el olimpo de la Fórmula 1 espera al británico

El niño que lloró detrás de un camión la muerte de Senna puede superarle el domingo

El Gran Premio de Estados Unidos ofrece la primera oportunidad de ver a Lewis Hamilton proclamarse campeón del mundo por cuarta vez.

Foto: Hamilton recibió un casco original de Senna al igualar su registro de poles. (EFE)
Hamilton recibió un casco original de Senna al igualar su registro de poles. (EFE)

Después del desastre técnico-deportivo vivido por Ferrari en las últimas tres carreras, el campeonato ha dado un vuelco y lo que hace apenas un mes era una estrecha batalla entre Vettel y Hamilton, se ha convertido ahora en un título a medio paso de caer del lado del británico. Lewis Hamilton está a punto de proclamarse campeón del mundo de 2017 pero si lo consigue, no será un título cualquiera. El piloto de Mercedes, quien de niño lloró detrás de un camión en un circuito de karting la muerte de Senna para que no le viera su padre, podría superar al brasileño. Sería un momento verdaderamente catártico para un Hamilton que ya tiene más victorias y más poles que el paulista.

Cuatro títulos para los cinco mejores

Si nos basamos solamente en las estadísticas, a día de hoy hay solo cuatro pilotos por delante de Hamilton. El británico tiene tres títulos de campeón del mundo y solamente le superan Sebastian Vettel y Alain Prost con cuatro, el mítico Juan Manuel Fangio con cinco y el Kaiser, Michael Schumacher, con siete. Para el aún tricampeón, una cuarta corona le metería entre los hombres más exitosos de los casi 70 años de historia de la Fórmula 1 también en cuanto a títulos. Además, sus registros en cuanto a victorias y poles son claramente superiores a los de Prost y Vettel. De golpe y porrazo, Hamilton podría estar solo detrás de Fangio y Schumacher, curiosamente también ambos pilotos de Mercedes en algún momento de sus carreras deportivas.

Es evidente que los números son solo eso, datos que hablan de forma fría sobre lo que un piloto ha conseguido a lo largo de su carrera deportiva. Para tener la historia completa, hay que acordarse de las máquinas que llevó así como de los momentos en los que el azar se inclinó hacia su lado o el contrario. Es innegable que Hamilton ha disfrutado desde 2014 de algunos de los mejores coches en una de las eras más dominantes que ha visto el deporte del motor. Pero también está claro que su habilidad al volante está a un nivel solo al alcance de unos pocos. El tiempo dirá qué imagen acaba dejando como parte de su legado Hamilton pero por ahora, en este 2017 puede superar a Senna e igualar a Prost, algo que de por sí ya es increíble.

El inicio de temporada 2010 reunió a todos los campeones del mundo de Fórmula 1 aún vivos. (EFE)
El inicio de temporada 2010 reunió a todos los campeones del mundo de Fórmula 1 aún vivos. (EFE)

La ciencia de la combinatoria

Para que Hamilton sea campeón este fin de semana en Austin, deben darse una serie de combinaciones en pista que le aseguren suficiente ventaja de cara a las últimas tres carreras. Para ello, debería salir de Estados Unidos con 75 puntos de ventaja y puesto que ahora mismo el británico está 59 por delante de Vettel, solo le sirve batir al alemán. Siendo más precisos, Hamilton deberá aumentar en 16 puntos la diferencia entre ambos, lo que limita sus opciones. Por ejemplo, si Hamilton gana el Gran Premio de Estados Unidos, necesita que Vettel termine en quinta posición como muy arriba. Teniendo en cuenta lo que se ha visto hasta ahora, Vettel tendría que sufrir de nuevo problemas, abandonar o que los Ferrari fueran menos competitivos que los Red Bull en Austin.

En caso de ser segundo este fin de semana Hamilton, la única forma de ver un título sellado sería tener a Vettel en novena posición o peor. En caso de terminar Hamilton tercero, sería imposible que se proclamara campeón, incluso si Vettel se retirara. El resumen es que Hamilton debe buscar un nuevo triunfo en un circuito que siempre le ha sido favorable y en el que Vettel ha tenido días menos positivos en años recientes. Por lo tanto, lo más probable es que este fin de semana el título no se decida aún, incluso si se queda a punto de caramelo. Pero si por algún capricho del destino, Vettel vuelve a sufrir problemas —sean por su culpa o no— y Hamilton vence, se vivirá un momento histórico.

En caso de no quedar sentenciado el título en Estados Unidos, la siguiente opción será hacerlo en México. Sería prácticamente una formalidad por cuanto Hamilton tiene ahora 59 puntos de ventaja sobre Vettel y debería dejar el Autódromo Hermanos Rodríguez con 50 para ser proclamado matemáticamente campeón de la temporada 2017. Hamilton es un piloto que polariza las opiniones de los aficionados como solo lo hacen los grandes —por ejemplo Vettel y Alonso, hoy en día— pero cuando alguien consigue algo que solo cuatro pilotos sobre los 758 —759 en Estados Unidos con Brendon Hartley— han logrado, hay que valorarlo en su justa medida.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios