oriol serviá, decimosegundo y en cuarta fila

Alonso, con la miel y la sal en los labios: "Estábamos cerca de la pole"

Fernando Alonso saldrá quinto en las 500 Millas de Indianápolis, pero con la sensación de haber perdido una oportunidad. Serviá mejoró espectacularmente frente al día anterior

Foto: Fernando Alonso, en el circuito de Indianápolis. (Reuters)
Fernando Alonso, en el circuito de Indianápolis. (Reuters)

“Ok la crono. ¡Con todo lo que ha pasado hoy estar entre los cinco primeros es un sueño! Hace 15 días nunca hubiera pensado estar luchando por una pole. Gracias a todo el equipo, y ahora una semana más de aprendizaje hasta la carrera”. El primer mensaje personal de Fernando Alonso tras completar la primera clasificatoria de su carrera en las 500 Millas de Indianápolis dejaba entrever que se había quedado con la miel en los labios. “Con todo lo que ha pasado hoy…”.

“Hubo momentos en los que no sabíamos si íbamos a salir a la clasificatoria”. Para no faltar al hábito de la Fórmula 1, el piloto español tuvo que vivir en la incertidumbre de pasar por un cambio de motor dos horas antes de afrontar el ‘Fast Nine Shootout’. “¿Nervios? Estoy acostumbrado a ello”, confesaba después. Sin embargo, Alonso firmó una magnífica actuación si se considera que la media más rápida de Scott Dixon (232.164) ayer fue el mejor registro en las 500 Millas para lograr la pole desde 1996. Sin embargo, “hubiera estado bien hacer la pole, era posible”.

¿Hasta dónde hubiera llegado?

231.113 mph en la primera vuelta, 231.440 en la segunda, 231.475 en la tercera, 231.171 en la cuarta, para terminar con una media de 231.300. Pero esta velocidad hubiera sido superior, según Alonso, de no ser por el problema sufrido con el motor. ¿Cuánto le costó? Ahí reside la sensación agridulce del español.

“En la segunda vuelta, en la cuarta curva, tuvimos un problema con el 'overboost', fue como si se hubiera pisado el freno. Reduje una marcha y empecé a coger velocidad de nuevo. Crucé la línea y eran 230.7 mph o algo parecido' y pensé que eran 225", explicaría después. "Incluso estuve a punto de entrar en el ‘pit lane’ porque pensé que la clasificatoria se había terminado por este problema. Seguí rodando y completando las vueltas y al final me quedé sorprendido por el tiempo último. Así que nuestro coche funcionó hoy mejor que ayer. Así son las cosas. Podíamos haber fácilmente luchado por la pole de no haber sido por este problema”. Dixon firmó una media para las cuatro vueltas de 232.164…

Alonso se quedó con la sensación de lo que pudo haber sido y no fue, ya que tenía referencias previas para haber aspirado a la pole. “En los entrenamientos [libres, anteriores a la tanda clasificatoria final], sentí que el coche era muy competitivo, así que estábamos probablemente muy cerca de la pole hoy. Pusimos un poco más de carga antes de la crono, y al final el coche iba rápido igualmente. Fue mejor que ayer, tenía más confianza, también esta mañana en los entrenamientos”.

De hecho, en los libres previos al ‘shootout’, Alonso había sido el más rápido con vuelta sin rebufo de entre todos sus rivales en la tanda definitiva, un buen augurio para lo que podría venir después. Pero entonces apareció un humo sospechoso en su propulsor antes de la clasificatoria, se detectó una pérdida de líquido, y Honda decidió cambiar el propulsor de su monoplaza. El equipo tenía dos horas y media para cambiar el motor.

Los mecánicos de los seis coches en faena

“Hubo un momento en que pensaba que no iba a salir”, confesaría Alonso tras la última tanda. “Al final, ha sido un poco una rutina a la que estoy acostumbrado [en la Fórmula 1], cambiamos el motor en tiempo récord”. De hecho, los mecánicos de los seis coches de Andretti Autosport se lanzaron a cambiar el propulsor del monoplaza ante la premura de tiempo. Entre 15 y 20 personas trabajando a la vez. Y Alonso no se cansó de agradecer una y otra vez el trabajo de su equipo. “Es un ejemplo de lo que es esta carrera”.

Thanks for the support today. On the second week we will make more progress and we will keep enjoying the experience together! #fans #🇪🇸 #🇺🇸

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

Al final, vaso medio lleno. "Al entrar entre los nueve primeros, la posición de parrilla ya no es tan importante", se consolaba el español. En todo caso, confirmó con el quinto puesto de parrilla su posición media durante la semana en las diferentes sesiones de entrenamientos con el coche en condiciones de pole y carrera, lo que ofrece esperanzas de poder disputar la victoria en su debut en las 500 Millas.

Serviá le da la vuelta a la tortilla

Por su parte, Oriol Serviá consiguió enmendar el resultado de la jornada anterior, para lograr finalmente una magnífica posición para la carrera, y fue uno de los más rápidos de la sesión destinada a los pilotos que no entraron ayer en el 'Fast Nine'. El catalán saldrá en la cuarta línea, dos por detrás de Alonso, en la duodécima plaza.

Porque el día anterior el tiro había salido por la culata. “Ayer apostamos con un reglaje para entrar entre los nueve primeros, salió mal, y no tuvimos suerte con el equilibrio del coche. Hoy tuvimos más tiempo esta mañana para modificarlo y tuvimos un gran coche. Ahora estoy muy contento con la consistencia, no vamos a cambiarlo mucho, y creo que tengo un coche para ganar las 500 Millas”, declaraba al final de la sesión clasificatoria.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios