Es noticia
Menú
"Yo pondría a Sainz en Ferrari" o cuando "Carlos realizó un fantástico pilotaje"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
REMONTADA NUNCA VISTA ANTES DEL ESPAÑOL

"Yo pondría a Sainz en Ferrari" o cuando "Carlos realizó un fantástico pilotaje"

El piloto madrileño se había ganado los halagos de Alain Prost, asesor de Renault, antes de realizar una mediática carrera en el trazado de Gilles Villeneuve

Foto: Carlos Sainz, este doming, durante el GP de Canadá.
Carlos Sainz, este doming, durante el GP de Canadá.

“Carlos realizó una fantástico pilotaje”, reconoció su jefe Franz Tost. Se apagó el semáforo del GP de Canadá y saltó del vigésimo lugar al decimosexto. En la vuelta trece, cuando el equipo le llamó a boxes, ya había ascendido hasta el decimotercer lugar después de llevar al límite coche y neumáticos ultrablandos. El equipo le montó gomas blandas para continuar con el martillo y ascender hasta el noveno, lugar que no perdería en el segundo y último stint, donde volvió a montar neumáticos ultrablandos para terminar la prueba manteniendo su fantástico nivel, el que está permitiendo que el nombre de Carlos Sainz suene para un volante con más responsabilidades que el de Toro Rosso en 2017.

[Hamilton hizo mala la estrategia de Ferrari en Canadá]

Quizás suene contradictorio, pero el “error” que provocó su accidente el sábado ha permitido que su figura brille como pocas veces antes en Fórmula 1, competición en la que nunca había remontado 11 posiciones. Dio la vuelta a la tortilla a una situación que se le complicó en la Q2 cuando golpeó contra el Muro de los Campeones y, al contrario que otros pilotos como Vettel, Ricciardo o Palmer, -que también besaron el hormigón-, rebotó directamente hacia el césped, superficie de la que no pudo salir. Fue un “error mínimo”, pero de castigo llamativo. Afortunadamente para Carlos, esta circunstancia ocurrió en un circuito donde el adelantamiento no es una quimera y 24 horas después había aumentado su credibilidad y llegando a superar ampliamente a su compañero, Daniil Kvyat, que había partido cinco puestos por delante de él.

https://www.elconfidencial.com/deportes/formula-1/"remontada mayor de la esperada"]

Los piropos de Alain Prost

Si el año pasado se ganó el respeto durante los sábados, cuando superó al “nuevo Senna” -Max Verstappen-, en este 2016 lleva tres carreras consecutivas llamando también la atención el día en el que se reparten los puntos, hasta el punto de que Alain Prost, asesor de Renault, recomendase la pasada semana a Ferrari su fichaje para el año que viene, en lugar de Kimi Raikkonen. “Se habla poco de él, pero me gustaría ver cómo evoluciona en un equipo puntero. Siempre ha estado en la sombra de Verstappen, pero me parece impresionante. Yo pondría a Sainz (en Ferrari). Es una cuestión de equilibrio. Podría irle bien con Vettel y conoce la presión. En un equipo, las dos personalidades han de encajar. Hay más pilotos interesantes... pero yo escogería a Sainz”. Palabra de tetracampeón del mundo.

[Ferrari terminó muriendo en la orilla]

En Fórmula 1 es importante ganarse un sitio los sábados y los domingos sobre el asfalto, y el resto de días de la semana en los despachos y medios de comunicación creándose una 'imagen de marca' acorde a los resultados deportivos. Durante su etapa como compañero del huracán mediático Verstappen, esta batalla 'política' -que hablen de ti- Sainz la perdió, pero el cambio de aires del holandés le ha dado un formidable impulso porque antes de la apreciación de Prost, la prensa especializada ya había realzado la figura del español con datos y poniendo sobre la mesa que había tuteado a Verstappen, el llamado por infinidad de voces a ser próxima estrella del pináculo del automovilismo.

Las consecuencias de un resultado mediático

“Comenzó en el puesto 20; terminó en el puesto 9. Aplausos”. Este comentario en Twitter de la página oficial de la Fórmula 1 -con más de 2,13 millones de seguidores- es un motivo más que refuerza la construcción de ese aura de consideración y respeto del que hacen gala pilotos de los que no se duda ni un segundo que merecen estar en los mejores equipos de F1. Es un arte llegar a este punto, el arte de la guerra que tan bien conocía el expiloto Jos Verstappen y que aplicó con éxito en su hijo, o el que recientemente ha realizado Nico Rosberg cuando contrató a Gerhard Berger -con amigos en Red Bull y Ferrari- para negociar su próximo contrato con Mercedes… ¿Por qué? Por declaraciones como las siguientes: “Tanto Red Bull como Ferrari han entendido que para ser campeones del título de constructores necesitan a pilotos del calibre de Hamilton y Rosberg. Por eso Red Bull puso a Verstappen ahí tan rápido, Ferrari ha de reaccionar pronto. Y lo hará”. Deja la puerta abierta al tiempo que asegura que “Mercedes tiene la pelota en su tejado”.

[Lea todas las noticias sobre Fórmula 1]

La regla del punta tacón fuera de la pista es entrar a una negociación haciendo creer a los de enfrente que existen más opciones, algo que Sainz, de momento, no tendría la necesidad de aplicar sabiendo que todavía le quedan tres años de contrato con Red Bull… aunque no necesariamente dentro de la F1, ¿debería llamar a otras puertas viendo su dulce estado o esperar?

Al mediático resultado de Canadá, en el que se incluye su tercera victoria sobre su compañero, hay que sumar que Verstappen superó a Daniel Ricciardo. En este sentido, si Sainz fue capaz de rendir a un nivel similar al de Verstappen, y si este supera a final de temporada a Ricciardo, las cuentas de la vieja establecen que Sainz también podría superar al australiano o, al menos, ser merecedor de un asiento de Red Bull, algo que probó Kvyat, primer rival del español.

Volviendo a las palabras de Prost sobre el futuro de Ferrari, “hay más pilotos interesantes... pero yo escogería a Sainz”. Quizás no sea el primero de la lista, pero el hecho de estar en la agenda de Maranello ya es significativo, como también lo es que el asesor de Renault te tire los trastos.

“Carlos realizó una fantástico pilotaje”, reconoció su jefe Franz Tost. Se apagó el semáforo del GP de Canadá y saltó del vigésimo lugar al decimosexto. En la vuelta trece, cuando el equipo le llamó a boxes, ya había ascendido hasta el decimotercer lugar después de llevar al límite coche y neumáticos ultrablandos. El equipo le montó gomas blandas para continuar con el martillo y ascender hasta el noveno, lugar que no perdería en el segundo y último stint, donde volvió a montar neumáticos ultrablandos para terminar la prueba manteniendo su fantástico nivel, el que está permitiendo que el nombre de Carlos Sainz suene para un volante con más responsabilidades que el de Toro Rosso en 2017.

Fórmula 1 Max Verstappen Red Bull Alain Prost
El redactor recomienda