el ambiente se caldea en torno al equipo

McLaren y el 'chocolate gate': el tiroteo de Boullier con los periodistas británicos

Algunos miembros de la prensa británica aprovechaban la publicación de una anecdota sobre el reparto de chocolatinas entre la plantilla de McLaren para cuestionar a Eric Boullier

Foto: McLaren está siendo protagonista en Paul Ricard por sus problemas fuera de la pista. (EFE)
McLaren está siendo protagonista en Paul Ricard por sus problemas fuera de la pista. (EFE)

Si alguien desde dentro de su organización quiere desestabilizar McLaren, como mínimo está logrando poner al equipo británico en el disparadero. Tras las salvas de Martin Whitmarsh días atrás contra su cúpula, en Paul Ricard el ‘chocolate gate’ se ha convertido en divertido, pero también molesto protagonista. Y a Eric Boullier le ha tocado lidiar embarazosamente con la faena.

La atmósfera es “tan tóxica como el desconcierto de sus jefes”. Y para ilustrar a modo de parodia semejante declaración, un empleado de McLaren filtraba al 'Daily Mail', que ha cogido el hueso estos días, que los empleados del equipo están siendo compensados con un ‘Freddo’ para cada uno para compensar su dedicación y logro de objetivos. Sí, unas barritas de chocolate. De ser cierta, la noticia quizás no tenga mayor recorrido que el alcance simbólico de repartir 'Freddos', y parece excesivo convertir en categoría sobre la gestión de McLaren lo que parece una simple anécdota. En todo caso, el episodio ha vuelto a poner al equipo británico en el foco público por su actual situación.

"Nos dan una barrita como recompensa"

El 'Daily Mail' ha vuelto a la carga tras desvelar dias atrás el malestar interno de una parte de la plantilla, que elegía a Martin Whithmarsh como líder del motín. Este viernes, McLaren se desayunaba con una nueva historia, aunque citando solo a un trabajador del equipo como toda fuente. “Hemos trabajado todas las horas posibles del día, sudando sangre, y nos dan barritas Freddo de 25 peniques”, explicaba bajo garantía de anonimato. “Los gestores se los entregan a los supervisores para repartirlos a los empleados de cada equipo. Estrictamente una para cada uno”.

Según la misma fuente, los Freddos se reparten cuando se ha completado una evolución bajo plazos muy ajustados. "Por ejemplo, se nos dieron dos semanas para producir la evolución de España en mayo. Trabajamos 24/7 para cumplir con el plazo límite. Lo logramos. Así que una semana después se nos entregó un Freddo como un bonus. Los supervisores están avergonzados al repartirlos. También nos dieron un 'Freddo' el pasado año después de construir el coche”.

Eric Boullier fue preguntado este viernes en rueda de prensa por el 'chocolate gate'. (EFE)
Eric Boullier fue preguntado este viernes en rueda de prensa por el 'chocolate gate'. (EFE)

El tiroteo de Boullier con el periodista

La historia esperaba flotando en el aire para ser disparada contra Boullier, presente en la rueda de prensa oficial de la FIA de los viernes destinada a los responsables de equipo. Y el de McLaren tuvo que tragarse el sapo, porque el periodista británico receptor de las filtraciones no desaprovechó la oportunidad para ponerle contra las cuerdas incluso con cierto grado de insolencia.

Otro periodista hizo de rampa de lanzamiento para el tema. "¿Va McLaren a buscar e identificar y quizás sancionar a ese individuo de la plantilla que había contra el equipo hoy?”. "Ha habido un par de historias sobre el 'chocolate gate' en la prensa hoy que han sido bastante divertidas de leer", contestó Boullier. “Obviamente, es un asunto interno, así que tenemos que discutir que debemos hacer internamente. Por qué un solo individuo está descontent cuando tienes 800 personas…Tenemos mucho apoyo de la plantilla y de los ingenieros. Creo que se trata de unos pocos que están enfadados. De hecho, de alguna manera está siendo bueno para nosotros, porque tenemos una buena respuesta de la gente”. Y apuntó que la cúpula del equipo había recibido muchísimos correos electrónicos “de gente diciendo que esto es un chiste”

El firmante de la noticia en el 'Daily Mail' esperaba agazapado y aprovechó la respuesta anterior. “Eric, ¿aceptas la responsabilidad de los fallos del coche? ¿Y dimitirás?", empezó fuerte el periodista británico. “Buena pregunta, Obviamente somos responsables del rendimiento del coche. No, no voy a dimitir, para responder a tu pregunta, sé que has estado escribiendo algunos artículos”, dijo Boullier, que pasó a explicar su historial con victorias en todas las categorías en las que ha participado. “Algo que no puedes quitarme”, señaló, antes de reconocer que el MCL33 no está donde se esperaba. “Sabemos cuáles son los problemas del coche. Cuando construyes un monoplaza, cuando crees en un concepto, tienes que desarrollarlo y asegurarte de corregirlo para el siguiente”.

Boullier admitió que el MCL33 está lejos de donde debería estar. (EFE)
Boullier admitió que el MCL33 está lejos de donde debería estar. (EFE)

"Ahora estás mintiendo"

Otro periodista británico también entró el quite. “Eric, otra pregunta sobre el 'freddogate': ¿es cierto que habéis encargado una gran cantidad de 'Freddos' en el equipo esta semana como muestra de apoyo y esperáis sacar alguna fuerza de esta situación? “¡No, no es cierto! No estamos trabajando con los Freddos”, contestó Boullier. Era evidente que el tema aún no había terminado.

“Eric, para volver al tema del 'Freddo'”, insistía el periodista autor de la filtración. "¿Vas a revisar cómo los repartes en la fábrica? ¿Seguirán con las recompensas de los 'Freddos' o van a dejarlo?”, preguntaba con evidente sorna y retranca. Boullier empezó a calentarse. “Creo que si hicieras un curso de gestión podríamos organizarlo para ti. Y si estás tan desesperado de probar los chocolates 'Freddo', te podemos mandar un caja, no te preocupes”. El periodista intentó seguir, pero fue interrumpido por el francés. “Ya está bien. Si estás buscando algo, te podemos dar respuestas más tarde, pero creo que ya es suficiente”. “No, no es suficiente. ¿Esperas seguir en tu trabajo en Silverstone?” “Sí, por supuesto, este es un viaje. Es un viaje, en el que también hay que trabajar. Parece que vas a por mí”. El periodista no soltaba la presa: “Pero estás siendo cuestionado por tu propia plantilla, por tus gestores”. A lo que Boullier respondío tajante: "Creo que ahora estás mintiendo".

Mateo Bonciani, responsable de prensa de la FIA, cortó el duelo para evitar que la rueda de prensa quedara monopolizada. El periodista se ervolvió: “No estoy mintiendo”. Otro colega británico también quiso más arropar a su compañero y preguntó al resto de los presentes, Cyril Abiteboul, Christian Horner y Frederic Vasseur: “¿Dais a vuestro personal barras de chocolate como recompensa por trabajar duro?”. Todos salieron por peteneras. Al margen de la anécdota del 'chocolate gate', parece McLaren no puede permitirse un sonoro fracaso en el Gran Premio de Francia.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios