lo anunció a través del twitter de la 'corsa'

Froome acepta el reto de ganar el Giro (y los dos millones de euros de Israel)

El Giro ha hecho público que el británico participará en la edición de 2018. Froome da el paso y vuelve a Italia ocho años después tras un aluvión de peticiones públicas y privadas por su presencia

Foto: Froome y Contador, en la presentación del Tour 2018. (EFE)
Froome y Contador, en la presentación del Tour 2018. (EFE)

Se van a cumplir en mayo de 2018 dos décadas desde la última vez que un corredor ganó el Giro de Italia y el Tour de Francia de manera consecutiva. No podía ser otro que Marco Pantani el protagonista de aquella historia con final feliz, uno de los pocos de los que disfrutó en su intensísima experiencia vital. Recientemente, ese reto al parecer destinado únicamente a ciclistas de otra época (más turbia) lo han intentado sin éxito Contador y Quintana. Y el próximo en probar será el mejor de la actualidad, Chris Froome, al que le estaban invitando, insistiendo, instando a que fuera a Italia de todas las maneras posibles.

Froome acepta el reto de ganar el Giro (y los dos millones de euros de Israel)

Aunque no estuviera corriendo en el pelotón, estos últimos días han sido muy estresantes para Froome. Estaba recibiendo apoyos para intentar completar la Triple Corona desde todos los ángulos y, finalmente, ha accedido, aun a sabiendas de que correr tres semanas en la dureza transalpina le restará opciones de sumar su quinto Tour de Francia, único y verdadero objetivo del de Nairobi cada año. Lo anunció a través del siguiente vídeo, colgado en la cuenta oficial de Twitter del Giro de Italia. "Hola a todos. Estoy deseando veros a todos en la salida del Giro de Italia de 2018", dice el líder del Sky.

Este martes, en los desayunos deportivos de 'Europa Press', Alberto Contador fue cuestionado, entre otras cosas, por si consideraba oportuno precisamente que Froome probase a ganar el Giro y, posteriormente, también intentase seguir con su racha victoriosa en Francia. "Es lo lógico y normal", dijo el exciclista. "Tiene un equipo potentísimo que le puede arropar en el Giro y el Tour con las máximas garantías, aunque el Giro es una carrera diferente donde el clima puede tener más influencia. Es un corredor fortísimo y está perfectamente capacitado para ganarlo", añade Alberto.

Froome acepta el reto de ganar el Giro (y los dos millones de euros de Israel)

El británico se ha demostrado como insuperable en el Tour ante los más fuertes adversarios que podía tener delante. Le costó seis intentos ganar la Vuelta a España, pero también lo hizo. Solo le falta el Giro para tener la Triple Corona, y la necesita para completar su palmarés. Si puede ganar el Tour y la Vuelta el mismo año, puede ganar el Giro y el Tour. Este año, además, habrá una semana más entre el final en Italia y el inicio en Francia. De las cuatro habituales, se pasa a las cinco del 2018. Es decir, son siete días más de descanso y preparación para atacar el objetivo principal siempre de sus temporadas, ser el que se suba a lo alto del podio en los Campos Elíseos.

Froome acepta el reto de ganar el Giro (y los dos millones de euros de Israel)

Una vez rota su maldición en España, le toca probar con Italia. Le preguntaba a Contador (el entrevistador, la prensa no tuvo oportunidad de preguntar) si Froome puede llegar a ser considerado el mejor ciclista de todos los tiempos. Al madrileño le parece un término muy relativo, pero quiso destacar a uno por encima de todos: "Un mito como Eddy Merckx es difícil de superar". El 'Caníbal' ganó 14 grandes vueltas. Por supuesto, ganó las tres: cinco Tours, cinco Giros, cuatro Vueltas.

Los dos ciclistas ya no volverán a enfrentarse en la carretera. (EFE)
Los dos ciclistas ya no volverán a enfrentarse en la carretera. (EFE)

Merckx también le pedía que fuera

"Froome haría bien en venir al Giro el año que viene, de hecho, como campeón debe venir. Incluso si tiene la idea de ganar un quinto Tour de Francia en la cabeza. Para un ciclista como él es posible. Lo demostró este año ganando dos grandes vueltas. Tiene la mentalidad y la motivación necesaria para lograr esa hazaña o, al menos, intentarlo". El que habla es el propio Merckx, en declaraciones a 'La Gazzetta dello Sport', recogidas por el diario 'As'.

Son solo algunas de las voces más que autorizadas que 'invitaban' a Froome a probar el Giro de nuevo, ahora ya como campeón de campeones. Froome ya estuvo en la 'corsa rosa' antes de explotar como ciclista. En 2009 acabó 36º y al año siguiente fue expulsado después de que le pillaran siendo remolcado por el coche de equipo durante la ascensión al Aprica. Es decir, sus recuerdos del Giro no son precisamente bonitos. Y sin embargo, ocho años después se siente obligado a probar suerte.

Según informaron 'Cycling Weekly' y 'De Telegraaf', el deseo de que Froome corra esta carrera es tan grande que para convencerlo recibirá 2 millones de euros solo por participar. Y no será RCS, la empresa organizadora (y la fuente de 'De Telegraaf', según dice el periódico holandés), quien desembolsará esa cantidad en los bolsillos del corredor del Sky, sino el Estado de Israel, desde donde dará comienzo el Giro. Israel ya ha pagado 10 millones de euros por ser la sede de la salida, pero está dispuesto a pagar 2 millones más con tal de que ese día esté Froome entre los corredores.

El reto está sobre la mesa. Ya se ha hecho realidad y tratará no solo de ganar el Giro y el Tour en el mismo año, sino que está en disposición de ganar las tres grandes de manera consecutiva. Eso sí, se nos está quedando un Giro precioso. De confirmarse los rumores que circulan por el pelotón, la salida en Jerusalén podría contar con Froome, Dumoulin, Landa, Aru y Nibali. No es mal cartel...

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios