el británico compite pendiente deL TAD

Por qué Froome corre el Giro sin sanción y el Movistar va con los 'canteranos'

Chris Froome se beneficia de que su proceso por el positivo de Salbutamol se demora y podrá correr el Giro, pero en Francia quieren un dictamen antes del Tour (7 de julio)

Foto: Chris Froome durante la presentación del Giro de Italia 2018 que comienza en Jerusalén. (Efe)
Chris Froome durante la presentación del Giro de Italia 2018 que comienza en Jerusalén. (Efe)

¿Hay que permitir a un ciclista que está bajo la sospecha de dopaje que pueda seguir compitiendo? En Italia abren la mano y en Francia son más reacios. Esta es la delicada situación de Chris Froome. Sería una sorpresa si durante el Giro de Italia que comienza este viernes se ve bajar de la bicicleta a Chris Froome, pero hay una sanción por el positivo de Salbutamol que dio en la pasada Vuelta a España y... Las noticias se esperan dentro del pelotón que echa a rodar durante las tres próximas semanas (comienza en Jerusalén y acaba en Roma (27 de mayo)) y que cuenta con importantes bajas de primeros espadas como las tres estrellas del Movistar: Nairo Quintana, Mikel Landa y Alejandro Valverde. ¿Tendrá algo que ver la presencia en Italia de Froome? Sin este trío, el único equipo español que participa en el Giro de Italia se presenta con los ‘canteranos’ y sin un líder sólido. Ninguno está por encima de otro. Tendrán el mismo rango y la carretera irá marcando quién es el jefe de filas.

La posible sanción de Chris Froome marca la agenda y los objetivos de los grandes ciclistas que se reservan para el Tour de Francia porque el director, Christian Prudhomme, lo ha dejado bien claro con sus advertencias: quiere conocer antes de que dé comienzo el Tour, el 7 de julio, el veredicto del TAD en referencia al positivo de Froome. Si no lo hay podría aplicar el reglamento de la carrera que impide participar a un ciclista que pueda dañar la imagen de la competición, como se hizo con Alberto Contador en 2008. En la misma situación y en el centro de la polémica se encuentra Froome que, de momento, prefiere ‘pájaro en mano’. Correr el Giro de Italia a la incertidumbre de su posible sanción. Ganarlo para poder decir que ha conquistado las tres grandes seguidas: Tour, Vuelta y Giro.


Froome defiende su inocencia agarrado al argumento de la necesidad que tiene de utilizar este medicamento que inhala para combatir el asma y cuando se le cuestiona sobre este asunto argumenta en su defensa, como el director del equipo Sky, que la cantidad consumida es mínima. Pero sigue la polémica. El proceso se ha ido dilatando después de que la Unión Ciclista Internacional (UCI) no absolviera al ciclista británico y la decisión esté en manos del mencionado TAD. “El retraso es completamente grotesco”, se queja el director del Tour de Francia. Esto no impide la participación de Chris en el Giro, donde tendrá como principales adversarios al holandés Tom Dumolin (ganador de la ronda italiana de 2017) y el italiano Fabio Aru. La maglia rosa, para muchos, no estará limpia si gana Froome y no se conoce antes el veredicto sobre el positivo de Salbutamol.

Chris Froome busca la triple corona si gana el Giro de Italia 2018. (Reuters)
Chris Froome busca la triple corona si gana el Giro de Italia 2018. (Reuters)

Los jóvenes del Movistar

El foco en este Giro 2018 está también en comprobar el nivel de ‘canteranos’ que presenta el equipo español Movistar, que competirá con ocho ciclistas jóvenes dispuestos a dar guerra entre ellos para ganarse la condición de líder, y al resto de los 168 corredores. La revelación es el ecuatoriano Richard Carapaz por su triunfo en la Vuelta de Asturias, algo histórico en su país por ser el primer ecuatoriano en ganar una carrera en Europa. Sin Quintana, Landa y Valverde, tienen la motivación de demostrar por qué pueden dejar de ser gregarios para ejercer de jefe de filas. En un Giro con siete finales en alta montaña habrá que seguir de cerca al colombiano Carlos Betancur ‘Bananito’, su compatriota Dayer Quintana, el argentino Eduardo Sepúlveda y los españoles Antonio Pedrero, Rafael Valls y Víctor de la Parte. Esta es la segunda unidad del Movistar, equipo español de Eusebio Unzúe que afronta la 101 edición del Giro de Italia.

Hay más españoles en este Giro, como David de la Cruz, compañero de equipo del británico en el Sky. Completan el cartel: Pello Bilbao y Luis León Sánchez (Astana), Fran Ventoso (BMC), Rubén Plaza (Israel Cycling Academy), Mikel Nieve (Mitchelton-Scott), Igor Anton (Dimension Data) y Markel Irizar (Trek-Segafredo). 22 equipos inscritos, 176 corredores (ocho por cada equipo y uno menos por la nueva normativa de la UCI), tres semanas de carrera, 21 etapas, siete finales en alto y dos contrarreloj con final en Roma. Pero recuerden, no hay que quitar el ojo a Chris Froome.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios