SU FUTURO ES UNA INCÓGNITA

Mimos y privilegios a McGregor: la UFC ha creado un monstruo ingobernable

Qué le apetece hacer a Conor McGregor es una de los mayores incógnitas que sobrevuelan las MMA. El poder que le ha concedido la UFC hace que sólo de él dependa pelear o no

Foto: McGregor en un combate de la UFC. (Foto: @TheNotoriousMMA)
McGregor en un combate de la UFC. (Foto: @TheNotoriousMMA)

Si intentamos imaginarnos cómo será el futuro económico de Conor McGregor, no puede aparentar ser mejor a corto, medio o largo plazo. Al luchador mejor pagado por UFC -y de toda de la historia de las MMA- le han puesto una alfombra roja brindándole la posibilidad de poder disputar dos cinturones así como de poder retener dicho título hasta el infinito y más allá, además de otros privilegios con los que le han mimado.

Normalmente, un luchador debe aprovechar su carrera deportiva al máximo para rentabilizarla e intentar vivir de ella de por vida. Avanzar en un ranking es lo que procuran hacer todos, y eso conlleva pelear con los mejores y aceptar que cuando la compañía que te paga te da fecha y nombre de rival se debe aceptar sin condiciones, pero el caso de 'The Notorius' no ha sido ese. De ahí partieron unos problemas que han derivado en hacer la vista gorda ante el mal comportamiento del luchador, que incluso se tomaba la libertad de no comparecer en alguna de las ruedas de prensa. A McGregor se le ha permitido ser el disputador de un cinturón sin haber militado nunca en esa categoría, o la de pelear para otra empresa que le organizaba un combate en otra disciplina como el boxeo. En este último caso, tal vez lo que más haya llamado la atención es que su antes jefe Dana White ahora trabajara para él como su mánager, cambiando y definiendo realmente los verdaderos roles de cada uno.

Todo ello ha provocado que el grueso de devotos de las artes marciales mixtas se dividiera en dos: por un lado están los que deseaban ver perder a un 'bocazas' y por otro los que le idolatraban como un luchador fuera de serie. Dicho esto, son muchas las personas que se preguntan qué va a hacer el irlandés ahora, porque el que decide es él. UFC ya no tiene poder sobre ese luchador que, aunque sigue estando bajo contrato, lo convirtieron en un monstruo aupándole a ser lo que es ahora: un empresario con voz y voto, pero sobre todo con mucho poder decisorio.

McGregor, Nurmagomedov y Ferguson

Conor McGregor no tiene ninguna prisa por pelear, le han dado tanto que podría retirarse ahora mismo y eso le hace dosificar su físico y plantear las estrategias de su carrera con total calma y precisión. UFC está haciendo presión insinuando que el irlandés peleará con el ganador de la pelea que disputarán Khabib Nurmagomedov contra Tony Ferguson para UFC 223 en Brooklyn, Nueva York y que incluso podría ser él quien abriera el mercado en Rusia, pero él tiene la última respuesta. De momento, pide tiempo y respeto en su trabajo para preparar su regreso.

Dana White sabe que McGregor ya no aceptará los salarios de antes, aun habiendo sido los más cuantiosos que se han pagado en MMA. El nuevo caché del irlandés no le va a perjudicar en nada salvo quizás en su imagen si solo se dedica a hacer 'freakshows' como los de PRIDE o Rizin FF. ¿Terminaría así su carrera? Se entiende que un verdadero luchador tiene que luchar para ser denominado así de principio a fin.

¿Qué hará UFC ahora? El poder que dio a Conor McGregor se ha vuelto en contra de sus intereses ya que, si fuera por la compañía, 'The Notorious' tendría fecha para subirse al octógono. El tiempo pondrá a cada uno en su lugar y en la percepción de cada aficionado de las MMA, y esto es algo que McGregor sólo puede controlar si sube a pelear.

Instala la APP de MMA Español para estar informado
*Diego Ortiz es el autor del libro, ‘MMA, una historia de éxito’

Boxeo y Artes Marciales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios