Cree que Alberto vio fantasmas

"Es ridículo". La paranoia de Contador con Armstrong en el Tour (según su exdirector)

Johan Bruyneel, director del Astana durante aquel Tour del 2009 que enfrentó a los dos ciclistas, critica las formas del español y desmiente su versión de los hechos. "Me ha decepcionado", dice

Foto: Bruyneel, junto a Contador en un entrenamiento de Astana en Mónaco. (EFE)
Bruyneel, junto a Contador en un entrenamiento de Astana en Mónaco. (EFE)

Johan Bruyneel ha roto su silencio once años después del polémico Tour de Francia 2009 que enfrentó, en el seno del conjunto Astana que él dirigía, a Alberto Contador contra Lance Armstrong. El belga ha dado la cara tras las palabras vertidas por el de Pinto en una charla con el youtuber Valentí Sanjuan la semana pasada. En la misma, Contador afirmó que en esa edición de la 'Grande Boucle' el equipo dio trato de favor a Armstrong, creando obstáculos para desfavorecerle. Bruyneel desmiente por completo la teoría del madrileño y asegura sentirse "decepcionado" por Alberto. "No sé por qué aquel Tour es ahora actualidad sin que Alberto haya contado nada antes. Cada uno tiene su versión, pero lógicamente me sentí un poco aludido. No me agradó el tono que usó para dar su versión", contó el belga al 'podcast' El Leñero.

Bruyneel, suspendido de por vida por el Tribunal de Arbitraje (TAS) tras participar en la elaborada y eficaz trama de dopaje del equipo US Postal, repasó en un tono comedido los comentarios lanzados por Contador, que aquel curso se alzaría con su segundo y último Tour: "No quiero atacarle, ha sido un gran campeón, el mejor por etapas de su generación, aunque luego tuvo la desgracia de encontrarse con Froome". El entonces responsable de Astana sabía de antemano que, tras el regreso de Armstrong, se avecinaba una edición difícil, con dos campeones dispuestos a batallar por el maillot amarillo. El objetivo: gestionar ambos egos por el bien común del equipo. "Yo solo quería ganar el Tour. Era el director del Astana, ni de Contador ni de Armstrong. Nuestra carta era Contador porque en aquellos años era el mejor. Venía de ganar el Tour del 2007 y Giro y Vuelta en 2008. Eso se lo dije a Armstrong en una reunión. Él me dijo, con 38 años, que ya veríamos", señala.

Lance Armstrong avanza por delante de Contador a la llegada a París. (EFE)
Lance Armstrong avanza por delante de Contador a la llegada a París. (EFE)

Pero el Tour empezó torcido incluso antes del prólogo. Durante las concentraciones previas hubo tensión entre el español y el estadounidense, que apenas se hablaban. Posteriormente, la confección del equipo final no fue del agrado de Contador. Su lugarteniente de confianza, Benjamín Noval, se cayó de la lista a última hora y el de Pinto se sintió desprotegido. "Aparte de seleccionar el equipo más fuerte, también quería mantener la tranquilidad. Elegí a Gregory Rast porque era suizo y neutral. Consideraba que podía hacer muchas funciones en el equipo y no generaba división", defiende Bruyneel. En su entrevista con Sanjuan, Alberto desveló que tuvo que pagarse de su bolsillo una rueda lenticular para la primera crono (Mónaco) al negarle Astana el material, algo que el belga niega: "Había material de sobra. Teníamos 40 ruedas lenticulares. Aquella temporada Armstrong corrió gratis porque el equipo no tenía dinero para él. Vestía el maillot de Astana, pero tenía libertad para correr con su bicicleta y sus componentes de diseño propio. Si Alberto pensó que las ruedas no eran buenas y quería otras, eso no lo sé, no conozco más detalles". Alberto también apuntó que su bicicleta dormía junto a su mecánico de confianza por miedo a que el equipo le hiciese algo, palabras que no han gustado al director, que le ha tachado de paranoico. "En qué cabeza cabe que mi equipo haga algo contra su bici, es ridículo. Alberto se aisló por su desconfianza hacía mí, pero el equipo no podía hacerle nada a su bici".

