Es noticia
Menú
Pacquiao y su nueva pelea para acabar con el ISIS en Filipinas: "Me uniré a ustedes"
  1. Deportes
  2. Boxeo y Artes Marciales
el isis planeó secuestrarlo junto a su hijo

Pacquiao y su nueva pelea para acabar con el ISIS en Filipinas: "Me uniré a ustedes"

Manny Pacquiao, considerado en Filipinias como el "héroe del pueblo", fue nombrado teniente coronel de la reserva militar por a sus logros como boxeador internacional

Foto: Manny Pacquiao estuvo en el punto de mira del Estado Islámico.
Manny Pacquiao estuvo en el punto de mira del Estado Islámico.

Isnilon Hapilon, líder de la guerrilla de Abu Sayyaf que, reconocido por la organización, en 2014 juró lealtad al Estado Islámico (ISIS), se esconde en Marawi. Hace dos meses, el ejército filipino quiso capturarlo, pero fracasó en la operación. Hapilon contó con la ayuda del grupo yihadista Maute. Daesh tomó la ciudad, quemó colegios e iglesias y más de 200.000 personas tuvieron que huir. Pero Filipinas acaba de encontrar a 'su salvador'. Manny Pacquiao, que también ha estado en el punto de mira de los yihadistas, vuelve a aparecer en escena: “Si cuando vuelva no ha terminado el combate, me uniré a ustedes”.

El púgil visitó la ciudad de Marawi, en la isla de Mindanao, donde el ejército de su país sigue en lucha contra el ISIS, y aseguró que se afiliaría junto a ellos. Parece que el próximo combate de Manny será ante el ISIS. "Ustedes son los auténticos héroes. Yo soy únicamente un boxeador pero ustedes dan la vida por su país", felicitó Pacquiao a sus compatriotas.

Pacquiao es considerado en Filipinias como el "héroe del pueblo", y gracias a sus logros como boxeador fue nombrado teniente coronel de la reserva militar. El campeón del mundo del boxeo decidió colgar los guantes (apenas hace un mes perdió ante Jeff Horn el campeonato del mundo de OMB) para vestirse con el atuendo militar de combate de su país, con el que apareció en escena en la isla filipina junto a varios militares.

Pacquiao, senador en Filipinas

Durante las peleas del bautizado como 'PacMan', los índices de criminalidad Filipinas se reducen considerablemente. Todo el mundo está pendiente del televisor ante uno de los boxeadores mejor pagados del mundo. Pero su servicio por el país filiipino no queda ahí. Pacquiao es senador tras una carrera política que quedó manchada por su homofobía. "Los homosexuales son peores que los animales", llegó a decir. Sin embargo, su situación de senador puede catapultarle a la de presidente del país. Él no suele hacer declaraciones al respecto, aunque sí anunció que dejaría los guantes por la política. De momento, es demasiado joven. Tiene 38 años y en Filipinas para ser presidente se debe alcanzar la cuarentena.

Desde mayo de 2010, Pacquiao representa en la cámara baja a Sarangani, una provincia sureña situada en la misma isla de Mindanao donde la insurgencia musulmana está latente desde hace siglos. El boxeador, que comenzó luchando para sacar a su familia de la pobreza (se mudó muy joven a Manila para luchar por dos dólares por combate), también sufrió el yihadismo en sus carnes. Benigno Aquino III, expresidente del país, aseguró que los yihadistas "desarrollaron planes para secuestrar a Manny Pacquiao o a uno de sus hijos".

placeholder Manny Pacquiao perdió su último combate contra Jeff Horn. (Reuters)
Manny Pacquiao perdió su último combate contra Jeff Horn. (Reuters)

Ganar al yihadismo en Filipinas supondría para Pacquiao una victoria política y personal. El boxeador cuenta con el apoyo del presidente Rodrigo Duterte, que fue alcalde en la isla. Duterte está pasando a la historia por su guerra sangrienta contra el narcotráfico. Sus escuadrones de la muerte se dedican a ejecutar extrajudicialmente a supuestos traficantes. "No quiero tener que matar gente, así que no me votéis", fue su mensaje en la campaña presidencial. La ofensiva de Duterte contra el narcotráfico ha provocado más de 7.000 muertos en poco más de un año, hecho que Donald Trump alabó. "Estás haciendo un trabajo increible", señaló el presidente estadounidense.

El boxeador tampoco desentona

A pesar de la fama y fortuna que ahora lo rodean, Manny no se ha olvidado de sus orígenes y parte de su misión personal sigue siendo apoyar a su pueblo y a los necesitados. Pacquiao proviene de un barrio pobre debiendo que dormir muchas noches en el ring porque no tenía otro lugar en el que descansar. Su actual multimillonaria vida no le ha hecho olvidar de dónde procede.

El boxeo, la política, el ejército... y el micrófono. El filipino tiene cuatro álbumes discográficos en los que suele entonar en tagalo, lengua mayoritaria en Filipinas. 'Laban Nating Lahat Ito' (Todo contra nosotros) fue su primer disco cuando decidió comenzar su carrera como cantante allá por 2006. Quien debutara con 16 años como boxeador profesional se atreve hasta con clásicos internacionales: cantó 'Imagine' de John Lennon, en el show de Jimmy Kimmel, a dúo con Will Ferrell.

La televisión también ha disfrutado de su carisma. Pacquiao ha participado en media decena de películas en la última década y ha actuado en series de televisión contratado por ABS-CBN y GMA Network.

Pacquiao y su nuevo ring de 97.530 m2

Ahora, el teniente coronel parece estar a punto de iniciarse en su nueva faceta, aunque el 'ring' de la isla de Mindana se le antoja demasiado grande, en concreto de 97.530 km². Manny siempre destacó por su carácter ofensivo durante sus peleas, ¿cómo se desenvolverá en este territorio? De momento, el desenlace de la guerra de Marawi depende más de los objetivos de Duterte que de su propia estrategia. Obvio.

En lo político, el desenlace que puede prorrogarse bastante en el tiempo si Duterte decide exterminar la rama insurgente de la zona, pero que se solucionaría por la vía rápida si opta por liberar la zona de dominio yihadista con una contundente ofensiva militar. Quizás el teniente coronel Manny Pacquiao le pueda ayudar en esta decisión.

Isnilon Hapilon, líder de la guerrilla de Abu Sayyaf que, reconocido por la organización, en 2014 juró lealtad al Estado Islámico (ISIS), se esconde en Marawi. Hace dos meses, el ejército filipino quiso capturarlo, pero fracasó en la operación. Hapilon contó con la ayuda del grupo yihadista Maute. Daesh tomó la ciudad, quemó colegios e iglesias y más de 200.000 personas tuvieron que huir. Pero Filipinas acaba de encontrar a 'su salvador'. Manny Pacquiao, que también ha estado en el punto de mira de los yihadistas, vuelve a aparecer en escena: “Si cuando vuelva no ha terminado el combate, me uniré a ustedes”.

Boxeo
El redactor recomienda