Cambio de prioridades en la pretemporada de un Alonso que está "al 80%"
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
en 2013 antepuso el físico al monoplaza

Cambio de prioridades en la pretemporada de un Alonso que está "al 80%"

La pretemporada del año pasado se centró en el aspecto físico y mental con ejercicio y descanso. En este 2014 hay otra preferencia: el monoplaza F14-T

Foto: Fernando Alonso (i) posa junto al estadounidense Taylor Phinney, del BMC, antes de la segunda etapa del Tour de Dubai.
Fernando Alonso (i) posa junto al estadounidense Taylor Phinney, del BMC, antes de la segunda etapa del Tour de Dubai.

"Para estar al 100% de aquí hasta noviembre deberé alternar la preparación con el descanso. (No asistir a los primeros test de pretemporada en Jerez) Es la mejor opción para prepararse bien y estar 100% de Australia a Brasil. Tenemos la suerte de que el equipo tenga un alto nivel de confianza entre nosotros. Yo no soy el único". Hace un año, Fernando Alonso explicaba su ausencia en el circuito jerezano aludiendo exigencias físicas. Ahora, en este sentido, parece más relajado al leer sus palabras de este jueves. "Queda todavía un poco, unas semanas, y digamos que estoy al 80%. Todavía falta un poco, pero aquí en Dubai, gracias al clima, podemos trabajar un poco mejor".

Mismas pruebas, casi mismos circuitos, misma exigencia y, sin embargo, pretemporada diferente. El asturiano afronta de un modo distinto este inicio de campaña con respecto a la anterior debido al coche que tiene entre manos. En 2013, siendo un monoplaza sucesor del de 2012, los nuevos elementos con los que se iba a encontrar serían sencillos de asimilar. Dio prioridad a su salud física, y mental: duro ejercicio y descanso. En 2014, las prioridades han cambiado y lo primordial es comprender el nuevo vehículo, familiarizarse con él para buscar sus límites lo antes posible y aportar su granito de arena a través de su experiencia para intentar evolucionar el F14-T en la dirección correcta.

placeholder

"Hay más parámetros que controlar, más botones en el volante, un carácter más crítico en la conducción... Es simplemente distinto. Ahora son muchas novedades -como cada invierno- pero luego, a medida que avanza la temporada, te vas acostumbrando a todo. Al final es controlar una batería, la carga que tenga esa batería el año pasado nos daba el KERS, este año esa batería nos da el KERS más otras cosas. Creo que el control será más o menos parecido", señaló el bicampeón español tras su primera experiencia con el coche en Jerez. Aun reconociendo estas diferencias y comparándolo con lo que el espectador puede ver desde fuera, "creo que se habla de más cambios de los que al final son. Por lo menos para nosotros, los pilotos". Eso sí, necesita de una etapa (aunque sea pequeña, según qué piloto) de aprendizaje.

Además, el asturiano se ha encontrado con otro elemento que ayuda a este cambio de prioridades en su preparación física y es que esta nueva F1 no es tan exigente como la anterior. "Los coches son más lentos. Rodé aquí en 1'16" en 2004. Y hoy he estado rodando en 10 segundos más lentos y ha pasado una década. Así que cuando vas 10 segundos más lento no es lo mismo, también desde el punto de vista físico, estos coches son mucho más fáciles de lo que han sido los Fórmula 1. Hay menos fuerzas G, menos velocidad en curva…". En definitiva, menos exigencias para los músculos de un piloto. Aunque, sabiendo de qué materia están hechos, su nivel de entrenamiento no será inferior. Y, aunque de menos peso, siguen teniendo que sujetar a un miura por los cuernos.

Fórmula 1 Fernando Alonso
El redactor recomienda