Raikkonen da más problemas a un Vettel cuestionado, "debe ganarse el sueldo"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EL ALEMÁN SALDRÁ SÉPTIMO EN EL GP DE JAPÓN

Raikkonen da más problemas a un Vettel cuestionado, "debe ganarse el sueldo"

“Probablemente podía haber estado la tercera posición”. Sebastian Vettel cometió un error en su último intento durante la Q3 y tuvo consecuencias en su tiempo del

Foto: Sebastian Vettel en su box durante este GP de Japón.
Sebastian Vettel en su box durante este GP de Japón.

“Probablemente podía haber estado la tercera posición”. Sebastian Vettel cometió un error en su último intento durante la Q3 y tuvo consecuencias en su tiempo del sábado del GP de Japón. Lo reconoció tras acabar la clasificación cuando Kimi Raikkonen, por novena vez en la temporada, le superó en su punto fuerte: a una vuelta. Su rostro no reflejaba la alegría del resto de Ferrari, que sorprendió con su mejor sábado tras la vuelta del verano recuperando a Red Bull una segunda posición que parecía perdida en lo que quedaba de 2016. Aunque “es sólo un día y no hemos cogido ningún punto”, puntualizaba Kimi.

[Rosberg hace la pole en el día que McLaren se hundió]

Maurizio Arrivabene, cuando vio el tiempo en la pantalla de Vettel, cuarto, asintió con la cabeza contundentemente, como dándose la razón a sí mismo por no tirar nunca la toalla y tener la fe de que los resultados de la primera mitad de temporada volverían. “Positivamente sorprendido por el rendimiento del coche y muy feliz por la tercera posición”, comentaba Raikkonen ante la prensa, el mismo que también mandaba prudencia porque es “sólo un sábado”.

["Vettel está en crisis": entre la presión de Ferrari y la sombra de Alonso]

Este sábado sí, la sonrisa de Raikkonen lucía tras bajarse del coche. Es uno de esos momentos en el que su personalidad finesa deja paso durante algunos segundos con la emoción por la consecución de un logro. Sus compañeros, en boxes, también se felicitaban. Esta alegría contrastaba con el rostro del que normalmente no tiene problemas precisamente en irradiar felicidad… Vettel no estaba del todo satisfecho y, de hecho, puntualizó ante las cámaras que “desde el punto de vista del equipo había sido un buen día”, ¿y desde el enfoque personal? La sensación que tenía era diferente. Más aún sabiendo que su cuarto puesto se transforma en séptimo por la sanción que arrastra de Malasia. Este es uno de los peores momentos deportivos del tetracampeón desde que pisó por primera vez la Fórmula 1.

[Alonso, de trompicón a tortazo: "No es normal ver a los McLaren decimoquinto y decimoséptimo"]

“Para bien o para mal, Seb lo está haciendo como debe, no representa el problema. A veces, ha tenido distracciones y otras ha tenido algunos problemas. He visto a pilotos delante de él, pero no han sido muchos y no creo que nadie esté dispuesto a tirar la primera piedra contra Sebastian, porque todos cometemos errores”. Arrivabene habló esta semana en ‘Sky Sport F1’ con la camisa de jefe puesta y, aunque desde un punto de vista comprensivo, no dudó en señalar que su piloto había fallado durante el año.

En alguno de sus argumentos para justificar su discreto estado de forma, Arrivabene hasta parece querer decir que Vettel se preocupa por demasiados aspectos dentro del equipo. Da la impresión de pedirle que se dedique exclusivamente a pilotar (Raikkonen style) y punto: “Es una persona que se implica tanto... Y ese dar tanto a veces significa que se interesa un poco por todo. Debe centrarse en el trabajo principal que hay que hacer -aunque sepa que no lo hace con una intención polémica-, lo hace porque que está totalmente inmerso en lo que muchos llaman 'la familia' y que yo llamo el equipo Ferrari. Debe concentrarse sólo en su coche”.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Según Forbes, el sueldo del finlandés de Ferrari es de 6,5 millones de euros anuales y el del alemán 28 millones, siendo este el mayor salario pagado en la historia de los de Maranello. En la clasificación de Pilotos, sin embargo, es Raikkonen quien va por delante, con 7 puntos más que Sebastian. Quizás no fuera con esa intención, pero en la mencionada charla de Arrivabene con Sky, al ser cuestionado por el trabajo del alemán y los dos años que le quedan de contrato, no parece que a este ritmo a la Scuderia le siga pareciendo aceptable esta situación: “Todo el mundo tiene metas, yo, el equipo y Sebastian. Por lo tanto, es justo que sea así para todos, no importa quién sea, que se gane el sueldo, y el puesto”.

Sebastian Vettel Fórmula 1 Kimi Raikkonen
El redactor recomienda