Es noticia
El Giro de 2018 homenajea a Gino Bartali, el ciclista que se rio de Mussolini
  1. Deportes
  2. Ciclismo
la ronda italiana partirá de jerusalén

El Giro de 2018 homenajea a Gino Bartali, el ciclista que se rio de Mussolini

El corredor italiano será protagonista a título póstumo en el comienzo de la 101 edición de la vuelta ciclista de su país, que lo homenajeará por salvar a más de 800 judíos

Foto: Gino Bartali (d.) y Fausto Coppi (i.) en el Tour de 1952
Gino Bartali (d.) y Fausto Coppi (i.) en el Tour de 1952

En el hotel Waldorg Astoria de Jersusalén faltó un corredor. Alberto Contador e Iván Basso fueron los representantes del ciclismo mundial encargados en presentar las tres primeras etapas del Giro de Italia 2018, con un recorrido especial: es la primera vez en 'la Corsa' comienza fuera de las fronteras geográficas europeas. En concreto, la ronda italiana comenzará en Israel, dando el pistoletazo de salida en la Tierra Santa, donde el nombre Gino Bartali, quien completó el tridente a título póstumo, aparece en una piedra del Jardín de los Justos.

La edición número 101 del Giro se presenta como un homenaje para él, a quien el Museo del Holocausto judío y el gobierno israelí nombraron 'Justo entre las Naciones' por ayudar a los judíos en la Italia de Mussolini. "Mi padre siempre dijo que el ciclismo era una escuela de vida y esto demuestra que estaba en lo cierto", declaraba Andrea Bartali, su hijo, en la ceremonia que descubrió la placa. "Una ocasión única para celebrar que el 13 de octubre de 2013 Gino Bartali fue elegido 'Justo entre las naciones'", escribió la organización en la presentación del recorrido.

Una contrarreloj en Jerusalén

El Giro de Italia no es la pimera vez que sale de sus fronteras. San Marino en 1965 tomo la iniciaitva y ciudades como Verviers (Bélgica) y forasteros como Mónaco, Irlanda, Dinamarca o Grecia tomaron el relevo. Para los dirigentes de Israel, que ya ha acogió el Mundial sub 21 de fútbol, el Mundial de MTB y el EuroBasket, el inicio de la próxima edición del Giro será "el mayor espectáculo deportivo jamás acontecido en el país". La cantidad desembolsada por las autoridades israelíes para esos tres días de competición ronda los 12 millones de euros.

La primera etapa, la del viernes 4 de mayo, tendrá forma de contrarreloj con Jerusalén como testigo de su inicio y final en un recorrido de 10 kilómetros. No pasará por el Museo del Holocausto, pero sí lo hara por el Parliament (Knesset) para terminar a las puertas de la muralla de la Vieja Ciudad. La segunda etapa saldrá de Haifa y no terminará hasta pasados los 167 kilómetros que separan la ciudad del norte de Israel con la capital, Tel Aviv. Un recorrido propicio para los velocistas de un pelotón que se despedirá del país israelí en Eilat, tras pedalear 228 kilómetros desde Beer Seva.

Tres días para recordar a Bartali: "Es la mejor figura para rendir homenaje en este Giro, nadie une mejor que él a dos países como Italia o Israel. Fue campeón y en esta edición le rendiermos un bonito tributo", afirmaron los organizadores. "Es una leyenda. Sus acciones han salvado la vida de cientos de personas. Honraremos su memoria y celebraremos la grandeza", dijo Daniel Benaim, organizador de la salida de Israel. Los ya retirados Contador y Basso, compañeros en el Trek, se limitaron a hablar del recorrido: "Esta salida ayudará a aumentar el espectáculo", coincidieron.

placeholder Primera etapa del Giro 2018 con inicio y final en Jersusalén. (@giroditalia)
Primera etapa del Giro 2018 con inicio y final en Jersusalén. (@giroditalia)

Bartali, un récord de difícil alcance

Bartali ostenta un récord difícil de batir. El italiano ganó dos Tours de Francia (1938 y 1948) y dos Giros (1936 y 1946), además de el de 1937, con diez años de diferencia. La Segunda Guerra Mundial frenó su aparición en las grandes vueltas, pero no desaprovechó su ausencia por las rutas europeas. Ni tampoco Mussolini, quien utilizó sus hazañas deportivas para avalar su dictadura y rechazó las victorias del 'comunista' Fausto Coppi. Poco le importó a Bartali, que lo aprovehó a su manera: formó parte de una red clandestina para transportar documentos y pasaportes falsos que ayudasen a los judíos. Un total de 800.000 se libraron de ir a los campos de concentración orquestados por la Alemania nazi.

El Monje Volador, como lo conocían por su apego al sacerdocio, con quienes organizaba el salvamento de los judíos, recorría la Toscana día y noche transportando documentos en el cuadro y manillar de su bicicleta. 'El héroe nacional está entrenando', debían de pensar los guardias cada vez que lo veían pedalear. Y si alguien se atrevía a acercarse a su vehículo también tenía la excusa perfecta: su bici estaba totalmente equilibrada al milímetro y lo mejor para mantener la mayor velocidad posible es que nadie la manipulase.

placeholder Bartali ayudó en torno a 800 judíos. (@giroditalia)
Bartali ayudó en torno a 800 judíos. (@giroditalia)

Los hijos de Girogio Nissim, líder de la red, descubrieron la labor de este corredor histórico que se llevó el secreto a la tumba el 5 de mayo del 2000. "No está bien especular con las desgracias de los otros", se limitaba a decir en vida cuando le preguntaban por su hipotética, en aquellos momentos, ayuda al pueblo judio, que ahora también emerge en el ciclismo. En 2015 se constituyó el Israel Cycling Team, que, con la incorporación del español Rubén Plaza (ex del Orica), busca su primera participación en una grande. El 4 de mayo podría estrenarse en Jerusalén.

Alberto Contador
El redactor recomienda