lo explica siete años después

"Sentía mucho miedo". La depresión de Alejandro Valverde tras la Operación Puerto

El murciano, con motivo de la presentación de su nuevo documental en #Vamos, reconoció haber pasado por un momento muy difícil tras regresar a las carreras dos años después de su sanción

Foto: Alejandro Valverde, con el arcoíris en la pasada edición de la Vuelta a España. (EFE)
Alejandro Valverde, con el arcoíris en la pasada edición de la Vuelta a España. (EFE)

El año 2010 golpeó fuerte a Alejandro Valverde. El campeón del mundo sufrió un proceso de desgaste como figura relevante en el mundo del deporte. Su honestidad y su limpieza habían quedado en entredicho después de que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en francés) fallara en contra de sus intereses por su implicación en la Operación Puerto, la mayor investigación contra el dopaje de élite jamás realizada en España.

Su nombre había aparecido en todos los papeles y bolsas de sangre incautadas por la Guardia Civil. El órgano consideró que el murciano había violado el reglamento, le desposeyó de todos los premios cosechados durante esa temporada y le obligó a cumplir dos años de sanción. En aquel momento, como ahora, 'El Bala' era una de las estrellas del pelotón internacional y, además, vigente campeón de la Vuelta a España.

Ahora, siete años después de haber cumplido su castigo, el corredor del conjunto Movistar ha reconocido haber sufrido serios problemas de depresión en su retorno a la máxima competición. Lo ha decidido así a raíz del estreno de su próximo documental en #Vamos. "Nos ven como estrellas, pero al final somos humanos, los bajones están ahí, están en cualquier ámbito de la vida y a mi me pasó. Lo había conseguido todo, pero a veces falla el cuerpo y falla la mente, son momento duros y tienes que ir a un especialista", comentó. A Valverde el mundo se le vino encima y se bloqueó hasta el punto de visitar a un psicólogo, primero, y a un psiquiatra después, incapaz de hacer frente a la ansiedad por sí mismo. "Iba una hora al psicólogo y parecía que había estado diez. Salía peor, aquello no me convenció, era una cuestión de psiquiatra", aseguró.

Valverde cruza victorioso la meta en Australia tras su regreso a la élite. (EFE)
Valverde cruza victorioso la meta en Australia tras su regreso a la élite. (EFE)

A pesar de todo, Valverde no pudo tener una vuelta a la acción mejor, pues en su primera carrera, el Tour Down Under, consiguió llevarse el triunfo en la quinta etapa. "Es la victoria más especial de toda mi carrera", dijo en aquel momento el líder del conjunto telefónico. "Ha sido una emoción exagerada, poder descargar toda la rabia que tenía dentro. No he podido aguantar las lágrimas en meta", afirmó el ciclista, que siempre se declaró inocente. Ni siquiera el maillot arcoíris cosechado en Innsbruck el pasado verano borrará de su retina las sensaciones únicas al cruzar la meta de la gran prueba australiana.

"Sé qué pasa, no digas nada"

El español se quitó un peso de encima en lo deportivo ("Me sentí liberado"), pero sus problemas mentales seguían atorméntandole en otras facetas diarias. "Me costaba conducir el coche, por ejemplo. En carreteras con curvas más o menos me defendía, pero en autovías, a velocidad y en largas rectas sentía mucho miedo, auténtica fobia", confesó. Un trance desconocido en su carrera que ya es agua pasada y que le ha venido bien contar. "Puede servir para que otros deportistas tomen nota. Hay que pedir ayuda cuando lo necesitas, acudir a especialistas", expuso. "Ya sé lo que te pasa, no me digas nada", le dijo su psiquiatra la primera vez que se vieron.

'El Bala', que este pasado domingo se subió al segundo cajón del podio de la Vuelta a España, afrontará ahora el Mundial de Yorkshire el próximo día 29 de septiembre con la máxima ilusión, pero también con mucha tranquilidad y confianza. Espera revalidar su maillot arcoíris, pero tampoco se frustará si no lo consigue. Valverde ya superó otros problemas en su carrera cuando se lesionó de gravedad en su rodilla durante el Tour de Francia de 2017. Pensó que no volvería a ser el mismo, pero regresó con más fuerza y hambre que nunca. Su palmarés se ha incrementado desde entonces.

Esta temporada también ha tenido pequeñas dudas, tal y como informó Chente García Acosta, su director, a este medio el pasado mes de mayo. La conquista del oro en Austria le acarréo mayor número de compromisos tanto dentro como fuera de la carretera, aparte de una vigilancia más exhaustiva de sus principales rivales. Sufrío un pequeño proceso de desgaste al no ganar tanto como antes, pero, como todo, también acabó pasando página. Actualmente solo piensa en Yorkshire: "Puede ser un colofón muy bueno para mí y mi carrera deportiva".

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios