tuvo que parar durante el giro que ganó

A Dumoulin le agobia que un apretón le fastidie otra vez y busca soluciones

"Me hice todo tipo de pruebas. Ahora estoy siguiendo una dieta para descubrir qué tipo de alimentos rechazo. Es una de las cosas que estoy probando con la esperanza de estar mejor"

Foto: Dumoulin, de rosa en el último Giro de Italia. (EFE)
Dumoulin, de rosa en el último Giro de Italia. (EFE)

Para la carrera de Tom Dumoulin es indudablemente significativo la fecha del 28 de mayo de 2017. Ese día ganó bajo la mirada del Duomo su primera gran vuelta por etapas y se coronaba como uno de los grandes del pelotón internacional. Sin embargo, el ciclista de Maastricht tiene grabado en la memoria otro momento de aquel Giro de Italia. Ocurrió cinco días antes. Era líder de la general, vestía de rosa y se enfrentaba a la etapa reina, con el Stelvio y la montaña suiza. Y de repente, sintió, como él mismo definió, "la llamada de la naturaleza".

Tuvo que parar, quitarse el casco, el maillot, el culote y hacer sus necesidades en uno de los márgenes de la carretera. El gesto de sus adversarios, Nibali y Quintana, fue el de aprovechar la situación, tirar hacia delante y tratar de recortarle la máxima distancia posible. El daño fue de dos minutos perdidos, pero finalmente lo solucionó con una última contrarreloj excepcional, como campeón del mundo vigente que es. Más allá de esa victoria final, a Dumoulin le agobió muchísimo aquel problema. Le preocupa que pueda volver a ocurrirle, porque no fue esa la única vez, sino que le volvió a ocurrir en el Tour de 2016, el cual tuvo que abandonar.

Es por ello que el holandés ha decidido pasar dos días en un hospital haciéndose pruebas médicas para saber los motivos por los que le suceden esos 'apretones' en momentos de máxima tensión y dificultad, según publica 'Cycling News'. La publicación especializada afirma que, pese a las investigaciones, todavía no se ha descubierto una manera de resolverlo. "Me hice todo tipo de pruebas. Ahora estoy siguiendo una dieta para descubrir qué tipo de alimentos rechaza mi cuerpo. Es una de las cosas que estoy probando con la esperanza de estar mejor en los próximos años", dijo el holandés en una charla televisiva universitaria en su país.

A Dumoulin le agobia que un apretón le fastidie otra vez y busca soluciones

El propio Dumoulin reconoció en su momento que sospechaba que la causa podría ser la ingestión excesiva de geles, además de que la altitud le provocase que la sangre se le trasladara mayoritariamente del intestino a las piernas, provocándole una especie de corte de digestión. "Todavía no se ha resuelto el problema", añadió el corredor del Sunweb, que todavía no ha confirmado su calendario, aunque todo apunta a que elegirá defender el título obtenido en el Giro, dejando como carrera secundaria el Tour de Francia. Es decir, aún no se lanza a competir con los mejores por el amarillo de París.

Para un corredor, tener que detenerse durante una etapa para hacer sus necesidades es algo más o menos habitual, aunque suele ser más para orinar que para defecar. Se aprovechan momentos de poca tensión en el pelotón, de leve exigencia física, para apartarse de la carrera, hacer sus necesidades y seguidamente continuar ayudado por varios grerarios para reincorporarse al grupo principal. Pero a Dumoulin le ha ocurrido cuando se subían puertos clave para la victoria final. En el Tour de 2016 no iba con exigencias de victoria, después de su triunfo en el Giro, ahora ya forma parte de los candidatos a todos y por ello, quiere cuidar todos sus detalles.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios