Es noticia
Menú
Carlos Sainz: "Cada día que pasa mi posición con el trabajo de mi hijo es más distante"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
afrontará en enero su último dakar con peugeot

Carlos Sainz: "Cada día que pasa mi posición con el trabajo de mi hijo es más distante"

El Carlos Sainz piloto, y el empresario. La primera faceta empieza a llegar a su recta final, pero el piloto español sigue necesitando retos. Y parece que seguirá en la competición

Foto: Carlos Sainz dando una conferencia.
Carlos Sainz dando una conferencia.

Carlos Sainz empieza a vivir en modo 'preDakar'. “¿Duerme ya por las noches en la tienda hiperbárica?”, le pregunta El Confidencial, en referencia al instrumento utilizado para aclimatarse a los más de 4.000 metros de altura de muchas etapas en el Dakar. “No todavía no, pero ya dentro de poco” contesta. En pocas fechas, el piloto español afrontará su última participación con Peugeot. “Pero ya estoy en plena preparación física, este domingo me vine desde Cebreros (Avila) a Las Rozas en bicicleta”, explica riéndose para indicar que aprovecha cada oportunidad con vistas al Dakar.

Sainz vive a caballo de dos mundos desde el punto de vista deportivo. Su propia carrera, y la de su hijo en la Fórmula 1. Esferas que también compatibiliza con el Sainz empresario. Peugeot se retirará tras el próximo Dakar y para el piloto español se abren nuevos horizontes. ¿Qué hará después del Dakar? ¿Buscará un nuevo proyecto para seguir compitiendo? ¿Dirá adiós al volante? El campeón español habla de su futuro, de su hijo Carlos, y de uno de sus negocios favoritos.

Lo importante de trabajar con un grande

“La experiencia de Peugeot para el Dakar te confirma que es importante poder trabajar con un fabricante oficial porque dispone de grandes medios, y al final se imponen los medios”, explica Sainz. Por tanto, no resultará fácil seguir, al menos al nivel del ofrecido por el fabricante francés. ¿Y a qué quiere dedicarse quien está acostumbrado a la intensa vida del deporte, a los retos y desafíos inmediatos?

Foto: Carlos Sainz debuta este fin de semana con Renault. (Renault Sport F1)

¿Dirigiría un equipo de carreras si dejara el volante al final del próximo Dakar? “¡Pues me gustaría!”, contesta con una gran carcajada sincera con la cual uno intuye que Sainz va a seguir vinculado al mundo de la competición. “Hombre, no lo sé, la pregunta de qué voy a hacer me la hago, claro, porque también tengo muchos proyectos en paralelo en el mundo empresarial, a los que también les dedicaré más tiempo que les dedico ahora. Pero hay que tener retos, son fundamentales para las personas. Hay quien lo centra en el deporte, otros en los negocios, hay gente que le gusta enseñar y es su gasolina... Hay que respetar todas las pasiones, pero en mi caso son pasiones que han necesitado mucha energía, mucha dedicación. Está claro que me encuentro con todavía muchas ganas y energía dentro, y es evidente que trataré de buscarme nuevos retos”. Quien le escucha se queda con la certeza de que Sainz trama algo dentro del mundo de las carreras.

placeholder Sainz, en el Dakar 2017. (EFE)
Sainz, en el Dakar 2017. (EFE)

"Sigo siendo un apasionado de la conducción"

Sainz ha vivido en el mundo de los rallies y los raids, con similitudes, pero con grandes diferencias. ¿Qué lecciones personales y deportivas ha sacado de cada etapa? “Los rallies son mi pasión, han sido mi vida… Cómo fui subiendo peldaño a peldaño… Es cierto que me hacía ilusión ser el primer español en ganar en coches en el Dakar, y me siento muy orgulloso de haberlo logrado. Pero los rallies me han aportado todo, y sigo siendo un apasionado", explica con vehemencia, "me moriré siendo un apasionado de las carreras de coches y de los rallies. Y me imagino que cuando tenga muchos años y alguien me diga de hacer un rallie de coches históricos, seguro que me sale una sonrisa en la cara porque me apetecerá mucho. He tenido la suerte de que conducir un coche de carreras es mi pasión, de que ha sido mi profesión y mi pasión, yo disfruto mucho conduciendo".

Mientras tanto, Sainz ve los toros desde la barrera con su hijo en la F1. “Lo llevo más tranquilo porque su trabajo se ve reflejado por el reconocimiento de Renault y de Red Bull. Cada minuto y cada día que pasa mi posición es más distante, cada vez aporto menos, poco puedo decirle salvo darle mi punto de vista en determinadas ocasiones. Lo vivo con mucha pasión e interés, pero también trato de vivirlo con objetividad. Me intento poner la gorra de padre y la gorra de persona del mundo del motor que puede dar un consejo en un momento dado, y me cambio la gorra. Pero cada día lo vivo con más distancia”.

placeholder Los Sainz su versión más empresarial.
Los Sainz su versión más empresarial.

