EL JOVEN DE 16 AÑOS METIÓ SU BICI EN EL HOSPITAL

Juanfran, el ciclista al que Armstrong empuja en su lucha contra la leucemia

Lance Armstrong le llamó para que siguiese con su lucha: "Hay que ser fuerte, de todo se sale". Contador y el 'Trek' también le han mandado apoyo al joven corredor

Foto: Juanfran Fernández con el maillot que el 'Trek' le regaló. (Juanfran Fernández)
Juanfran Fernández con el maillot que el 'Trek' le regaló. (Juanfran Fernández)

“No iba como él suele ir, él aguanta más y decidí subirlo al coche”. En Asturias, no encuentra fuerza para continuar su pedaleo. Tiene 16 años, es de Fuenlabrada y completa su decimosegunda carrera como ciclista júnior. Su rostro denota un fuego intenso. Él no quiere parar, pero sus pulmones no puede seguir trabajando a ese nivel. En la categoría compite con rivales de hasta 18 años y la diferencia de desarrollo cansa sus piernas. Acepta, no puede seguir y decide bajarse de la bicicleta. “Debes ir al médico y hacerte una analítica”, le recomienda Jesús González, director del equipo Salchi, en el que compite. Pero ni eso: al día siguiente despierta y va al instituto, pero continúa con los problemas respiratorios. El día 12 de junio en el Hospital de Fuenlabrada lo neutralizan en fuga: Juan Francisco Fernández tiene leucemia.

Juanfran Fernández entrena en el hospital

“Esto lo consigues porque eres deportista, si no no das la cara”, le dice uno de sus doctores. Y es que en un mes no ha tenido ni fiebre, ni vómitos. De tú a tú desde los primeros kilómetros es su estrategia. Aunque en la travesía no combate solo. Lance Armstrong ha querido formar tándem con él, se ha interesado por su estado y se ha puesto en contacto con él: “Hay que ser fuerte, de todo se sale”, le dijo en uno de los mensajes que le envió. El que fuera uno de los mejores ciclistas del mundo también luchó contra el cáncer; él, de testículos. Lo derrotó y siguió pedaleando. El norteamericano es el deportista referencia de Juanfran: “Cuando me escribió, se me saltaron las lágrimas”. Alberto Contador también se ha unido a su pelotón y le ha enviado un maillot firmado además de las equipaciones que el equipo 'Trek' les ha enviado. Jesús Hernández, también profesional del 'Trek', y Alejandro Valverde tampoco se han olvidado de él.

Juanfran se lleva la bicicleta al hospital

8.000 kilómetros cargaban sus piernas en esta temporada. El destino nada malo podría presagiar. “Es de los que más entrena”, asegura su director. Como en el ciclismo, el detonante de su heroica recuperación es su carácter de luchador. Determinante: “Soy muy cabezota”, dice el ciclista al que le dieron el alta el martes a El Confidencial. Juanfran quiso pedalear desde los seis años cuando se enamoró del ambiente del ciclismo. Carlos Fernández, su padre, lo llevó a ver una carrera cansado de que se quejase en el deporte que por aquel entonces practicaba: “Papá, no me gusta que me tiren al suelo en judo”, le dijo. A Lorena Fernández, hermana del corredor, en cambio, sí le gustaba: fue campeona de Madrid.

Tres meses arrastrando molestias antes de llegar a Asturias como suplemento al sufrimiento del ciclismo. Un trombo en el pulmón como problema adicional a su cáncer de médula. “Me asusté, pero de inmediato pensé que todo se cura”, se dijo el ciclista tras la noticia. El Hospital de Fuenlabrada le dio cobijo tan sólo un día. A las pocas horas del diagnóstico, el Hospital Niño Jesús se convirtió en su nueva casa. Un mes y seis días por delante sin abandonar los pedales: “Me dieron permiso, era lo que necesitaba”. Elena, su doctora, le ayudaba en rehabilitación y le aconsejó la bici estática del gimnasio del hospital, pero él quería la suya. El rodillo fue la solución: se enfundó su maillot y comenzó a entrenar en la habitación del hospital.

Juanfran Fernández en una prueba con su equipo 'Salchi'. (ruedalenticular.com)
Juanfran Fernández en una prueba con su equipo 'Salchi'. (ruedalenticular.com)

"Voy a seguir corriendo"

Juanfran comenzó en el Club Ciclista Nieves de Parla y se formó como cadete en la Fundación Víctor Sastre, la escuela del padre del campeón español. Ahora, a su temprana edad, es ejemplo de superación. “Si yo lo he conseguido, ¿por qué no lo van a hacer otros jóvenes?” Sin ir más lejos, en el hospital tuvo su primer pupilo. Tiene 13 años y cada bocado que probaba, su cuerpo no lo toleraba. Mientras, veía como Juanfran se alimentaba de yogures y pedaleaba en su bicicleta. Se está recuperando por lo que su vecino de habitación decidió mirarse en su espejo: comenzó a comer más y sin vomitar. “Al final lo de mi hijo debe servir para algo”, insiste su padre.

El pasado fin de semana, cuando sólo tenía que volver al hospital para dormir, quiso visitar a sus compañeros en una prueba, pero “las condiciones no eran las idóneas, necesitaba descansar”. Aunque no es un alta definitiva, porque aún le queda meses de tratamiento, supone coronar en primer puerto de la etapa de su vida. Nacho Vecino y Julián Fernández esperan volver a entrenar el pedaleo de su joven corredor que espera seguir sufriendo, pero sobre la bici: “Va todo muy bien”. Hace unos meses emuló a Chris Froome en el Mont Ventoux. Tras 30 kilómetros de fuga, se cayó cerca de la meta, pero la pasó andando. Eso sí, totalmente magullado. En el ciclismo no le importa caer, siempre ha conseguido levantarse.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios