ESA POSIBILIDAD EXISTE Y ESTÁ EN ALEMANIA

¿Te imaginas esquiar sobre arena y en una estación aparecida de repente?

En 1950, a un joven esquiador se le ocurrió que una explanada de arena podría convertirse en una gran pista de nieve. 60 años después, miles de personas visitan la extraña “estación”

Foto: Vista de la pista de arena desde la parte superior del Monte Kaolino, en Alemania
Vista de la pista de arena desde la parte superior del Monte Kaolino, en Alemania

En Hirschau no hay nieve, pero se esquía. En esta localidad del centro de Alemania se encuentra el Monte Kaolino, una montaña construida por el hombre que tiene 110 metros de altura y que está compuesta de casi 40 millones de toneladas de arena de cuarzo. No nos ocuparíamos de ella si no fuera porque un día, hace muchos, muchos años (más de 60), pasó por allí un esquiador local y se le ocurrió la posibilidad de utilizar esa montaña de arena como pasatiempo veraniego para los esquiadores.

[Más noticias de esquí]

Aquel esquiador, del que la historia ha olvidado el nombre, era miembro del club de esquí de Hirschau y lanzó su idea al resto de amantes de la nieve de la zona. En 1956, y tras comprobar que el descenso era seguro, los esquiadores locales comenzaron a bajar la ladera, convirtiendo una montaña de arena en una estación de esquí para el entrenamiento que, a falta de nieve, necesitaban en verano.

Vista aérea del Monte Kaolino
Vista aérea del Monte Kaolino

¿Construir una montaña?

Así se comenzó a disfrutar deportivamente de una montaña de arena de cuarzo, pero ¿cómo se formó esta gran masa de 40 millones de toneladas? Para eso hay que remontarse a principios del siglo XX, cuando un alemán fundó la Amberger Kaolinwerk y comenzó a extraer caolinita de una mina. Ese mineral es uno de los más comunes y se utiliza para las más diversas tareas, desde porcelana y cerámica hasta productos farmacéuticos, pasando incluso por aditivos usados en la alimentación.

[Claves de los Juegos Olímpicos de PyeongChang 2018]

El problema apareció cuando en el proceso de separar la caolinita de la suciedad se encontraron con inmensas cantidades de arena de cuarzo sobrantes, que comenzaron a amontonar cerca de la mina. Ese montón de arena de cuarzo se había convertido, medio siglo después, en una montaña de más de cien metros de altura que no pasó desapercibida para aquel esquiador local, que la convirtió en pista de descenso para esquiadores.

Tal ha sido la importancia de este complejo cercano a la ciudad de Nuremberg que es conocido mundialmente por todos los aficionados al Sandboard, la modalidad de snowboard que se practica sobre arena. De hecho, forma parte de la Copa del Mundo de esa especialidad y en su descenso se llegan a alcanzar velocidades superiores a los 100 kilómetros por hora. Pero hoy es mucho más que una pista de esquí, es todo un parque de atracciones.

Salida de una de las pruebas de la Copa del Mundo de snowsand disputadas en el Monte Kaolino
Salida de una de las pruebas de la Copa del Mundo de snowsand disputadas en el Monte Kaolino

Destino vacacional

Esquiar sobre arena fue la primera utilidad del Monte Kaolino (por el nombre de la kaolinita), pero no ha sido el único. Años después de que los esquiadores comenzaran a utilizarla en verano se construyó el primer (y único) remonte, un carril de tren de 200 metros en el que pequeños vagones transportan hasta la cima de la montaña a los deportistas que se van a lanzar por ella.

El éxito fue tal que alrededor de la montaña fueron creciendo nuevas actividades y se ha creado un pequeño imperio del entretenimiento. Hay un camping, cabañas, restaurantes, una montaña rusa de más de un kilómetro, un parque de tirolinas, rutas de senderismo, varias piscinas y hasta un tobogán acuático.

Los precios no son excesivamente caros, pero tampoco son baratos, teniendo en cuenta que estamos hablando de una montaña de arena de 100 metros de longitud. Un forfait para utilizar los vagones del remonte, con alquiler de la tabla y el seguro incluido sale por unos 35 euros diarios. Después, tienes todo lo necesario para pasar un día divertido esquiando… o no.

Esquí

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios