Verstappen y el mismo tufo a campeón que Ayrton Senna en el 84... y con Sainz a rebufo
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
SAINZ LOGRÓ SU MEJOR RESULTADO EN LA FÓRMULA 1

Verstappen y el mismo tufo a campeón que Ayrton Senna en el 84... y con Sainz a rebufo

Max Verstappen, a sus 18 años, logró una victoria para la historia, con Carlos Sainz fortalecido por su gran actuación y con el recuerdo del duelo entre ambos en Toro Rosso

placeholder Foto: Verstappen, con su trofeo, en el podio barcelonés.
Verstappen, con su trofeo, en el podio barcelonés.

“¡Max!”, gritó Jos Verstappen cuando vio a su hijo que caminaba por el 'paddock', rodeado de fotógrafos, en dirección al 'motorhome' de Red Bull para analizar el GP de España con los ingenieros. El jovenmiró y aligeró el paso para acercarse a él con una sonrisa en la boca rebosante de emoción. El abrazo fue público, nada íntimo, como lo fue el beso que el padre le dio al hijo. Orgullo por ver cómo su pequeño había hecho historia en la Fórmula 1 con su primera victoria. Jos, desde esta carrera, se echa a un lado para dejar a su pupilo que vuele solo. Red Bull le permitirá estar en boxes para las siguientes pruebas y continuar acompañándole en el Mundial, pero ya no estará tan encima de él ni realizará labores de 'management'. No hace falta. Se ‘retira’ de este trabajo sabiendo que ha dejado a Max en el escalón más alto.

[Histórica carrera de Fórmula 1: Verstappen gana con 18 años]

Objetivamente, para que Verstappen lograra la victoria ha tenido que darse una carambola extraña de repetir: los dos Mercedes se estrellaron entre síy la estrategia elegida por Red Bull ha beneficiado al holandés en detrimento deRicciardo, líder cuando el equipo decidió quefuera a tres paradas y Max a dos (la mejoropcióncon la queKimi Raikkonenterminópor delante de Vettel). Además, se unió que en el trazado de Montmeló es difícil adelantar. Son los únicos datos que ayudan a explicar cómo un joven de 18 años ha podido lograr una victoria por delante de los dos Ferrari, porque el resto de elementos necesarios para lograrlo se acumulan en una palabra, y tiene explicación por sí misma: talento.

“No me lo puedo creer. Ha sido difícil por la presión de Raikkonen y la gestión de neumáticos”, dijoVerstappen, tras romper el récord de precocidad desde lo más alto del podio.Era su primer fin de semana con un monoplaza nuevo y entendió a la perfección cómo debía utilizar los neumáticos para que un ‘señor’ que le dobla en edad y le multiplica laexperienciano le arrebatase la primera posición. Tampocole tembló el pulso.

“No hagas eso, concéntrate en los neumáticos”

“Es increíble. No podía creer que estaba liderando la carrera. Es una gran sorpresa. Increíble. No me lo creo. Tenía como objetivo un podio, pero ganar es un sentimiento emocionante. En las últimas vueltas, me dio un pequeño calambre, estaba poniéndome muy nervioso, no podía creerlo. Miré la pizarra y vi mi nombre con un 'Faltan 10 vueltas', entonces empecé a mirar la pantalla y pensaba: “No hagas eso, concéntrate en los neumáticos y devuelve el coche a casa. En las últimas vueltas estaba conduciendo sobre hielo, manejando todo… Así es como muchas carreras se ganan en Barcelona”, comentaba, excitado, la apuesta de Helmut Marko.

Verstappenllegaba a Montmelócon la presión y responsabilidad de dar la razón al aparentemente extraño movimiento de Red Bull al intercambiar a Verstappen con Daniil Kvyat, quien inició su segunda etapa con Toro Rosso. El órdago salió bien y todos los piropos previos -se lleva la palmael del “nuevo Ayrton Senna”, pronunciado por Marko- han salido fortalecidos de Montmeló.

Verstappen hace replantearse las normas

ParaRed Bull, se confirman sus previsionesbasadas en meteóricos ascensos desde el 'karting' hasta su mejor equipo de Fórmula 1. A consecuencia de ello,la FIA ha limitado elacceso al pináculo del automovilismo: desde el año pasado, nadie menor de edad podrá participar en un gran premio. Con esta norma, el récord de precocidad de Verstappen será eterno.

Dietrich Mateschitz no quiso perderse el debut de la joya de la corona y el significativo abrazo que dio tras la carrera al padre de la criatura también reflejó eltipo de vínculo que mantienen piloto y empresa. Es una relación que surgió hace tres años, cuando Red Bull puso sobre la mesa a Jos lo que “Mercedes no podía asegurar”, como una vez explicó Toto Wolff. ¿Correr en 2016 en su primer equipo? Correcto.

Un impulso también para Sainz

El ascensodentro de Red Bull y la victoria de Verstappenhan fortalecido aCarlos Sainz dentro de la misma estructura. El español, que en 2015 le doblegó los sábados y los domingos, “internamente sabemos que obtuvo resultados por debajo de su valor por mala suerte”, en palabras de Marko. Durante año y medio, sus tiempos han estado prácticamente igualados.Este fin de semana, en casa, no tuvo por fin ningún contratiempo y el sexto puesto –su mejor resultado en F1- se cuajó en un "fin de semana perfecto", como explicaría después de la carrera.

Tras una magnífica vuelta en el Q3,Sainz necesitaba unaextraordinaria salidapara ganar posiciones, ya que, como había avisado el día anterior, "aquí nos resulta imposible adelantar en pista". Saltó del octavo al tercer puesto en la primera vueltadejando muy atrás a Kvyat, quien está intentando acostumbrarse a su nuevo monoplaza. Incluso se permitió pasar por fuera a Vettel. Administró a la perfección los neumáticos para la estrategia a dos paradas. En definitiva, sacó todo el partido posible a su monoplaza en Montmeló. Con Verstappen en lo alto del podio, el mejor día para reafirmarse.

[Mercedes no sabe a quién dar más fuerte la colleja: Rosberg o Hamilton]

¿El futuro? Antela tremenda igualdad entre el holandés y el española lo largo de los 23 grandes premios en los que han coincidido en Toro Rosso, y visto el pasado Gran Premio de España,resultaemocionante pensar que ambos puedan protagonizar más duelos en el futuro.

La siguiente parada seráMónaco. Hace 32 años,Senna maravilló con aquella famosa carrera sobre la lluvia. No ganó porque se acortó la prueba. ¿Qué será capaz de hacer "el nuevo Senna"este 2016 con un coche que apunta al podio? Este será el siguiente capítulo de su historia, y quizátambién en la de la F1. El 'tufo' acampeón que Verstappenha dejado este fin de semana, con un monoplazaal que ha subido solo unas horas,recordabaal delbrasileño en aquelMónaco84.

Victoria de Senna con un Toleman en Mónaco 84
Fórmula 1 Red Bull Carlos Sainz (Padre) Helmut Marko Max Verstappen
El redactor recomienda