"Había material de sobra [...] En qué cabeza cabe que mi equipo haga algo contra su bici, es ridículo. Alberto se aisló por su desconfianza hacia mí"

La tercera etapa de aquella edición provocó los primeros roces serios. Contador se quedó atrás en los abanicos provocados por el Columbia y Armstrong supo sacar tajada. El madrileño cuestionó la limpieza de la jugada. "En ningún momento hubo una conspiración entre Hincapie (amigo personal de Lance, en aquel momento integrante del conjunto que rompió el pelotón) y Armstrong. Se hizo el corte y yo en el coche analizando la situación pregunto. Sabía que Lance, Popovych y Zubeldia estaban delante, no así Alberto y Klöden. En una carrera cuando estás de director estás esperando números de los integrantes de la escapada y al ser más de 30 tardas. Después de comprobar los nombres y ver que no había ninguna amenaza para nuestro equipo di la autorización para que Popovych, Zubeldia y Lance colaboraran con el Columbia". Alberto estaba enterado del corte que iba a producirse, pues así lo confirmó él mismo en su conversación con Sanjuan. Fue el propio Hincapie el que le alertó. No obstante, se despistó y quedó rezagado. Que luego su equipo relevara con él descolgado fue lo que realmente le molestó.

La etapa siete, clave

Bruyneel explica el porqué de su decisión: "Cuando tienes una situación que aventaja a tu equipo y no te perjudica hay que aprovecharla. Tenía a Armstrong y Zubeldia, que también era otra baza, delante sin ningún otro potencial peligro para nuestro equipo. Puedo garantizar que cualquier director hubiera hecho lo mismo. Alberto piensa en cómo vive la etapa, pero yo tomo decisiones en base al equipo. Si hubiera dicho que en esta escapada no se podía colaborar porque Alberto era el más fuerte... igual en la etapa cinco hay una caída masiva y, de ser el líder, Contador se rompe la clavícula". La polvareda que se levantó aquel día en el autobús no fue nada en comparación a la que se armó tras la etapa siete, con final en Ordino. Primera jornada montañosa del Tour y zapatazo de Contador, que desobedeció las instrucciones de Bruyneel, herido, para adelantar a Armstrong en la general. "En la reunión anterior a la etapa dijo Bruyneel: 'Hoy vamos a ir tranquilos, no nos interesa otra cosa'. Yo me subía por las paredes. Estaba deseando que llegara la montaña y me dicen que tranquilo", manifestó el español.

Armstrong observa como Contador demarra del grupo de favoritos. (EFE)
Armstrong observa como Contador demarra del grupo de favoritos. (EFE)

"Yo no dije que íbamos a ir despacio en la etapa, seguramente dije de ir juntos y fuertes. Pensé que el objetivo era el amarillo en París y debíamos ahorrar fuerzas, no quería coger el amarillo para no castigar al equipo, pero despacio y tranquilos no lo dije", quiso aclarar Bruyneel, que lamenta la falta de comunicación del madrileño aquel día: "Si él se sentía tan fuerte debió decirme que no estaba de acuerdo y que le gustaría hacer otra cosa, pero no dijo nada y en Ordino atacó sin avisar a sus compañeros y mientras tiraba Klöden, que se descolgó y perdió tiempo. No avisó y el equipo se enfadó". Contador terminaría de sentenciar el Tour en Verbier, en la decimoquinta etapa, cuando volvería a demarrar del grupo de favoritos para plantarse solo en la cima. Victoria y amarillo. Armstrong subiría al podio de París como tercer clasificado. Una ceremonia de entrega de premios tensísima que aún se recuerda. ¿Volvería atrás en el tiempo Bruyneel?: "A lo mejor sí, pero creo que tampoco podría haber cambiado mucho. Tanto Alberto como Lance querían ganar y por eso fueron campeones. No son personas fáciles. La única diferencia es que yo con Lance he tenido una relación muy cercana a nivel personal y con Alberto he tenido una relación profesional muy buena hasta aquel Tour, porque pensará que no me porté bien con él, pero yo no comparto esa opinión".

Bruyneel acabaría saliendo del Astana la temporada siguiente para acompañar a Armstrong en RadioShack, proyecto personal del americano para intentar asaltar por última vez el Tour (no lo conseguiría). El plan estaba ya muy avanzado durante el transcurso de la ronda gala en 2009. Como no podía ser de otra manera, a Lance también le han preguntado recientemente por las palabras del español, pero ha preferido no mojarse: "Realmente no voy a hacer comentarios. Lo que diré es que el mejor ganó en 2009". ¿Habrá más?

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios