DEMASIADO TERRENO PARA RECUPERAR para honda

Por qué McLaren y Honda lo tiene tan crudo ya antes de empezar el campeonato

McLaren empieza lastrado por los graves problemas de Honda. No se trata ya de luchar por el podio, sino en media tabla. Y la evolución de un motor híbrido no es tema de dos días

Foto: Fernando Alonso en la pista de Montmeló. (Reuters)
Fernando Alonso en la pista de Montmeló. (Reuters)

¿Está perdida la temporada para McLaren antes de comenzarla? ¿Es este el equipo que hará campeón del mundo a Fernando Alonso en... 2018? ¿Habrá ya interiorizado la situación al ponerse en el mercado la semana pasada? De momento, la clave reside en cuánto tiempo, o si será posible recuperar el terreno perdido en este arranque de 2017 por parte de Honda.

La experiencia de estos años con la compleja tecnología híbrida, los períodos mínimos necesarios para evolucionar un propulsor, la metodología de Honda… El ejemplo de 2016 invita a pensar que será imposible –salvo gran sorpresa- luchar por el podio en 2017. A día de hoy, también pelear en esa apretada clase media que configurado la pretemporada.

Este es el nivel

425 vueltas en 2016 por 710 del pasado año y Alonso fue el piloto de parrilla con menos giros en Montmeló. El MCL32 nunca superó los once seguidos. Las simulaciones de carrera, ni en los mejores sueños. Stoffel Vandoorne quedó a casi tres segundos de Raikkonen y a siete décimas de la pole de Lewis Hamilton en el Gran Premio de España (1.22.000). Yusuke Hasegawa ya había puesto la venda antes que la herida sin haber pisado el asfalto cuando anticipaba “que el concepto es completamente diferente, de alto riesgo, no conocemos muchas cosas de este nuevo concepto”, en referencia al nuevo propulsor de 2017. Y los pilotos, patos sentados en las rectas. Hay herida, y profunda, como se ha comprobado.

Lo peor fue ver en un sincero Hasegawa la viva expresión del desconcierto. “Todo lo ocurrido (en Montmeló) no se había visto antes en el banco de pruebas” explicaba un técnico nipón admitiendo “que estamos un poco asustados de la situación, es muy optimista esperar un buen resultado en Melbourne. No esperábamos tan amplia variedad de problemas”. Podían añadirse más datos pero, a grandes rasgos, esto es lo que hay ¿Qué futuro en 2017 daríamos a Sauber o Force India, por ejemplo, de haber presentado semejante panorama en pretemporada?

"Largo me lo fiais"

Honda se ha concetrado en la ICE (cámara de combustión), como base para ganar también potencia con la energía eléctrica derivada del turbo. Vibraciones, temperaturas de válvulas, fiabilidad, falta de potencia…En Montmeló parece que hubo de todo. Lo pero es que, si los antecedentes sirvieran de referencia, el marco temporal necesario para revertir la situación invita a pensar en un “largo me lo fiais”. Lo demás resultaría una sorpresa.

Olvidemos el dramático 2015, irrelevante en términos de evolución. Durante el invierno pasado, se introdujeros cambios en el desastroso sistema de recuperación y entrega de energía del primer año. Todavía la fiabilidad estaba en la columna del debe, pero el kilometraje fue el doble que en 2017. Aún así, Honda necesitó medio año para sentar las bases del nivel mostrado a partir del verano.

En China, “después de terminar en duodécima y decimotercera posición, todo el mundo acabó la carrera, y comprendí que acabando no conseguiríamos nada. Así que tomamos riesgos”, explicaba Hasegawa el pasado año al reflejar la evolución técnica de la temporada. Desde el Gran Premio Rusia (cuarta carrera) se modificaron los reglajes de encendido. Nuevo turbo en Canadá que permitió mejorar la recuperación de energía. Llegó después de verano “la Spec 3, que nos dió problemas en Spa y Monza porque no tuvimos tiempo para reglar los motores”. Ciertamente, Honda progresó en 2016, aunque para aspirar a entrar raspados en el Q3, y luchando a un Toro Rosso con el propulsor de Ferrari de 2015.

¿No tienen "cultura" de Fórmula 1?

Si 2016 ofreció semejante proceso desde mejores bases que este año, ¿Qué puede pasar esta temporada?. Hasegawa reconocía estos días en la revista americana 'Racer' que “los problemas de fiabilidad los podemos resolver antes de Melbourne”. Según el técnico nipón, "en general, son temas que no son totalmente nuevos en cada área, tenemos alguna experiencia y contramedidas, así que creo que podemos reaccionar”. A pesar de esa supuesta mejor capacidad de respuesta, “en dos semanas es muy difícil exprimir más potencia y rendimiento”. ¿Y en cuánto tiempo se alcanzarán niveles competitivos?

A favor de Honda jugará en 2017 la desaparición del sistema de 'tokens' que permitirá volcar su inmenso caudal de recursos para acelerar el proceso de evolución. Habrá también hasta qué punto los problemas son estructurales. Pero por lo visto en este arranque de temporada ¿Hasta qué punto los procesos y sistemas de funcionamientos de Honda son eficaces? “Es una compañía grande, exitosa, y tienen su propia forma de hacer las cosas”, explicaba recientemente Eric Boullier, “concebir un motor en Japón es un gran desafío, por eso Mercedes decidió hacerlo en Gran Bretaña. Necesitas ser rápido en el desarrollo, tan rápido como la Fórmula 1 se mueve. Está intentando crear un motor competitivo, pero no tienen cultura de Fórmula 1”. ¿Van por aquí las pistas?

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Con problemas "inesperados" en un concepto de “alto riesgo” ya en pretemporada, una ecuación de potencia y fiabilidad todavía por resolver, con los amplios plazos necesarios para desarrollar e implementar las posibles soluciones, y obviando un chasis ¿Qué panorama afronta McLaren en 2017? Ahora, rebobinemos la rueda de prensa de Fernando Alonso del pasado martes

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios