Es noticia
Menú
La orden de Vettel a Ferrari deja en evidencia la posición de Raikkonen
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
SERGIO PÉREZ, TRAS EL ASIENTO DE KIMI

La orden de Vettel a Ferrari deja en evidencia la posición de Raikkonen

La imagen que desprendió en Bakú cada piloto de Ferrari fue antagónica: Vettel mostró control y seguridad mientras Raikkonen desconcierto y dudas. Están en niveles diferentes

Foto: Vettel y Raikkonen en sus respectivos monoplazas.
Vettel y Raikkonen en sus respectivos monoplazas.

“¿Estáis seguros? Tengo un buen ritmo”. Sebastian Vettel lanzó esta pregunta cuando Ferrari le pidió que entrara a cambiar gomas en la vuelta número 6. “Hay riesgo de 'undercut' de Ricciardo”, respondieron en un principio, aunque tras una breve charla los estrategas del equipo italiano reaccionaron y le mantuvieron en pista. Mientras Vettel negociaba con éxito una importante decisión, su compañero, Kimi Raikkonen, se quejaba por radio al final de la prueba de su monoplaza preguntando que si estaba sufriendo “el mismo problema que la anterior carrera”. “No podemos decirlo”, escuchó el fines. “¡Seguro que puedes decir un sí o un no!”. “No podemos”. El finés parecía algo desesperado y su enfado a través de la radio mostró la tensión que estaba viviendo en esos momentos. El problema era un exceso de gasto de combustible y terminó cuarto este GP de Europa, cruzando la línea de meta por detrás de Sergio Pérez… que comienza a sonar para ocupar su asiento en 2017.

[Hamilton: 72 kilómetros para resolver un problema por el que Rosberg ni se despeinó]

“Estaba seguro de tomar el riesgo de aguantar fuera y me comprometí tras mantener una breve conversación con ellos. Al final tuve un buen ritmo”, reconoció el alemán tras la carrera. Su experiencia ha facilitado que Ferrari tocara techo en Bakú ya que no podía finalizar más allá de un segundo puesto salvo fallo en el monoplaza de Nico Rosberg. La autoridad del germano se tradujo en puntos y es el tercer fin de semana consecutivo en el que su actuación deja en evidencia la de su compañero. En Mónaco fue cuarto (abandono de Raikkonen por tocar el muro), segundo en Canadá (Kimi fue sexto) y también segundo en Azerbaiyán (cuarto del finlandés). Están en dos niveles diferentes.

Por qué el coche de Kimi consume más...

Atendiendo al problema que ha sufrido tanto en Montreal como en Bakú relacionado con el gasto del combustible, ¿es debido al pilotaje de Raikkonen o es un problema del monoplaza? Desde su regreso a Ferrari en 2014, Kimi ha adquirido un rol secundario en el equipo -primero con Alonso y ahora con Vettel- y su figura barnizada por un talento innato también ha sido salpicada en estos tres últimos años por la dificultad que tiene en exprimir su coche igual que su compañero, sobre todo cuando hay que pelearse con un vehículo poco amable.

[Rosberg gana un GP de Europa de mala fortuna para Alonso y Sainz]

El año pasado, una encuesta realizada por la GPDA sobre el piloto favorito de los fans señaló a Raikkonen como el número uno, por delante de Alonso y Button. ¿Es este -y su peso mediático- el motivo por el que se mantiene en el equipo más legendario de la Fórmula 1? A sus 36 años, su estado de forma no muestra la firmeza de otros rivales.

Ferrari tiene elaborada una lista de pilotos para el año que viene como posible recambio para el finés y, quizás por ello, es recurrente que cuando un piloto de otro equipo destaca por sus actuaciones, se le relaciona rápidamente con los de Maranello. Rosberg y Ricciardo han mantenido conversaciones con la Scuderia -el alemán ha confirmado este fin de semana que continuará dos años más con Mercedes-, pero otros nombres como Carlos Sainz (Alain Prost recomendó su fichaje), Nico Hulkenberg o Pérez también han aparecido. Y es este último el que está sonando con más fuerza en estos momentos.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

“Yo no soy quien firma los contratos en Ferrari”

“No sé. Yo sé que cuando le pregunté por su contrato me dijo que terminaba a final de temporada. Pero yo no soy quien firma los contratos en Ferrari”, señaló con tono de humor Vettel tras la carrera en Bakú cuando fue preguntado sobre cómo vería al Checo como compañero suyo el año que viene. El de Guadalajara es octavo en la clasificación y lleva dos podios en las últimas tres carreras. Normal, en este sentido, que esté en boca de todos.

Será muy difícil que el Checo mantenga este nivel de éxito y podios para que sea su nombre siga sonando mediáticamente igual de fuerte, aunque la próxima carrera es en territorio austriaco, otro circuito donde la potencia beneficia al propulsor Mercedes de Force India.

Pérez y su mal paso por McLaren

Pérez ya sabe lo que es estar en un grande, tras su paso por McLaren, y los errores que no debe repetir más allá de su actuación en pista. Teniendo hipotéticamente a Vettel como compañero, uno de los pilotos más implicados fuera de la pista con el equipo, Pérez deberá desterrar ciertas actitudes que no fueron bien vistas en Woking y, si quiere ganarse la confianza de sus mecánicos, ingenieros y de todo el equipo que le rodea, deberá estar a la altura de la del tetracampeón del mundo (porque el apellido Pérez no tiene el mismo peso que Raikkonen). ¿Por qué cuando Pérez se fue de McLaren prácticamente el único que le apoyaba era Martin Withmarsh? Es complicado cerrar la herida que se hizo en McLaren, aunque este año esté dando más motivos que nunca.

[Sergio Pérez: ¿cómo cerrar la herida de McLaren?]

Por otro lado, e independientemente de que ahora Pérez sea el piloto de moda, ¿debe Ferrari buscar seriamente un reemplazo a Raikkonen? Sergio Marchionne, presidente de la empresa, presenció en directo cómo Kimi cometió un error infantil de pisar una línea en el pit-lane que le provocó una penalización de cinco segundos y también cómo, en la última vuelta, el Force India del Checo superaba al de Kimi. La actual alineación de pilotos representa equilibrio y estabilidad y, de momento, esto es algo que les basta para ser segundos en la clasificación de Constructores. El año que viene las normas cambian y quizás necesiten algo más.

“¿Estáis seguros? Tengo un buen ritmo”. Sebastian Vettel lanzó esta pregunta cuando Ferrari le pidió que entrara a cambiar gomas en la vuelta número 6. “Hay riesgo de 'undercut' de Ricciardo”, respondieron en un principio, aunque tras una breve charla los estrategas del equipo italiano reaccionaron y le mantuvieron en pista. Mientras Vettel negociaba con éxito una importante decisión, su compañero, Kimi Raikkonen, se quejaba por radio al final de la prueba de su monoplaza preguntando que si estaba sufriendo “el mismo problema que la anterior carrera”. “No podemos decirlo”, escuchó el fines. “¡Seguro que puedes decir un sí o un no!”. “No podemos”. El finés parecía algo desesperado y su enfado a través de la radio mostró la tensión que estaba viviendo en esos momentos. El problema era un exceso de gasto de combustible y terminó cuarto este GP de Europa, cruzando la línea de meta por detrás de Sergio Pérez… que comienza a sonar para ocupar su asiento en 2017.

Fórmula 1 Sebastian Vettel Kimi Raikkonen
El redactor recomienda