"Un karting indoor requiere una importante inversión"

La entrevista tenía lugar en el amplísimo despacho del propio piloto, a punto de terminar su remodelación. A pesar de que todas las paredes están repletas de infinidad de trofeos, otros muchos en el suelo todavía esperan acomodo. El despacho está en el edificio del ‘karting indoor’ que lleva su nombre, uno de los pioneros de su género en Europa. Michael Schumacher también creó el suyo. “Este no es un proyecto barato y requiere una inversión importante”, explica el piloto madrileño, “y tengo que agradecer que surge también con un grupo de amigos, en el que está Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna, y Jesús Pareja, que con GT Sport también es otro gran organizador de carreras de coches. He tenido buenos compañeros de viaje. El karting ha tenido un poco el sello mío, y también el de ellos, en el sentido de intentar hacer el mejor karting indoor posible, con el mejor material, el mejor servicio. Por ello no hemos escatimado para hacer un karting de cinco estrellas. Lo que perseguíamos es darle una vuelta de tuerca al concepto para dar la mejor calidad”.

Pero este modelo de negocio no es sencillo desde el punto de vista económico y empresarial. “Requiere una inversión importante. Para empezar, requiere muchos metros cuadrados para la pista y la zona corporativa. La ubicación es muy importante para la afluencia del público y de las empresas. Cuanto mejor es la ubicación el metro cuadrado es más caro y no es fácil buscar el equilibrio”. Después, se requieren instalaciones muy específicas, y llevar a cabo "la inversión inmobiliaria a la hora de construir las dos partes, la corporativa y la del circuito. Y requiere una renovación importante. Nosotros cada doce meses intentamos renovar el material, estar con lo mejor y lo último. Ahora estamos terminando de renovar estas instalaciones de Las Rozas con un concepto muy específico pensando también en las empresas, con salas de hasta 400 metros, diáfanas, totalmente modulares. Y lo más importante, con la última tecnología en material audiovisual. Aquí es muy difícil poner un límite, porque está en constante evolución”.

El público, y también las empresas

El propio Sainz reconoce que no existía material en el mercado para algunas de sus exigencias al construir y poner en funcionamiento la primera pista. “Desde el principio tuvimos muy en cuenta el tema de la seguridad, también como un tema didáctico. En ningún karting había cinturones de seguridad. Cuando vino el primer fabricante me dijeron que no existía karts con cinturones, con protecciones cervicales. Y yo quería que la gente que viniera a montar asimilase que había que ponérselo después, que tuviera ese acto reflejo de ponérselo en su propio coche. El tema de la seguridad sí que era algo que personalmente me preocupaba, queríamos darle importancia en todos los terrenos, el diseño de la pista, las protecciones de seguridad, los cascos, los monos específicos…”

Foto: Los dos Carlos Sainz frente a frente con los 'car-cross'. (Red Bull Content Pool)

Con tantas exigencias financieras y materiales ¿Es un negocio rentable un ‘karting indoor”? “La facturación depende de las épocas. El público y la parte empresarial son las patas fundamentales. Cada una tiene su horario. Al principio, la parte corporativa funcionaba muy bien, luego sufrimos una crisis a la que sobrevivimos. Al principio era 50/50, para luego tener la parte corporativa tener un peso menor. Ahora esperamos dar todo el abanico posible a las empresas para sus “team building”, presentaciones, reuniones… Darles todo el abanico posible de servicios, de necesidades, porque es parte importante del negocio. Solo a base de las carreras de karting es difícil sobrevivir. Eso sí, este proyecto se inició hace diecisiete años, y estoy contento de que a día de hoy haya no una, sino dos instalaciones, y que sigan funcionando después de las crisis que ha habido en España”.

"Hay pilotos jóvenes que han empezado aquí"

Vertiente empresarial al margen. ¿Sirve un karting indoor para crear pilotos de carreras? “Sin duda alguna. Nosotros organizamos también cursos de pilotaje para niños, de verano… Y en estos cursos sí que es una manera fácil de ver quién tiene facilidad, si a un chaval se le ha encendido la llama y la pasión por este deporte. Aquí también organizamos carreras donde ya puedes empezar a valorar, sobre todo, si te gusta o no te gusta. Si quieres abrir el melón, como digo yo, y el padre y el niño deciden seguir adelante e intentar llegar a ser un profesional. Pero sí que sirve para estos primeros pasos y encender esta llamita”.

De hecho, Sainz padre reconoce que así empezó su hijo, en el karting indoor, jugando. Yo tampoco quería que empezará demasiado pronto, corría las carreras que se organizaba para niños, le gustó, lo hacía bien, y decidió dar otro paso. Pero aparte de Carlos hay muchos ejemplos que han empezado aquí”. Hoy, el propio Carlos Sainz hijo prepara algunas carreras de Fórmula 1 en la pista de Las Rozas. “Sí es cierto que antes de algunas carreras como Mónaco y Singapur, donde hay que pasar muy cerca de los muros, meterte en esta pista con un kart KZ de marchas y la potencia que tiene es complicado, se te acumula mucho el trabajo y físicamente es duro. Lo utiliza recurrentemente cuando viene una carrera urbana”.

Carlos Sainz empieza a vivir en modo 'preDakar'. “¿Duerme ya por las noches en la tienda hiperbárica?”, le pregunta El Confidencial, en referencia al instrumento utilizado para aclimatarse a los más de 4.000 metros de altura de muchas etapas en el Dakar. “No todavía no, pero ya dentro de poco” contesta. En pocas fechas, el piloto español afrontará su última participación con Peugeot. “Pero ya estoy en plena preparación física, este domingo me vine desde Cebreros (Avila) a Las Rozas en bicicleta”, explica riéndose para indicar que aprovecha cada oportunidad con vistas al Dakar.

Fórmula 1 Red Bull
El redactor recomienda