trabajo intenso antes de acudir a austin

El aterrizaje de Sainz en Renault: "El volante y el casco, los mayores dolores de cabeza"

¿Cómo fueron las dos primeras jornadas de Carlos Sainz en la sede de su nuevo equipo? Entre la adaptación al monoplaza y el marketing y la comunicación, un proceso acelerado

Foto: Sainz, con los colores de Renault. (Renault Sport F1)
Sainz, con los colores de Renault. (Renault Sport F1)

“Welcome to the team ‪@Carlossainz55! Let's rock this ‪#RaceWeek!”. Niko Hulkenberg daba este lunes la bienvenida al piloto madrileño ante su debut con Renault en el próximo Gran Premio de Estados Unidos. “¡Gracias Niko, tengo muchas ganas de empezar para hacer juntos avanzar el equipo!”, le contestaba también a través de Twitter su nuevo compañero de equipo. Cortesías aparte, el uno intentará tirarse a la yugular del otro inmediatamente. Deportivamente hablando, claro…

El piloto español y el alemán ya habían charlado sobre su futuro en común en los ‘drivers parade’ de los últimos grandes premios, pero aún no han coincidido en la sede de Renault, en Enstone. Porque la semana pasada, Sainz dedicó dos intensos días a conocer el equipo e intentar aclimatarse los más rápido posible a su nuevo entorno y, sobre todo, al RS17. “Ha sido una bienvenida espectacular”, fue la sensación con la que el piloto español volvió a casa tras su primer contacto con su nuevo equipo.

"Esto es otra dimensión"

“El ambiente era muy bueno, la gente estaba muy contenta de ver a Carlos porque se sabía desde hace tiempo que iba a llegar al equipo”, explica a El Confidencial su manager, Carlos Oñoro. “Hay como una sensación de satisfacción generalizada, ya que su llegada supone un estímulo para el equipo de cara a las últimas carreras, especialmente ante un final de temporada duro de desplazamientos y el cansancio acumulado”. Sainz también quedó gratamente sorprendido ante las instalaciones de Enstone. “La fábrica ya habla de la entidad de Renault. Está en obras, terminando las de ampliación, y ya hay 640 personas trabajando allí. Y, sobre todo, las instalaciones dan una idea del compromiso del fabricante francés para volver a lo más alto de la Fórmula 1. Es otra dimensión comparado con Toro Rosso”.

En líneas generales, la cúpula de Renault no ha puesto a Sainz sobre la mesa el objetivo inmediato de puntuar desde la primera carrera. “Estamos deseando que te subas al coche para que nos digas qué te parece y nos des tu 'feedback'” ha sido el mensaje inicial de Abiteboul y el cuerpo técnico. Pero el equipo francés está actualmente en la octava posición del campeonato, a un solo punto de Haas y diez de Toro Rosso, por lo que esperan que Sainz pueda contribuir a mejorar dicha posición, con un impacto importante desde el punto de vista económico.

"Un manual para empollarse a fuego"

Durante dos jornadas de la pasada semana, el piloto español trabajó durante largas horas en el simulador para conocer su nueva montura. Menos sofisticado que el de Red Bull respecto a correlación con la realidad, las sesiones han servido sobre todo para hacerse al volante y todos sus procedimientos, uno de los temas más complicados en la aclimatación. Sainz se ha encontrado con algunos botones de funcionamiento muy diferentes y más complicados respecto al volante del Toro Rosso. Además ha pedido al equipo que le modifiquen la posición de algunos botones para que se asemejan más a los utilizados en su anterior volante. Sainz recibía también un manual “que esta empollando a fuego” para estar preparado en los primeros libres de Austin.

Sin embargo, el motor es el mismo que en el Toro Rosso y también sus mapas. Pero Sainz ya ha descubierto que el RS17 es muy diferente en algunos aspectos respecto a STR12 en cuanto a comportamiento dinámico y puesta a punto, "que difiere en la construcción del chasis, llevará algo de tiempo poder llevar a cabo el ‘set up’ ideal que permitan arañar esas dos o tres décimas finales que marcan diferencias. Esto es lo que más va a tardar”.

"El casco, el mayor dolor de cabeza"

Pero el aterrizaje de Sainz en Renault también exige la integración en otros terrenos, como el de la imagen, marketing y patrocinadores. El tema más importante y complicado en este terreno ha sido el casco, “ya se verá en Austin... Ha sido el mayor dolor de cabeza, porque hay que decidir el ‘branding’, donde va cada patrocinador, cada pegatina, los colores… El tiempo para pintar los cascos ha sido justísimo para llegar a Austin”, explica Oñoro. El madrileño también aprovechó su visita a Enstone para hacerse a toda prisa las diferentes fotografías que se hicieron públicas posteriormente.

Aún está por determinar el posicionamiento de los patrocinadores personales de Sainz, como es el caso de Estrella Galicia. Se supone que seguirá al piloto español a Renault. “En principio sí, están hablando con el equipo para ver los términos de este año y del que viene”. Además, al integrarse en la estructura de un fabricante automovilístico, Sainz también tendrá que acudir a un mayor número de eventos relacionados con la marca y sus filiales en diferentes países.

El piloto español debutará en Austin, una pista que le gusta, pero también será un gran premio de adaptación. “Va a ser difícil ganar a Hulkenberg, porque ha estado pilotando un coche que yo no he conducido durante 16 carreras”, explicaba Sainz. "Me llevará tiempo adaptarme, me gustaría hacerlo lo antes posible, pero estoy convencido de que necesitaré un periodo de tiempo para ello. Mi objetivo es estar cerca lo más rápido posible, pero no es fácil". De lo contrario, a Hulkenberg se le podría atragantar su bienvenida.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios