analizamos la preparación de los dos ciclistas

Froome y Contador, frescos para el Tour: "No lo pueden competir todo"

Los líderes del Trek y del Sky, dos de los principales favoritos para el triunfo en Francia, han preferido reservarse esfuerzos en primavera para llegar a julio con las piernas descansadas

Foto: Contador y Froome, dos grandes favoritos al amarillo. (EFE)
Contador y Froome, dos grandes favoritos al amarillo. (EFE)

El Tour está aquí. Saldrá de Düsseldorf, pero sí, es el Tour de Francia, el que pone en disputa el maillot que todo ciclista de carretera (y no pocos de pista) han deseado vestir algún día de su vida. Y claro que allí estarán todos los buenos. Froome, Quintana, Contador, Bardet, Porte... todos quieren lo mismo. Algunos lo hacen de forma diferente. Se ha oído poco este año a Froome y Contador. Los dos han elegido una preparación que ha huído del sobreesfuerzo y ha preferido guardar todas las fuerzas posibles para gastarlas durante las próximas tres semanas, las que siempre son las más importantes de todo el año. Un método en absoluto nuevo, pero sí extraño en un ciclismo actual en la que los mejores quieren ganarlo todo.

Los dos han hablado públicamente en reiteradas ocasiones sobre cómo han afrontado estos meses previos a la 'Grande Boucle'. "La principal diferencia sería el trabajo de intensidad. No he introducido tras moto, no he introducido series de esfuerzo máximo pensando un poco más en julio", dijo Contador a principios de junio. Por su parte, el líder británico del Sky también destacó algo similar en 'The Guardian'. "He tenido una temporada muy suave. Contando el Dauphiné habré estado en 19 días de carrera, pero ha sido una decisión a conciencia para mantenerme fresco para lo que viene. Con el Tour y la Vuelta por delante puede ser un verano muy duro. Para mí ha funcionado en otras ocasiones llegar más fresco a esta parte de la temporada".

En 'Cycling News', Froome se extendía aún más sobre su inicio de 2017 y lo que ha hecho para estar perfecto ahora. "Todo lo que hemos hecho ha ido en la dirección correcta. Mi peso es el correcto (...) Estoy donde debo para el Tour. Empecé la temporada sabiendo lo que iba a intentar y preparado para el verano y para, potencialmente, ir a la Vuelta, si todo va según lo previsto. Llegar más fresco a esta parte del año me está viniendo muy bien", añade el keniata.

Es una forma de afrontar el Tour que no es nueva, pero sí poco habitual últimamente. El responsable de rendimiento y preparador físico del Movistar, Mikel Zabala, explica para El Confidencial que esto se hace cuando se tiene en la cabeza una única cosa: el Tour. "Va con la tendencia de juntar todo en un objetivo principal y hacer la competición mínima para llegar con el ritmo suficiente, pero con frescura física y mental. Cada deportista tiene su método, pero se trata de cuidar la mecánica, no solo motora, sino a la electrónica, que en este caso es la cabeza", dice el preparador.

Contador no ha podido ganar aún esta temporada. (EFE)
Contador no ha podido ganar aún esta temporada. (EFE)

"Tan importante como entrenar es descansar"

No han inventado nada Contador y Froome, sino que, como dice Zabala, era algo común no hace demasiado tiempo. "Antiguamente sí se estilaba que algunos corredores fueran pasados de peso y con peor condición física a las primeras carreras del año y usaban la competición para entrenar", afirma. Esto recuerda a las primaveras de Lance Armstrong, con apenas participación en clásicas y con el freno de mano muy echado en pequeñas rondas como la Vuelta a Murcia, una habitual en su calendario. Y hacer pocos kilómetros tiene sentido. "Tan importante como entrenar es descansar. Hay que cuidar al máximo tanto la parte mecánica como la psicológica. Hay que frenar el ansia por competir del ciclista, que no puede estirar el chicle hasta el infinito y luchar todas las carreras", dice Zabala.

Tampoco es fácil, en absoluto, encontrar el punto idóneo de preparación, cómo no ir demasiado pasado ni demasiado corto. Por ejemplo, como recuerda Zabala, Nairo Quintana ya lo ha aplicado en otras ocasiones, ya que "iba con cuarenta días de competición al Tour". "Si te vas dejando 'los duros', como se dice en el argot ciclista, llegas al Tour desgastado físicamente. Pero es que este tipo de corredores, los que buscan las victorias, si no disputan cada carrera no se encuentran cómodos. Por ejemplo, Contador ha intentado ganar todas las pruebas que ha competido. Si ya llega a ir al Dauphiné a ganar, le habría pasado factura", expone Zabala, trayendo a la memoria la voluntad de Contador de ir al Dauphiné con la única intención de hacer kilómetros, no de competir por ganarlo.

Lo que ha demostrado los últimos años es que cargarse las piernas no es buena idea para nadie. "Cuando Alberto ganó su último Giro, nos hizo anticipar que iba a llevar mucha tralla en el Tour. Pero si se da un Giro tranquilo, sin muchos contratiempos, llegando un poco verde, esa es una forma de correr el Giro y así empezar el Tour a buen nivel". Esa era la intención del Movistar con Nairo Quintana. Es decir, empezar el Giro verde, ir cogiendo forma sin dejarse la piel y cumplir la tercera semana en perfectas condiciones. "Ojalá no nos equivoquemos con él, la idea era utilizar el Giro como paso previo para el Tour. Hay que hacer cosas diferentes para obtener resultados diferentes, hay que inventarse cosas para ganar a Froome".

Pese a que el del Sky recuerda en varias ocasiones que tiene en mente también la Vuelta a España de septiembre, Mikel Zabala no tiene nada claro que en realidad haya pensado en ella en su preparación. Ni él ni Contador. "Ellos son ganadores de Tour. Van a llegar a Francia al 100% y su rendimiento en la Vuelta dependerá de cómo acaben en el Tour. Todo lo que han hecho ha sido de cara al Tour", dice el responsable de rendimiento del Movistar.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios