Van der Poel conquista dos veces el Muro de Bretaña y es el nuevo líder del Tour
  1. Deportes
  2. Ciclismo
Exhibición del neerlandés

Van der Poel conquista dos veces el Muro de Bretaña y es el nuevo líder del Tour

El genio neerlandés destroza la carrera con dos ataques en el doble paso por el terrible Muro de Bretaña y supera la demostración de Alaphilippe hasta arrebatarle el liderato en una etapa memorable

Foto: Van der Poel cruza la meta. (REUTERS)
Van der Poel cruza la meta. (REUTERS)

Había una enorme expectación este domingo ante la segunda etapa de un Tour de Francia que ha apostado por un inicio explosivo y llegaba al célebre Muro de Bretaña, revolucionado todavía por las caídas del sábado y los avisos sobre el peligro de un público descontrolado, sorprendido (aunque no fuese el tema del día) por la demostración de Julian Alaphilippe en el último puerto del sábado.

El 'maillot' amarillo era el lógico favorito para llevarse una etapa de diseño similar, a grandes rasgos, condecorada por un doble y picante paso por el Muro, el Alpe d’Huez de la región (como lo llaman los aficionados locales, pese a su corta longitud, en atención a su terrible kilómetro inicial), todo ello después de haber superado varias tachuelas de tercera y cuarta categoría. La ausencia de lluvia alivió la tensión nerviosa de un pelotón demasiado magullado para haber corrido una sola etapa, disminuido ya por abandonos relevantes como el de Marc Soler y muy concentrado en meter a sus líderes en buena posición, en previsión de más accidentes incluso en terreno seco.

La escapada (infructuosa) del día fue para Jérémy Cabot (​TotalEnergies) y Edward Theuns (Trek-Segafredo), que serían engullidos a 18 kilómetros de meta, cuando los equipos se posicionaban en el frente de batalla. Deceunink, el equipo del líder, era el que más había trabajado durante la jornada y las condiciones parecían anunciar otro demarraje brutal de 'D'Artagnan'. Pero en las rampas iniciales de la primera ascensión, fue Mathieu van der Poel quien rompió la carrera con un latigazo a quien nadie pudo responder, moviendo un desarrollo altísimo. Faltaban más de 16 kilómetros a meta.

placeholder Segunda etapa. (REUTERS)
Segunda etapa. (REUTERS)

Primer 'sprint' final

El neerlandés se llevó la bonificación del Muro (8 segundos), con Pogacar (5) segundo y Roglic (2) tercero en un sprint que desprendió aroma a pólvora. Después se dejó atrapar definitivamente Van der Poel y el pelotón avanzó reagrupado, en estado de máxima alerta, hacia el segundo paso por el Muro. Un recorrido de Clásica para un estreno muy caliente de Tour. Todos los candidatos y favoritos llegaron juntos a las rampas decisivas.

Segundo latigazo

Pese al estupor por la primera caída, las cámaras todavía dejaban ver a casos clínicos de irresponsabilidad corriendo al lado de los ciclistas. A falta de dos kilómetros a meta comenzó la ascensión, comandada por Ineos (Castroviejo) a un ritmo asfixiante. El primero en atacar fue Nairo Quintana, a 1,3 kilómetros. Saltó Van der Poel y se desataron los truenos, sin que el colombiano lograse hacer hueco. Se cocía un final al 'sprint' entre Pogacar, Roglic y Van der Poel, que dejó seco al más pujante de los insurrectos, Colbrelli, y se fue en solitario y sin debate para volver a cruzar primero la línea del Muro, conseguir otros 10 segundos de bonificación y tomarse la revancha de la caída del sábado.

El héroe dominical es el nuevo líder del Tour: una gesta extraordinaria para el nieto de Raymond Poulidor, que atacó dos veces en el Muro de Bretaña y pudo homenajear a su maestro, el mito que nunca logró vestirse de amarillo en Francia. La entrevista posterior en televisión no pudo completarse: el impresionante ciclista, de 26 años, no podía dejar de sollozar.

Tour de Francia
El redactor recomienda