"si tengo salud quiero jugar y quiero aportar"

En la NBA dominan los quintetos pequeños, pero si Pau Gasol no juega no es solo por eso

Por segundo partido seguido, Pau Gasol se quedó sin jugar. El pívot español espera que su situación se resuelva pronto y cree que todavía tiene cosas que aportar a los Spurs

Foto: Pau y Marc Gasol se reencontraron este viernes, por primera vez con Marc en los Raptors. (EFE)
Pau y Marc Gasol se reencontraron este viernes, por primera vez con Marc en los Raptors. (EFE)

En el primer partido después del parón del All Star, Pau Gasol jugó lo mismo que en el último previo al evento: nada. El hermano mayor visitó al menor, Marc, en Toronto, pero no se movió del banquillo en todo el partido. Es una imagen cada vez más habitual desde Navidad, cuando regresó tras una lesión que le mantuvo de baja casi dos meses. Pau no cuenta para Gregg Popovich en los San Antonio Spurs y espera paciente a que la situación se resuelva. Una rescisión de contrato es su única opción para salir del equipo a estas alturas de la temporada.

"Sí es decepcionante, soy un competidor y si tengo salud quiero jugar y quiero aportar", dijo Gasol a Efe tras la derrota de los Spurs ante los Raptors por 120-117. El pívot explicó que se encuentra bien físicamente y el motivo de no haber jugado fue técnico. "Ni más ni menos".

"La realidad es que la liga está cambiando mucho. Se está llevando un juego de muy pequeños. Es difícil ver equipos con dos grandes en la pista. Eso limita mucho las opciones para los jugadores grandes", explicó Gasol. Es cierto que desde hace unos años, sobre todo tras el éxito de los Golden State Warriors, el juego de los equipos ha evolucionado. Los más afectados por esa transformación del juego son los pívots, que han tenido que añadir el lanzamiento exterior a su repertorio (el caso de Brook López, por ejemplo). Los que no lo han hecho son interiores muy atléticos valiosos por su capacidad para proteger el aro, rebotear y ser muy efectivos en el 'pick and roll'. El pívot que marca diferencias con su juego de espaldas al aro es una especie en peligro de extinción. Su hermano Marc, que a su habilidades defensivas cerca del aro sumado el tiro de tres, es un buen ejemplo de jugador que se ha adaptado.

Pau Gasol también saludó a Serge Ibaka, jugador de los Raptors y compañero en la Selección española. (EFE)
Pau Gasol también saludó a Serge Ibaka, jugador de los Raptors y compañero en la Selección española. (EFE)

A estas alturas de su carrera, Pau Gasol no es ninguna de esas tres cosas. Salvo el año pasado en San Antonio, nunca ha tenido un lanzamiento de tres consistente porque no lo ha necesitado y no tiene la capacidad física para medirse a jugadores como Clint Capela, Rudy Gobert o Kristaps Porzingis. Tiene razón cuando apunta que la liga ha cambiado, lo que disminuye sus opciones de jugar, pero no es menos cierto que Gasol ya no es el que era. Su declive es evidente. El Gasol de hace una década se habría adaptado mejor al juego que se practica ahora, pero con 38 años, su problemas en defensa son demasiado importantes. Es una cuestión física más que técnica. La carrera de Pau Gasol en la NBA es magnífica, pero de haber llegado en los últimos años a la liga, no es difícil imaginarlo también teniendo éxito con una manera de jugar diferente. Gasol sigue teniendo recursos de sobra para aportar en ataque, pero eso no tapa sus carencias.

Los Spurs son un equipo singular. Es el rey de la media distancia y tira menos triples que casi todos los equipos de la liga (aquí y aquí puedes leer por qué los Spurs son un equipo que va a contracorriente). Lo que sí hace igual que el resto es jugar la mayor parte del tiempo con un solo pívot. Esa posición pertenece al 'All Star' LaMarcus Aldridge, indiscutible e incompatible con Gasol. Aldridge está presente en ocho de los diez quintetos más utilizados por Popovich esta temporada, siempre con 'cuatros' móviles a su lado: Rudy Gay, Davis Bertans o Dante Cunningham.

Popovich evita juntar a dos 'cincos'. Gasol y Aldridge han coincidido en 18 partidos este curso, con una media de 7,4 minutos. El otro 'cinco' del equipo es Jakob Poeltl, llegado el pasado verano en el traspaso que envió a Kawhi Leonard a Toronto. Ha jugado con Aldridge en el doble de partidos, pero el promedio de minutos es de 3,5. Gasol y Poeltl solo ha coincidido en cuatro encuentros. De los tres jugadores, el español es el que menos juega (12,5 minutos de media), ya sea porque Popovich no lo ve con el nivel suficiente o porque prefiere darle minutos a jugadores a Poeltl, cuyo futuro es más importante para la franquicia.

Los números indican que con Gasol en pista, los Spurs empeoran. Pero más en ataque que en defensa. San Antonio es 3,8 puntos peor que el rival por cada 100 posesiones, según datos de NBA.com/Stats. Eso es debido a que mientras el ratio defensivo (puntos recibidos por cada 100 posesiones) es mejor que la media del equipo, el ratio ofensivo de Gasol es el undécimo de los 15 jugadores utilizados por Popovich esta temporada. Cuando está en el banquillo, los Spurs son 1,4 puntos mejores que su rival.

"Aun así, creo que puedo seguir contribuyendo a un alto nivel y apoyando a mi equipo y eso es lo que espero que suceda pronto", dijo Gasol, que todavía confía en la situación cambie en los Spurs, equipo que lucha por meterse en los 'playoffs'. "Estaré preparado para cuando el momento de jugar llegue, sea ahora o sea más tarde", declaró.

Gasol quiere jugar. Y en los Spurs no lo va a poder hacer a menos que cambien mucho las cosas. Tiene contrato con los Spurs hasta el final de la temporada 2019-2020, pero el próximo curso solo tiene garantizados seis de los 16 millones que firmó. Eso facilita un posible acuerdo para rescindir el acuerdo, la única opción posible para abandonar los Spurs a estas alturas de la temporada, pues el mercado de traspasos finalizó el 7 de febrero. Para poder jugar los 'playoffs' tras abandonar los Spurs, Gasol debe salir de los Spurs antes del 2 de marzo. En caso contrario, no podría participar en la postemporada aunque fichase por un equipo que la jugara.

Antes del parón del All Star, Gasol negó las informaciones que indicaban que había pedido el traspaso. "Creo que la gente entiende o puede imaginar que mi situación en el equipo no es lo que yo esperaba, y que mi único deseo es ser capaz de aportar al equipo y poder estar en la cancha y hacer lo que se supone que hago, hacer eso para lo que me ficharon y me pagan", declaró a 'ESPN'. "Eso es todo. Espero y deseo que suceda. Me mantengo positivo. Pero no creas todo lo que sale".

Gasol ha dejado claro que aún no quiere retirarse. No sería una sorpresa verlo jugar con 40 años en la NBA, como en las últimas temporadas han hecho Manu Ginóbili, Vince Carter o Dirk Nowitzki. Pero no parece que sea en los Spurs. Gasol necesita encontrar un equipo que valore esos 15/20 minutos de baloncesto que aún tiene dentro y que le permita acabar su carrera jugando y no en el banquillo.

NBA

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios