Se enfrenterá Khabib contra Ferguson

La imprudencia de la UFC y su presidente y las razones para celebrar la 'pelea del año'

La UFC ya ha cancelado tres eventos, pero que tiene claro que su combate estelar no se va a perder. La pelea del año entre Khabib Nurmagomedov y Tony Ferguson sigue en pie

Foto: Khabib Nurmagomedov en su lucha contra Conor McGregor. (USA TODAY)
Khabib Nurmagomedov en su lucha contra Conor McGregor. (USA TODAY)

Mientras todo el deporte se ha paralizado en el mundo por la pandemia del coronavirus, otros hacen caso omiso a las recomendaciones de la OMS y apuran sus opciones de sacar rendimiento a su deporte. Es el caso de la UFC. Una competición que ya ha cancelado tres eventos, pero que tiene claro que su combate estelar no se va a perder. La pelea del año entre Khabib Nurmagomedov y Tony Ferguson sigue en pie y se celebrará con total seguridad, tal y como viene anunciando Dana White, presidente de la competición durante los últimos días.

Dana White quiere ser partícipe de la lucha contra el coronavirus arrojando algo de positivismo, pero a su vez atentando contra la salud de las personas que se encuentren involucradas en el evento y al propio deporte mundial que ya parecía conjugar el todos o ninguno con la suspensión de los Juegos Olímpicos. "Es una locura, pero voy a tratar de lograr que se dispute el Tony contra Khabib el 18 de abril y tratar de recuperar la normalidad en este país", confesó recientemente White a Mike Tyson en una charla entre ambos.

Sean cuales sean las razones de esta imprudencia de la UFC, si se realiza el evento será un bombazo de audiencia ya no solo por la lucha en sí, sino también ante la falta de deporte en directo. Por otro lado, la UFC se ha blindado ante toda esta crisis del coronavirus. No habrá despidos dentro de la organización. Aun así, la pregunta es clara: ¿Debe celebrarse el evento?

Las razones

White se escuda en recuperar la normalidad para conseguir que el mayor evento del año en la UFC con Khabib y Ferguson se lleve a cabo. "El mundo necesitaría esto desesperadamente. Si pudieras hacer que esto suceda, es algo que necesitamos. Necesitamos algo para entretener a nuestros cerebros en estos momentos", respondía Dana White. "Creo que los medios han hecho que esto sea aterrador. La gente está comprando todo el papel higiénico que hay. Si miras muchas cosas que están sucediendo ves que es una locura y está totalmente impulsado por el miedo. Es muy raro. Creo que en un año o dos, vamos a decir, '¡santo cielo, cerramos todo el mundo por esto!'", concluyó.

Pero hay un peso más grande que ha podido provocar la desesperación de White por celebrar esta pelea. La disponibilidad de su campeón de peso ligero, Khabib. El luchador ruso practica el Ramadán, que sucede entre el 23 de abril y el 23 de mayo. Un mes de ayuno de cuerpo y mente, que afectará obviamente en la preparación física de un deportista. Además de la duración del propio Ramadán, luego Khabib tendría que volver a ponerse en la correcta forma para el combate lo que provocarían bastantes más días de retraso. Una situación que trastoca los planes de la competencia.

Tony Ferguson celebra una de sus victorias en la UFC. (USA TODAY)
Tony Ferguson celebra una de sus victorias en la UFC. (USA TODAY)

Varios problemas

Una vez conocidas las razones para la realización del evento, llegan los problemas. Uno de los mayores contratiempos que se ha encontrado la UFC para realizar el combate es el lugar del evento. El evento, programado para el 18 de abril, por ahora no se ha cancelado, pero no tiene sede ya que no se disputará en Nueva York, como inicialmente se había previsto. La ciudad es el mayor foco de infectados por coronavirus en Estados Unidos. "Tengo cuatro o cinco ubicaciones en este momento y estamos tratando de cerrarlo", anunció White.

Pero hay varios problemas más que hacen realmente difícil la realización del evento. La realidad es que por mucha sede que se encuentre la lucha será algo descafeinada, como es lógico, ya que se celebraría a puerta cerrada. No habría público y se reduciría el personal de la empresa al mínimo. La UFC tiene que trabajar para ver con cuánta gente puede contar dentro del recinto, qué se puede hacer y cómo sería el resto de la cartelera. Hay que recordar que este tipo de eventos cuentan con bastantes peleas más antes del combate estelar. ¿Quién estará dispuesto a jugarse su salud por el UFC 249?

Joe Rogan, uno de los comentaristas habituales de la UFC, ya ha dado su punto de vista y confirmó que no comentará la velada. "La UFC está hablando de ofrecer un evento este 18 de abril. No sé cómo van a hacer eso. No sé si serán capaces de hacerlo en los Estados Unidos. Hablan de hacerlo en un lugar con menos de diez personas, en una arena vacía. Supongo que alguien lo va a comentar, pero no voy a ser yo", dijo. Las opiniones son contrarias, pero parece claro que el presidente de la UFC no parará hasta ver a Khabib y a Tony Ferguson en la misma jaula el 18 de abril.

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios