Es noticia
Menú
Los gestos de Vettel que Ricciardo no olvidará en su vida
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
REPARTIÓ SU CARIÑO EN DIFERENTES MOMENTOS

Los gestos de Vettel que Ricciardo no olvidará en su vida

La primera vez es siempre especial. En Fórmula 1, también. Nunca se borrará de la mente. No hay acontecimiento que haga olvidar cómo fue ese día

Foto: Vettel elevando a su compañero nada más bajarse del coche.
Vettel elevando a su compañero nada más bajarse del coche.

La primera vez es siempre especial. En Fórmula 1, también. Nunca se borrará de la mente. No hay acontecimiento que haga olvidar cómo fue la carrera y los momentos posteriores a la primera victoria en una carrera de F1. Daniel Ricciardo ha sido el último piloto en saborear esta exclusiva sensación en la que tendrá muy presente el cariño mostrado por su ‘primer rival’, su compañero Sebastian Vettel.

Ricciardo ha relevado a Pastor Maldonado en el honor de ser el último piloto en ‘desvirgarse’. El venezolano lo hizo en el GP de España de 2012 y en aquella ocasión fueron los actuales pilotos de Ferrari -Fernando Alonso y Kimi Raikkonen (entonces en Lotus)- los que mostraron su cariño a Pastor. La foto ya ha quedado para la historia: Kimi y Fernando aupando a Maldonado sobre sus hombros. Ellos sabían perfectamente qué significa esa primera vez y su gesto fue, simplemente, espectacular. Más comedidos, aunque desplegando una amplia sonrisa, estuvieron unas semanas antes Jenson Button y Lewis Hamilton con Nico Rosberg en China, cuando levantaba una y otra vez los dedos al cielo como su hubiera ganado un título.

“Felicidades a Daniel por su primera victoria”

En Canadá, la Fórmula 1 sonrió casi tanto como el protagonista, Daniel Ricciardo. Un piloto que cae bien y de cuya alegría se contagió su propio compañero con cuatro gestos públicos que impiden pensar que fue sólo de cara a la galería: el primero de todos fue el más espontáneo y natural, un tremendo abrazo que terminó con Ricciardo en el aire, sin apoyar los pies en el suelo merced a la efusividad de ‘Seb’; Ya en el podio, la felicitación llegó en forma de apretón de manos, y utilizando las dos, algo que en el lenguaje corporal da a entender lo sincero (supuestamente) que pretende ser; momentos después llega la ceremonia del champán, que es vertido directamente sobre la cabeza del australiano, dejando claro de quién es el protagonismo; por último, ante la prensa, Vettel continuó las felicitaciones… “Felicidades a Daniel por su primera victoria, que es muy especial, estoy muy contento por él y por el equipo”, aunque también dejó un ‘recado’ al equipo -“podríamos haber sido más arriesgados con la estrategia”- para mostrar también cierta disconformidad… pese a su alegría por Daniel.

Pero ya. En la segunda victoria de Ricciardo, si es que llegara, no encontrará la misma reacción por parte de Vettel. Desde el momento en el que terminaron de festejar ese doblete en el podio, Vettel y Ricciardo volvieron a ser rivales y el primer ‘enemigo’ a batir en pista. La juventud de ambos -26 años de Vettel y 24 de Ricciardo- da pie a pensar que serán una pareja con una larga vida por delante, repleta de competitividad con sus mejores y peores momentos. Aunque, de existir altibajos, miradas o comentarios entre ellos que no gusten a alguno, en ningún caso podrán manchar del cerebro de Daniel la confortable sensación de aquel efusivo abrazo que el tetracampeón del mundo le dio el 8 de junio de 2014. Al igual que tampoco el "apretón de manos" de Fernando Alonso antes de la ceremonia del podio, "es un lado del 'motorsport' que la gente quizás no ve: peleamos desesperadamente en la pista pero luego detrás...", declaró el australiano. Y es que pocos estrujones y apretones en un circuito le provocarán una satisfacción similar.

La primera vez es siempre especial. En Fórmula 1, también. Nunca se borrará de la mente. No hay acontecimiento que haga olvidar cómo fue la carrera y los momentos posteriores a la primera victoria en una carrera de F1. Daniel Ricciardo ha sido el último piloto en saborear esta exclusiva sensación en la que tendrá muy presente el cariño mostrado por su ‘primer rival’, su compañero Sebastian Vettel.

Fórmula 1 Sebastian Vettel Kimi Raikkonen Fernando Alonso Red Bull
El redactor recomienda