todo podría estar listo para el SIGUIENTE GP

Red Bull renovará en estos días al solicitado Carlos Sainz... salvo que Renault intervenga

El momento dulce del piloto español ha propiciado que le haya salido alguna novia, algo que ha acelerado la decisión de Red Bull sobre su alineación para el año que viene

Foto: Carlos Sainz abandonando el trazado de Bakú el pasado domingo.
Carlos Sainz abandonando el trazado de Bakú el pasado domingo.

“Está muy, muy cerca”, reconocía Franz Tost a 'Movistar F1' este domingo, cuando se le cuestionó sobre la renovación de Carlos Sainz por Toro Rosso para 2017. Es significativo que a estas alturas de la película Red Bull quiera mover ficha para atar a una pieza cuyo caché ha subido como la espuma desde hace poco más de un mes. Su coche y las correctas decisiones estratégicas desde el muro le han permitido brillar en Montmeló, Mónaco y Montreal, y el viernes y domingo de Bakú (hasta que su remontada se frenó por un problema en su coche). Estas actuaciones han ido aderezadas con piropos por parte de la prensa internacional y de especialistas como Alain Prost para hacer muy apetitoso este bocado ibérico. El resultado es que en el próximo GP de Austria, Red Bull podría comunicar oficialmente su permanencia en Toro Rosso para el año que viene. Aunque no es la única opción para seguir en Fórmula 1 ya que Renault también está interesado en el español.

[Lea aquí: "Yo pondría a Sainz en Ferrari" o cuando "Carlos realizó un fantástico pilotaje"]

¿Y si Red Bull, en un par de semanas, asegura a Sainz su presencia en la F1 del año que viene? Serían los cinco meses más 'relajados' en la carrera deportiva del joven de 21 años, quien está repitiendo campeonato por primera vez en su vida. Un grado menos de presión para seguir dando motivos a Helmut Marko y compañía de que su trabajo en la empresa energética es eficaz. Desde el punto de vista de Red Bull, supondría un movimiento que habla de la alta consideración del equipo austriaco hacia Carlos puesto que, normalmente, los pilotos de Toro Rosso no se confirman hasta más avanzada la temporada (el año pasado ocurrió después del verano). Por otra parte, este movimiento provocaría que si algún otro equipo le quiere, debe pasar antes por el despacho de Marko... Los de Milton Keynes saben que es un piloto que gusta.

El momento dulce de Sainz ha hecho que se adelanten los acontecimientos. La balanza entre Sainz y su compañero, el ex Red Bull Daniil Kvyat, actualmente es claramente favorable al español (3-0 en cuatro carreras) y el respeto que se está ganando también afecta al prestigio de los de Faenza. Decía al inicio de temporada Franz Tost que el piloto necesita “un mínimo de tres años para entender bien lo que es la Fórmula 1”, al tiempo que lo que más valoran de un canterano es que la “curva de aprendizaje sea ascendente”. Las piezas encajan tanto por ésto último como porque en 2017 supondría el tercer año para Carlos en el pináculo del automovilismo.

[¿A quién cortará la cabeza este año Red Bull?]

Sainz pone en valor a Toro Rosso

Otro factor que tendrá en cuenta Red Bull en su decisión es que para el año que viene las normas cambian. ¿Y si alguno de sus pilotos resbala con el reglamento que viene? Red Bull desea probar a sus actuales pilotos bajo las nuevas reglas. De no firmar la misma alineación de pilotos en sus dos equipos -y descontando que vayan a fichar a alguien de fuera-, el siguiente en la línea de su programa de jóvenes pilotos sería el francés Pierre Gasly, octavo el año pasado en GP2 y actualmente cuarto. No ofrece, en estos momentos, la misma garantía que Sainz o Kvyat. Este es un argumento por el cual Carlos tendría agarrada la sartén por el mango… sabiendo que hay otro equipo muy interesado en él (así sí se puede ejercer fuerza para renovar).

[La peineta de Sainz a Alonso o cómo dos pilotos de F1 se llevan tan bien]

“Carlos es un piloto subestimado, ha sido injustamente infravalorado porque los medios se han centrado en Max, que era el piloto más joven en debutar en F1”, comentaba Tost en Australia. Coincidencia o no, cuando se ha marchado Verstappen del equipo es cuando el árbol de Sainz ha comenzado a zarandearse, llegando a que el mismísimo Prost, asesor de Renault, recomendase a Ferrari su fichaje (muy complejo a día de hoy).

¿Una cesión a Renault?

¿Iba con una segunda intención ese mensaje del tetracampeón? La marca del rombo se ha interesado por Sainz para ser pareja de Kevin Magnussen el próximo año y hay diferentes escenarios para que esta posibilidad se haga realidad: por una parte que Renault haga una ofensiva total en los próximos días y que convenza tanto a Red Bull como a Sainz para que éste vista de amarillo desvinculándose de Red Bull (opción remota), y otra que la excelente relación entre Red Bull y Renault, su proveedor de motores, permita una cesión o intercambio de algún tipo que beneficie a todas las partes. En cualquier caso, esta situación -la de que Sainz vista de amarillo- quizás sea más probable en 2018, ya que para 2017 lo normal es que continúe en un apetitoso Toro Rosso -que llevará propulsor de Renault y chasis 'tutelado' por James Key, quien ha sonado para Ferrari-.

De todos estos comentarios, opciones y juegos de política que van y vienen en torno a su figura, Carlos Sainz prefiere no creerse nada aunque, ya que no todos los días a uno le asocian con Ferrari, el saco de las posibilidades las utiliza de manera positiva para mantener un alto grado de motivación. La próxima batalla será ante el 'jefe supremo', Dietrich Mateschitz, en el Red Bull Ring.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios