha sido un día desafortunado. Todo el mundo en el equipo está dolido, pero habíamos tenido una gran fiabilidad durante muchos años. Ha sido tan doloroso como os podáis imaginar. Somos profesionales y tenemos que afrontar lo duro con calma. Este es el peor fin de semana que puedo recordar desde hace mucho, mucho tiempo, pero tengo confianza en el equipo".

Desde que empezaron a ganar, en el GP de Japón, en 2012, Mercedes ha sumado 69 victorias, 84 poles, 50 vueltas rápidas y 36 dobletes y podían tener el mérito de colgarse la medalla de no haber abandonado los dos monoplazas por fallos mecánicos puros. Ese día llegó este domingo. Veremos si este problema de fiabilidad continúa en Silverstone y los de Brackley, si ya están preocupados por lo que ha pasado, encuentran la solución a lo ocurrido después de seis años.

"No podemos permitirnos tirar a la basura los puntos. Necesitamos encontrar un método a prueba de balas para avanzar en la estrategia, porque si nuestro coche hubiera seguido, habría sido una victoria fácil para nosotros. Estábamos cómodamente delante". Mercedes había encaminado a la perfección el fin de semana en el Gran Premio de Austria de Fórmula 1, con un doblete. El inicio en carrera, a pesar de que Valtteri Bottas perdiera su primera posición con Lewis Hamilton, fue bueno porque aguantaron las dos primeras plazas. Todo se torció en la vuelta 13 cuando el finlandés tuvo que abandonar y dejó el coche en una escapatoria que provocó un VSC que perjudicó también a su compañero de equipo por una mala decisión desde el muro.

Fórmula 1 Lewis Hamilton Toto Wolff
El redactor recomienda