El día que Red Bull dio una patada a Antonio García para 'convertirle' en un grande
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
CAMPEÓN DEL IMSA EN ESTADOS UNIDOS

El día que Red Bull dio una patada a Antonio García para 'convertirle' en un grande

Red Bull, el mismo que cerró una puerta a Antonio García, le abrió otra que le ha posibilitado construir un camino en los Turismos de éxito. Este fin de semana se proclamó campeón del IMSA

Foto: Antonio García con su Chevrolet. (Foto: Instagram AntonioGarcia_3)
Antonio García con su Chevrolet. (Foto: Instagram AntonioGarcia_3)

Tenía proyección y Red Bull, a través de Helmut Marko, posibilitó que compitiera en la F3000 de 2001. Este idilio en lo que era la antesala de la Fórmula 1 duró cuatro carreras, lo que aguantó la paciencia de Red Bull con el rookie español. Sin embargo, del mismo modo que le cerraron esa puerta, a Antonio García le abrieron otra al subirle a un Porsche en el FIA GT. Fue su primer contacto profesional con un mundo -el de los GT- en el que está grabando su nombre a fuego con títulos como el de este fin de semana: ha conquistado (junto a su compañero Jan Magnussen) el campeonato más importante de resistencia en EEUU, el IMSA (categoría GTLM).

Además del IMSA, ha gando tres veces en Le Mans (con dos marcas diferentes), las 24 Horas de Daytona, las 12 Horas de Sebring, las American Le Mans Series… ¿Qué más le queda por saborear en turismos?

Ha ido bien desde el principio. Antonio García no duró mucho en el Porsche al que le subieron por primera vez, el equipo quedó sorprendido por su actuación tras la primera carrera y le enviaron al coche más rápido para la siguiente. En 2003, BMW le fichó para correr el Europeo y el Mundial de Turismos, y de ahí a las Le Mans Series. Los monoplazas cada vez quedaban más lejos y su crecimiento en GT continuó en Aston Martin (2006) para tener en 2009 su primer contacto con Chevrolet, marca con la que ha caminado hasta ahora.

Cuando Helmut Marko le apartó de los monoplazas de la F3000, quizás lo hizo con demasiada premura teniendo en cuenta que normalmente los novatos comenzaban a sacar la cabeza hacia el final en ese campeonato. De hecho, ya fuera del programa energético, disputó las dos últimas pruebas con el equipo 'Durango' y coqueteaba por tiempos para salir en el 'top 5' (aunque luego la fiabilidad le apartaba de esas posiciones). Tal vez por ello, alguien en Red Bull decidió darle el empujón económico necesario para que probara fortuna en los GT. Fue un acierto atendiendo a su palmarés y actualmente es una referencia.

Por la 'cara norte'

El madrileño ha sido un piloto pionero en España a la hora de enfocar su carrera deportiva. Ha picado piedra por la 'cara norte' del automovilismo sin ayuda de un padrino o patrocinios que le pagaran un asiento en una vistosa categoría. Después de ese amargo 2001, descartó más intentos y ofertas que tenía para subirse a un monoplaza. Eligió un camino menos mediático, más desconocido pero en el cual, cada paso dado es un punto más sólido de apoyo para continuar creciendo profesionalmente. Su status va en aumento y ese progreso no está sujeto sobre palillos o terceros.

Si Fernando Alonso inspira la carrera de jóvenes pilotos que desean alcanzar el pináculo de las carreras de coches, su amigo Antonio es ejemplo de quien quiere dedicar su vida a poner al límite coches, con independencia de la categoría. ¿El futuro? Turismos, los monoplazas de la Fórmula E -Adrián Campos acudió a él para exprimir uno en la pretemporada del estreno-, prototipos… A sus 37, y tras su éxito en el IMSA, continúa abriéndose puertas.

Red Bull Antonio García Fórmula 1 Chevrolet Helmut Marko Adrián Campos Fernando Alonso Fórmula E Le Mans
El redactor recomienda